Windows 10 S desaparecerá como edición para convertirse en el “Modo S” en Windows 10

La aparición de una nueva impresión de Windows 10 señal “Windows 10 S” nos cogió a todos un poco por sorpresa. El sistema operante aparentemente orientado al entorno educativo planteaba un cambio importante que hacía que solo se pudieran instalar aplicaciones desde la tienda Windows.

Esa impresión del sistema operante desaparecerá muy pronto, porque Microsoft la eliminará para incluir el llamado “Modo S” en Windows 10 Home, Pro y Enterprise. La táctica cambia, pero el fondo no: lo incluirán por defecto en equipos que tendrás que “desbloquear” pagando.

Desbloquear Windows 10 costará peculio (o no)

En Neowin explicaban cómo funcionará este modo, y las diferencias simplemente no existen. El Modo S simplemente bloqueará Windows de forma que no podremos ceder a aplicaciones Win32 que no estén en la tienda de Windows.

Con el Modo S activado, las diferencias entre versiones Home y Pro se reducen, ya que básicamente son idénticos a excepción de por el hecho de que con la impresión Pro podríamos usar opciones como Bitlocker o Remote Desktop (o el subsistema Linux) que no están muy extendidas entre los usuarios finales.

No queda de momento claro cómo funcionará ese modo de cara a los usuarios que quieren desactivarlo, pero todo apunta a que sucederá lo mismo que pasaba hasta ahora con Windows 10 S: los usuarios dispondrán de cierto plazo para tener lugar a la lectura desbloqueada de Windows 10 Home o Pro de forma gratuita. A partir de ese plazo, deberán avalar cierta cantidad que por lo conocido será de 49 dólares.

Habrá que esperar a un anuncio oficial de Microsoft en este sentido, pero se demora que los usuarios de Windows 10 Home puedan desbloquear el Modo S gratis en cualquier momento, mientras que los usuarios de Windows 10 Pro con el Modo S activado tengan que avalar esa cantidad pasado ese plazo promocional de modernización a la lectura desbloqueada.

Como destacan en The Verge, esperemos que Microsoft acierte al comunicar esas diferencias para evitar confusiones que llevan tiempo provocando con diversos anuncios en el pasado.

Windows 10 S frente a las críticas

Paul Thurrot revelaba cómo según los últimos datos de Microsoft, el 60% de los usuarios de Windows 10 S permanecen con esa lectura. De los que cambian, el 60% lo hace en las primeras horas de tener el dispositivo con ellos, pero si no lo hacen en los primeros siete días, el 83% se mantiene con ese “Modo S” activado.

Esa estadística es legítimo si tenemos en cuenta que muchos usuarios probablemente ni sepan que tienen un equipo con Windows 10 S activado y no necesitan mucho más para utilizarlo que lo que ofrece la tienda de aplicaciones.

Para otros muchos, no obstante, esa inconveniente era y es demasiado importante. Lo vimos en nuestro análisis del Surface Laptop, un equipo que no cumplía en muchos apartados y que desde luego no lo hacía en el apartado del software si uno estaba acostumbrado a usar aplicaciones Windows disponibles en todo tipo de sitios fuera de la tienda de Microsoft.

No solo eso: temas como el de forzar al agraciado a utilizar Microsoft Edge —un navegador ante el precipicio— además es un problema especialmente delicado para usuarios que ya están acostumbrados a otros navegadores, pero la táctica de activar este modo en ocasión de entregar un equipo con Windows 10 S parece una buena forma de aliviar el ocurrencia para los usuarios poco más exigentes con su forma de usar Windows. O, al menos, de disfrazar el problema de opción desbloqueable (sea o no pagando).

Será interesante ver qué ocurre ahora con los fabricantes de equipos. En septiembre de 2017 se anunciaron varios modelos que integrarían Windows 10 S.

A ellos se suman por supuesto los ‘Always Connected PCs’, esos equipos que por fin se anunciaron en diciembre de 2017 y que tenían esa particularidad de estar basados en procesadores ARM (en concreto, los Snapdragon 835) y de disponer de conectividad LTE/4G encima de conectividad WiFi. Estos equipos además iban a tener preinstalado Windows 10 S, así que, ¿qué sucederá con ellos?

Lo más legítimo es pensar que efectivamente lo único que harán esos fabricantes es ofrecer Windows 10 Home o Windows 10 Pro con el “Modo S” activado por defecto, que a nivel práctico será básicamente lo mismo que tener Windows 10 S como sistema operante preinstalado.

El agraciado podrá desbloquear ese modo pagando o gratis según el plazo en que lo haga y impresión a la que quiera “desbloquear” (repetimos: parece que los de Windows 10 Home podrán desbloquear el Modo S sin cargo alguno), de modo que como decimos la audacia de Microsoft simplemente disfraza una situación que básicamente será la misma para los usuarios que querían ceder a equipos con Windows 10 S preinstalado.

En Xataka | Windows 10 S y la “ipadización” de la tecnología: todo lo que perdemos por más control y seguridad


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales