Wu Yongning, el ‘rooftopper’ chino de 26 años que murió tras caer de un edificio de 190 metros de altura

La búsqueda de la triunfo en redes sociales ha traído el inicio de ciertas “modas” o acciones que buscan conseguir ‘likes’ y ser “alguien” en el interior de este mundo online. Aquí vamos desde la misma golpe de los selfies, que pueden tachar esa la delicada orientación donde encontramos a las ‘sexygrammers‘, hasta el caso extremo del ‘rooftopping‘, donde se pone en riego la vida con tal de conseguir esa triunfo imaginario.

Pues ahora el ‘rooftopping’ ha cobrado una nueva víctima: Wu Yongning de sólo 26 primaveras, quien el pasado 8 de noviembre intentó realizar una de sus famosas acrobacias, para así tomarse el obligado selfie y compartirlo con su más de un millón de seguidores en Weibo. Una cabriola que no salió como él esperaba y terminó cayendo de la planta 62 del Centro Huayuan Hua en Changsha, una ciudad en el Este de China.

Persiguiendo la triunfo imaginario

Según las versiones que han saledizo respecto a la asesinato de Yongning, el ‘rooftopper’ murió el pasado 8 de noviembre y no fue hasta el pasado viernes 8 de diciembre que su novia confirmó el deceso, esto tras varias preguntas de sus seguidores quienes estaban preocupados al no tener novedades en el final mes.

Asimismo, la novia habría publicado el vídeo donde se ve caer a Yongning mientras preparaba todo para hacer una transmisión en directo desde la planta 62 de un rascacielos. Vídeo que fue supuestamente extraído del móvil del mismo Yongning.

De acuerdo a las declaraciones de los familiares, Yongning estaba participando en un provocación de ‘rooftopping’ donde el triunfador se llevaría cerca de 15.000 dólares. Según las declaraciones, el tierno acróbata planeaba usar el boleto para casarse y sufragar las facturas médicas de su causa. Sin bloqueo, a día de hoy no hay información del supuesto provocación y la o las compañías detrás de él.

Yongning tenía entrenamiento en artes marciales y había participado en algunas producciones de televisión y cine como doble, pero un día se empezó a interesar en el ‘rooftoping’ que es donde encontró su maduro provocación. Incluso algunos compañeros mencionaban que Yongning probaba cosas que iban más allá de su capacidad, por lo que tuvo que ser rescatado en un par de ocasiones.

Rooftopping: en golpe y sin regulación

Para quienes no lo sepan, el ‘rooftoping‘ consiste en esquilar edificios y estructuras de gran tamaño usando sólo la tacto y sin tener equipo de seguridad. Uno de los objetivos que se persigue es calar a la cima en el beocio tiempo posible y tomarse un selfie para compartirlo en redes sociales, una forma de evidenciar la correr y demostrar que han puesto en aventura su vida sin tener miedo.

A pesar de lo ilógico que esto puede sonar, el ‘rooftoping’ se ha popularizado de forma enorme en varias regiones del mundo, incluso ha derivado en variantes donde el “acróbata” hace movimientos peligrosos en la cima y en zonas de detención aventura con tal de pulsar la atención y vencer el codiciado ‘like’.

Por supuesto esto ha llamado la atención de varios jóvenes que ven a estas personas como héroes y buscan imitarles, ya que no sólo se comercio de triunfo, sino incluso de boleto. Esta destreza es considerada de detención aventura y es ilegal en todo el mundo, lo que hizo que en sus inicios los ‘rooftopper’ se cubrieran el rostro para no ser reconocidos. Pero vamos, no hay triunfo si no se ve que eres tú, y aquí entró el negociador de las compañías patrocinadoras, quienes contactaron con estos personajes para sobrellevar sus marcas a lo detención de la ciudades a cambio de ropa, accesorios, gadgets y por supuesto, boleto.

A día de hoy no cifras de cuántos ‘rooftoppers’ han muerto por realizar estas hazañas, todo lo que se dice es que al menos una decena han perdido la vida, mientras otros cuantos han sobrevivido quedando con alguna secuela. Esto se debe a que supuestamente existe una regla en el interior de esta comunidad que dice que no se debe susurrar de las muertes o accidentes relacionadas con el ‘rooftoping’, ya que esto ocasionaría una búsqueda y obviamente el fin del negocio, ya que por increíble que parezca, ningún país está buscando evitar esta actividad.

Por lo precedente es que se cree que la asesinato de Yongning se mantuvo en secreto durante el final mes, y es que ahora al haberse confirmado, tenemos todo tipo de reacciones y comentarios. Por ejemplo, hoy el gobierno chino emitió las primeras advertencias tras la asesinato de Yongning, donde por otra parte buscan regular las transmisiones en directo en redes sociales, ya que se está volviendo una “tierra sin ley abierta a todo tipo de situaciones ilegales, obscenas y que ponen en riego la vida de los ciudadanos, todo con el objetivo de atraer miradas y obtener ganancias”.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales