Unos segundos de diferencia en el meteorito que acabó con los dinosaurios podrían haber bastado para evitar su extinción

Dinasaurios. Wikimedia Commons

La fortuna pudo tener mucho que ver en con la acabamiento de los dinosaurios. Un nuevo documental sobre el cráter de impacto del asteroide asociado a la desaparición de las criaturas arroja nuevas certezas. Una idea sobrevuela al conjunto: estuvimos muy cerca de no ser la especie dominante del planeta.

A pesar de todo lo que sabemos sobre los dinosaurios, todavía hay mucho por asimilar. De hecho, el nuevo documental de la BBC, The Day The Dinosaurs Died, nos viene a aseverar que el tamaño del asteroide y la fuerza del impacto no tuvieron la pecado de su acabamiento, sino más correctamente el superficie donde ocurrió y esos segundos que llevaron al asteroide hasta allí.

Al parecer, los investigadores recuperaron piedras del Golfo de México que fueron golpeadas por el asteroide hace 66 millones de abriles. Estas revelaron que el engendro (de unos 15 kilómetros de pancho) no podría poseer vapuleado en un superficie peor en la Tierra para los dinosaurio. ¿Por qué?

La producción muestra cómo el mar poco profundo que cubría el superficie de destino derivó en volúmenes colosales de azufre que fueron inyectados en la medio, extendiendo el período de “invierno global” que siguió a la tormenta de fuego tras el impacto. Por tanto, si aquella masa gigantesca hubiera vapuleado otro superficie unos segundos antiguamente (o a posteriori), el resultado podría poseer sido muy diferente. Según explica el investigador Ben Garrod:

Dinasaurio. Wikimedia Commons

Aquí es donde llegamos a la gran ironía de la historia, porque al final no fue el tamaño del asteroide, la escalera de la arrebato, ni siquiera su efecto integral lo que hizo que los dinosaurios se extinguieron, fue el superficie donde ocurrió el impacto.

Si el asteroide hubiese vapuleado unos momentos antiguamente o a posteriori, en vez de sacudir aguas costeras poco profundas podría poseer vapuleado el océano profundo. Un impacto en los océanos atlánticos o pacíficos cercanos habría significado una roca mucho menos vaporizada (y mortal). La nubarrón habría sido menos densa y la luz solar habría evitado el desenlace.

Este medio ambiente pasó por los océanos en una semana y poco a posteriori a la tierra, dejando sin comida el planeta. Los poderosos dinosaurios tenían pocas posibilidades de sobrevivir en este medio ambiente.

Dinasaurio. Wikimedia Commons

Es aseverar, que todo apunta a que el asteroide golpeó en las aguas poco profundas del Golfo inyectando esa gran cantidad de azufre a la medio y sellando el destino de los dinosaurios. Con la nubarrón de este impacto bloqueando el sol, las plantas ya no podían realizar la fotosíntesis y los dinosaurios que dependían de ellas (adjunto con los dinosaurios que se alimentaban de esos otros dinosaurios herbívoros) comenzaron a fallecer.

Si esas plantas tuvieran suficiente luz solar para continuar realizando la fotosíntesis, es posible que los dinosaurios pudieran poseer sobrevivido a la prueba. Pero no fue así, y aquel hornacina que quedó desenvuelto fue ocupado por los mamíferos. Si los dinosaurios no hubiesen muerto aquel día en aquellas circunstancias, es muy posible que nadie de nosotros estuviese donde está hoy. [BBC]


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales