Vertu, el extravagante fabricante de móviles (costosísimos), se declara en bancarrota y se despide del mercado

Vertu fue por varios primaveras equivalente de opulencia y hasta poder, aunque no muchas veces estuviera relacionado con lo zaguero de la tecnología. Esto se debe a que fueron los responsables de imaginar móviles con diseños extravagantes con materiales como piel de avestruz, piedras preciosas, como rubíes o diamantes, acabados de opulencia en aluminio y titanio y hasta pantallas de corindón, lo que hacía que los precios llegarán a exceder los 30.000 dólares por teléfono. Hoy Vertu se despide del mercado.

Para quien no lo recuerde, Vertu nació originalmente como una filial de opulencia fundada por Nokia en 1998, sus oficinas y fabrica se encontraba en Reino Unido donde se encargaban de imaginar teléfonos exclusivos bajo Symbian. Lamentablemente todos conocemos la historia de Nokia y su cesión a Microsoft, lo que terminó por afectar el negocio de Vertu, quien hoy finalmente está anunciando que echan el clausura de la fabrica.

Una deuda de más de 165 millones de dólares

Después de que Nokia pasara a manos de Microsoft, Vertu fue vendida al fondo de inversión privado EQT en 2012 por una cantidad, no confirmada, de 200 millones de dólares. En 2015, y frente a los problemas financieros, nuevamente se puso en cesión y fue la compañía china Godin Holdings quien la adquirió por una cantidad no anunciada.

Un año a posteriori, en 2016, Godin Holdings no encontró la forma en que Vertu pudiera ser rentable y la puso a la cesión. Fue aquí donde apareció Murat Hakan Uzan, un patrón turco desterrado en Paris, quien la adquirió por sólo 2,4 millones de dólares. El patrón prometió que la compañía de móviles resurgiría y liquidaría su deuda que ascendía a poco más de 165 millones de dólares.

C4 Personalise Your Vertu

Hoy el patrón está confirmando que no ha acabado rescatar a la compañía y ésta cerrará sus operaciones en el Reino Unidos, lo que incluye el clausura de la fabrica, sus oficinas, por otra parte de sus tiendas ubicadas aproximadamente del mundo, lo que significa que más de 200 personas se quedarán sin trabajo. No se ha mencionado carencia acerca del soporte a los actuales propietarios, ya que hay que recapacitar que Vertu contaba con un servicio de concierge las 24 horas con sólo oprimir un gema.

A pesar de esto, Uzan seguirá siendo el dueño de la marca, la tecnología y todas las patentes de la compañía, por otra parte de que asegura que en un futuro tratará de revivirla, tal y como ha sucedido con Nokia.

Vertu fue perdiendo poco a poco el interés de los usuarios frente a la aparición de sistemas de personalización que hacían que cualquier teléfono, Android o iPhone, se le añadieran materiales de opulencia. Incluso la compañía trato de competir al adoptar Windows Phone y Android en algunos de sus terminales, pero los costes de fabricación para dispositivos a tan bajo masa terminó por sepultar sus aspiraciones. Hasta siempre Vertu.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales