unos ingenieros imprimen en 3D con una tie

Aunque aún no hayamos pisado el Planeta Rojo, los seres humanos no dejamos de soñar en que lo haremos y de plantearnos la vida allí. ¿Plantar patatas a lo Mark Watney en ‘El Marciano’? Quizás algún día, pero lo que sí parece que podremos hacer es exprimir el polvo de Marte para imprimir en 3D.

La idea viene en parte por el hecho de que la disponibilidad de posibles es uno de los principales factores limitantes en la vida fuera de la Tierra, ya que así se partiría de la tierra del planeta y al punto que se necesitarían otros materiales. Además, dada la versatilidad de la impresión 3D el crear piezas podría además ahorrarse el transporte de ciertas piezas desde la Tierra, fabricándolas allí.

Cuando lo único que hay es tierra, tierra y más tierra

La propuesta nació en el TEAM (Tissue Engineering and Additive Manufacturing), el laboratorio de la ingeniera Ramille Shah y su equipo, en la Northwestern University (Illinois, Estados Unidos). Una entidad especializada en la impresión 3D que ha trabajado previamente con grafeno 3D, nanotubos de carbono y otros materiales.

¿En qué se diferencia la impresión 3D unificado con la marciana que plantea este equipo? Precisamente la esencia está en los materiales, ya que en vez del plástico que asiduamente se usa en las impresoras 3D domésticas lo que han tratado de hacer es afectar el polvo de Marte y de la Luna (a descuido de poder probarlo in situ).

Para ello se basaron en muestras de tierra de los dos astros componiendo finalmente un polvo sintético a pulvínulo de óxido de aluminio, dióxido de silicio, óxido de hierro y otros componentes combinado con un biopolímero. Con esta “tinta extraterrestre” imprimieron distintos tipos de objetos (tanto flexibles como rígidos) cuya composición era en un 90% de ese polvo. Por ejemplo, pudieron imprimir ladrillos parecidos a Legos que podrían estilarse para construir allí, explica Shah en la publicación de la Universidad.

Ahora sólo descuido… Llegar

Tras activo llegado a la Luna en varias ocasiones, parece que ahora el inhabitado secuaz nos sepa a poco y nos hacemos con frecuencia la película (o el tomo) de calar al Planeta Rojo y poder subsistir allí. Ya vimos que lo que plantea la novelística no es tan sencillo como parece, pero la NASA lleva tiempo estudiando la idea y planteando incluso llegar allí en tan sólo tres días.

Algo proporcionado increíble teniendo en cuenta que se calculan unos seis meses de media para recorrer el trayecto de los aproximadamente 55 millones de kilómetros que hay entre Marte y la Tierra, por lo que puede que aún quede proporcionado para que llegue esa primera cometido tripulada al planeta (ya nos contaron desde la propia NASA que dudan que lleguemos en 2030). Mientras tanto, ideas como la del equipo de Shah van anticipándose a esto y ésta concretamente podría servir en misiones a la Luna, que nos pilla “más cerca”.

En Xataka | La NASA quiere ir a Marte, pero primero tendrá que investigar nuestra flora intestinal


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales