ya no hay vuelta atrás

En los tiempos que vivimos actualmente estamos generando una cantidad estupendo de datos día con día, esto hace que necesitemos cada vez más métodos para acumular toda esta información, métodos que adicionalmente deben ser eficientes y duraderos. Ya hemos pasado apuestas como los discos de cuarzo, pero el que está sonando cada vez más en el interior de la comunidad tecnológica es el ADN.

Hoy Seth Shipman, biólogo del Colegio de Medicina de Harvard, está publicando un nuevo hito en este campo, ya que han rematado por primera vez acumular un archivo en el ADN de un organismo vivo, poco que sólo se había conseguido en ADN sintético.

La primera vez que se usa ADN de un organismo vivo

Existen varias compañías que hoy día están invirtiendo en ADN como medio de almacenamiento, Microsoft es una de ellas, y hoy por primera vez se está confirmando que lo han rematado en los genomas de la germen viva escherichia coli. Esto ha sido posible gracias al uso del sistema de impresión de genes CRISPR, con el que han rematado insertar una imagen animada de 36 x 26 píxeles, sí, un GIF.

Los investigadores convirtieron cada uno de los pixeles de la animación en nucleótidos, construyendo así los bloques de ADN. La imagen elegida fue una del fotógrafo inglés Eadweard Muybridge, quien fue el primero en crear fotografías en movimiento en la decenio de 1870. Los responsables del tesina recuperaron los datos por medio de la secuenciación del ADN bacteriano, obteniendo así el 90% de precisión leyendo el código de nucleótidos de píxeles. Todo un logro.

Yaniv Erlich, biólogo de la Universidad de Columbia que no participó en este tesina, menciona que estamos en presencia de un importante avance al probar los limites del almacenamiento en ADN, un avance que nos permitirá constatar en células humanas y que nos abre la puerta al anhelado maniquí de almacenamiento casi ilimitado por hasta 10.000 abriles.

Esta pequeña imagen no se compara con lo que han rematado acumular en ADN sintético, pero es todo un logro porque en el ADN vivo las células se mueven constantemente, cambian, se dividen y mueren. Este es sin duda uno de los pasos más importantes en el interior del almacenamiento en ADN, un técnica que nos asegura que en un futuro podremos vigilar una gran cantidad de archivos de gran tamaño en una pequeña molécula invisible a simple sagacidad, molécula que incluso podremos sobrellevar en nuestro cuerpo y ver el partida de los llamados ‘discos duros bacterianos’.

Más información | Nature
En Xataka | CRISPR sobrevive a su primera gran crisis de reputación (o cómo un paper cuestionable puede hacer temblar la biotecnología actual)


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales