¿Y si no tenemos que esperar a la fusión para tener una energía nuclear mucho más segura?

La energía nuclear se encuentra en una confluencia histórica. El cambio climático y la privación de cortaduras drásticos en las emisiones de CO2 están volviendo muchas miradas alrededor de ella. Sin incautación, la preocupación social sigue ahí y, en buena parte, porque las tecnologías basadas en celeste siguen siendo las reinas y señoras de los reactores nucleares comerciales.

No es un problema per se, pero desde hace décadas venimos escuchando balbucir de alternativas más baratas, más seguras y más limpias que el celeste. Alternativas que nunca acaban de aparecer. Al menos hasta ahora porque el NRG, un laboratorio holandés de investigación nuclear, acaba de poner en marcha el primer examen en medio siglo para crear un reactor basado en el torio.

La alternativa que se abandonó por ser demasiado segura

Ese torio enamorado de la Luna – Wikipedia

Por eso, medio en broma, se suele proponer que el torio es el grafeno de la energía nuclear. Llevábamos décadas oyendo hablar de él como una alternativa más segura, más ocasión y mucho más limpia que el celeste flagrante. Y sin incautación, hemos gastado poco de todo eso. Tanto es así que llevamos 45 abriles sin hacer ningún examen en este campo.

Esto se debe a que, según explican los expertos, las enormes inversiones que requieren este tipo de investigaciones nucleares tuvieron que compatibilizar durante abriles objetivos civiles y objetivos militares. Y para hacer bombas el torio no sirve.

¿Es el torio lo que estábamos esperando?

No es que fuera poco sencillo. Al fin y al punta, los reactores de torio son evidentemente pura teoría, pero sin posibles el resultado era más que predecible. La última investigación seria data de mediados de los 70. La propuesta del NRG es un soplo de melodía fresco y tratará de usar torio para procurar un reactor de sal fundida, una de las grandes esperanzas en lo que a nuevos diseños de energía nuclear se refiere.

Este tipo de reactores usan la sal fundida para, gracias a un “baño” de neutrones, tratar de originar isótopos de celeste y desencadenar las reacciones nucleares. A finales de año, La India pondrá en marcha otro reactor positivo basado en torio. Si todo va correctamente, no habrá que esperar a la fusión nuclear para tener una energía nuclear mucha segura.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales