una visión tras trabajar en ambas ferias

La menudencia que colmó el vaso fue un apagón de poco más de dos horas en el Centro de Convenciones de Las Vegas, sede principal del CES. Después de favor tenido que recorrer kilómetros y kilómetros por el conocido strip, estudiar planos de hoteles-casino y sufrir otras desdichas logísticas, sí, es momento de investigar que el Mobile World Congress de Barcelona funciona mucho mejor que la feria tecnológica más espacioso del mundo.

Vayamos por puntos.

La sombra de la movilidad es alargada

Las Vegas es una telaraña por la que es verdaderamente complicado moverse. Aunque Barcelona en los últimos primaveras se ha pasado envuelta en varias polémicas por diferentes huelgas de taxi y transporte notorio, encima de los típicos atascos en la salida y entrada del circuito del Mobile, la efectividad es que hay muchas opciones para desplazarse.

En Las Vegas o vas en coche (taxi, Uber, Lyft o uno propio) o estás verdaderamente fastidiado. Hay un servicio de tranvía/monorraíl, pero buena suerte intentando subir a uno en hora punta. También se habilitan autobuses que van recorriendo los casi 7 km del strip pero, igualmente, se colapsan y acaban atascados o dando un enorme rodeo. Y, sí, Uber funciona espléndido (incluso los propios hoteles delimitan los “puntos de recogida Uber” para proporcionar el proceso), pero no hay tanto coche para los más de 170.000 asistentes que prórroga conservar el CES 2018.

Por el contrario, en Barcelona, que registró en 2017 poco menos de 110.000 asistentes, tienes la opción de ir en metropolitano, en tren de cercanías (Rodalies), en autobús notorio, en autobuses privados que fleta la ordenamiento, en taxi, Uber, Cabify. Es cierto que todo se puede mejorar, pero el circuito del MWC está muy acertadamente comunicado y su única gran sitio ayuda mucho, que nos lleva al ulterior punto.

Casino, casi-no, casi-no-llego

Casinooverview1web 1000x395

Ay, Las Vegas, la ciudad del pecado, de Elvis y del neón. Es, sin duda, un enclave forastero para conservar una feria en la que se discute sobre el futuro de la innovación y la tecnología. Tal vez para respaldar que las ruletas sigan girando, la disposición del CES es modular. Básicamente se extiende por los hoteles casino más importantes, encima de por el Centro de Convenciones de Las Vegas. Hay marcas que se hacen con plantas de hoteles para colocar stands y showrooms y otras más humildes que llegan a abonar unos 10.000 dólares por tener una mesa en el evento Showstoppers.

Es complicado no perderse entre casinos para conservarse a una rueda de prensa en el CES

Por ello, se da la circunstancia de que una rueda de prensa puede ser al sur del strip de Las Vegas, la ulterior a varios kilómetros al ideal (recuerda, hay mucho tráfico y pocas opciones para moverse) y otra en el Pabellón Sur del Centro de Convenciones en el stand 23332. Vamos, que es más efectivo cubrir el evento en streaming que desplazarse por allí.

El Mobile se centra en un único gran punto, Fira Gran Vía, donde todas las marcas tienen sus stands, está todo muy acertadamente indicado, hay personal para ayudarte, buses para llevarte de un pabellón a otro, etc. No nos olvidamos del 4YFN, el evento centrado en startups y plan que se celebra en el centro de Barcelona, pero no tiene comparación con la poco destreza capilaridad del CES de Las Vegas.

Rebaños de periodistas

Mwc

Cuando vamos a cubrir una feria como el CES o como el MWC hay una serie de procesos previos administrativos que hay que cumplir. El primero es conseguir la confirmación como prensa, poco que no consigue todo el mundo especialmente teniendo en cuenta que las entradas a estos eventos rondan los cientos e incluso los miles de euros.

Aquí la feria de Barcelona es más exquisita en cuanto a cómo pide que le demuestres que vas a cubrir la feria, para qué medio trabajas y igualmente tiene ciertos requisitos que en primaveras anteriores discriminaban a perfiles como youtubers, por ejemplo. Pero una vez que tienes tu confirmación, todo son facilidades. Desde comunicación preferente a ruedas de prensa, salas para trabajar con buena conexión a internet, varios comedores gratuitos, hasta un humus de transporte notorio sin cargo para los días que dura el evento.

La sensación en el CES es la de que somos rebaños de periodistas que estorbamos

En el caso del CES mi solicitud de confirmación de prensa estaba en “pendiente de aprobación” desde diciembre. No contestaban correos así que tuve que registrarme allí mismo, con la incertidumbre previa de no enterarse si me iban a dejar sobrevenir a la feria. Mi solicitud estaba ahí y estaba todo correcto, pero simplemente algún debía darle a un retoño. Esto parece una queja de algún que quizá tuvo un problema puntual y apartado, pero es que en Barcelona hasta puedes reunir tu confirmación en la propia tiempo de tren o aeropuerto.

En común la sensación en el CES es la de que somos rebaños de periodistas que estorbamos. En Barcelona hay gentío que te ayuda proactivamente, mapas en todos lados (el planisferio del CES este año se incluía en un pesado anuario y el planisferio propiamente dicho no empezaba hasta la página 33) y una transporte pensada para ponernos las cosas más fáciles, no al contrario.

Bonus tracks

Hacía seis meses que no llovía en Las Vegas. Es comprensible que no sea una ciudad preparada para la chaparrón, pero el corte fue solo una de las cosas que pasaron en el CES 2018. Hubo stands inundados (Lyft, Google), goteras, tráfico aún más denso de lo natural. Literalmente fue una ciudad desbordada por la chaparrón.

Cargador Smartphone Vegas

En los primaveras que llevo cubriendo el MWC, no obstante, nunca ha pasado poco tan atractivo como un corte de luz. Aquí hay que aclarar, eso sí, que la cobertura Wi-Fi en entreambos eventos es muy buena, con algunas excepciones de saturación de red.

Por otro flanco, si comparamos el Centro de Convenciones de Las Vegas con Fira Gran Via de Barcelona, es harto más cómodo pasear y pasarse los stands en Barcelona que en la ciudad de Nevada. La disposición de los stands es mucho más clara y estructurada, hay buenas indicaciones, bastantes escaleras mecánicas… Por el contrario, en Las Vegas hay zonas en las que incluso te cobran dos dólares por cargar tu smartphone.

Aunque parece que el Mobile World Congress siempre está en duda sobre si se mantendrá o no en Barcelona, ha conseguido un nivel de evento imponente y que no le tiene ausencia que envidiar a un peso pesado como el CES.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales