gaem-660x350.jpg

Videojuegos y sus entregas de premios, ¿obligación de fascinación? [NB Opinión]

Es un hecho preciso de la vida, llega diciembre y absolutamente todos los medios especializados bajo el sol -incluyéndonos- sean grandes, medianos o chicos, todos tiene el deber pudoroso de crear enormes listados reconociendo a los mejores títulos del año, algunos con una mención, otros con mas presupuesto con una estatuilla. Pero al final del día todos lo hacen, casi sin excepción.

No solo las casas desarrolladoras aman estos premios para satisfacer sus cajas y calificaciones en Steam, ya que da exposición a los sitios web en cuestión y permite a los jugadores/lectores tener una “amistosa y saludable” discusión respecto a la opinión de los profesionales.

Actualmente existen tres tipos de entregas de premios: las sencillas menciones de páginas web, cuando estás organizan eventos invitando pares y nominados y las ostentosas premiaciones llenas de faramalla y fascinación.

middel

Las primeras dos son congruo sencillas y humildes, con familia del medio entregando y recibiendo las recompensas, la última es donde entran los VGA y The Game Awards, llenas de escenografías, luces, presentaciones musicales y famosos. Si adecuadamente cumplen exitosamente como espectáculo televisivo ¿es efectivamente lo que los gamers desean ver al momento de una entrega de premios?

Los esfuerzos del periodista Geoff Keighley por tener nuestra propia “ceremonia de los Oscar” ha sido vistos con resultados mixtos a través de los abriles, partiendo por ridículas premiaciones a lo Nickelodeon Kids Choice Awards –cuando el show se televisaba- hasta la más mesurada y adecuadamente recibida The Game Awards presentada desde el 2014 y que este año buscan replicar y mejorar.

El punto a lo que vamos ¿es necesario todo esto para razonar la existencia de una entrega de premios tan costosa y glamorosa? Al final del día la principal función que cumplen los shows de suspensión presupuesto es darnos un relación de ganadores y tener la posibilidad de burlarnos de las pequeñeces y errores que ocurren.

llof

Comprendemos el enorme esfuerzo y talento que es necesario para producir The Game Awards año a año, pero ¿no sería mejor poco mas mesurado? Hay que buscar si que dichos eventos más tranquilos -como los producidos por DICE, Golden Joystick, BAFTA y otros- buscan un formato más directo donde los premios sean el foco, rara vez son vistos por una audiencia tan masiva como lo que ofrece Keighley.

Por ello al final del día la discusión y consejo que buscamos producir aquí es ¿qué es lo que ustedes prefieren? ¿se justifica la enorme inversión monetaria anual de un periodista para intentar pugnar los Oscar para un conocido adolescente o lo importante son solo los premios y reconocimientos para los juegos que amamos durante el año? ¿o  simplemente da lo mismo en honor al entretenimiento?

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.




Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales