hielo-groenlandia.jpg

una pareja peligrosa para el planeta

hielo-groenlandia

Que conste que ni este artículo ni el tesina en el que se plinto pretenden quitarnos a los humanos nuestra inmensa parte de pecado en el calentamiento universal.

Pero sí, el título es correcto, parece ser que las algas tienen además poco que ver en que el hielo se derrita a una velocidad vertiginosa que empieza a ser proporcionado preocupante.

Al menos eso es lo que aseguran los investigadores responsables de un tesina de cuatro abriles llevado a mango por científicos de varias Universidades de Reino Unido, que pone de manifiesto cómo las algas, las bacterias y otros seres vivos y partículas que se encuentran en torno a la capa de hielo de Groenlandia están contribuyendo a que se derrita a pasos agigantados, haciendo que aumente enormemente el nivel del mar.

¿Cuál es la relación entre algas y deshielo?

algas y deshielo

Como sabéis, cuanto más sombreado es un color, más tiende a absorber la luz solar; de ahí que no sea una buena idea pasearse vestido de adverso por Sevilla en el mes de agosto.

Esto tiene muchas aplicaciones en la vida vivo, como pintar las casas de blanco para que la temperatura en el interior sea más fresca, pero además sirve para entender ciertos procesos naturales, como el deshielo de los casquetes polares.

Un gran ejemplo es el de la capa de hielo de Groenlandia, una superficie helada tres veces más excelso de Texas, que en los últimos abriles se ha derretido a gran velocidad, haciéndola el tablas consumado para el tesina Black and Bloom, que ha sido animado este año con el fin de comprobar cómo algas, bacterias y partículas contribuyen a la reproducción de cambios en la reflectividad del hielo, además conocida como albedo.

Y es que, centrándonos en el caso de las algas, sus floraciones poseen un color verdoso sombreado, en algunas ocasiones casi adverso, que tiende a discernir grandes cantidades de luz solar, provocando un aumento de temperatura en el hielo, que se derrite de un modo preocupante.

En las expediciones que realizarán durante los próximos cuatro abriles tomarán muestras y harán examen exhaustivos que permitan predecir si estos procesos naturales contribuyen de forma trascendente al calentamiento universal o si, por lo contrario, no es más que un detalle excéntrico e inofensivo. Además, si se da el primer caso, tratarían de inquirir un modo de solucionarlo. Eso sí, mientras tanto, y como decíamos al principio, no debemos olvidar nuestra parte de pecado y poner nuestro roca de arena para solventarlo. Todo sea por no cargarnos el planeta en el que vivirán nuestros hijos.

Imagen algas y deshielo: National Geographic


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales