Las aplicaciones de retoque fotográfico son imprescindibles en un momento en el que tanto las redes sociales como la fotografía móvil se encuentran en su punto más clave. Realizar decenas o cientos de fotografías, decidir las mejores, retocarlas y compartirlas en Instagram, Facebook o Twitter se ha convertido en poco menos que una rutina para muchas personas hoy por hoy.

Dentro de las apps más reconocidas para editar las fotografías de una modo rápida, efectiva y, sobre todo, intuitiva, VSCO ha conseguido forjarse un nombre propio. Esta aplicación ha pasado de ser conocida solo en los círculos más dedicados al sector a ser un referente para miles de personas que hacen uso de ella a diario para obtener unos resultados excelentes sin que eso suponga volver demasiado tiempo en en complejos programas de estampado.

Su selección de filtros propios, así como la posibilidad de irlos ampliando mediante compras adentro de la misma app hacen que estos se posicionen por delante de los filtros por defecto de Instagram, por ejemplo. Con la simpleza que proporcionan unos cuantos toques en la pantalla del smartphone la imagen está retocada y serie para ser mostrada al mundo.

A partir de hoy, una nueva función llega para los usuarios más asiduos de VSCO: la posibilidad de editar asimismo vídeo. Los smartphones se han convertido en increíbles cámaras para capturar imágenes pero, de modo paralela, asimismo han hecho lo propio con el apartado referido a los vídeos. Esta es la razón que esgrimen desde la compañía encargada de desarrollar la aplicación para incluir esta nueva útil de estampado.

Como anunciaban en su blog, esta opción viene con dos importantes factores a tener en cuenta: está apto de modo provisional sólo en iOS (aunque no tardará en aparecer a Android) y solo podrán hacer uso de ella los miembros de VSCO X, el servicio de plazo de la app. Mediante la suscripción al mismo (21,49 euros al año) se tiene paso a cientos de filtros añadidos, mejores controles de estampado y, ahora, asimismo la mencionada opción para vídeos.