Un universo ‘espejo’ en el que el tiempo va hacia atrás

Suena raro. Pero, pensémoslo un segundo, ¿por qué el tiempo tiene que ir con destino a delante? En principio, no hay nadie en las leyes de la física que sentencie que eso debe ser así. Hay diversas teorías, pero en los últimos primaveras hay un especie de científicos que está desarrollando una forma de ver el tiempo proporcionado nueva.

Según los modelos de dos grupos de investigación independientes el Big Bang pudo ser el origen de no uno sino dos universos en los que la flecha del tiempo va en sentidos contrarios. ¿Existe un universo espejo donde el futuro es el pasado?

Dirección prohibida

Panel 2083865 1920

Detrás de uno de estos grupos está uno de los investigadores en la física del tiempo más reconocidos del mundo, Julian Barbour de la Universidad de Oxford. Además de por sus teorías sui géneris sobre que el tiempo es, sencillamente, una ilusión, Barbour es uno de los divulgadores científicos sobre el tema más populares.

La teoría de su equipo desarrolla la idea explicando cómo, en un sistema cerrado de partículas al expandirse, la solemnidad debería crear direcciones temporales distintas y contrapuestas. Por decirlo de alguna guisa, una parte explotaría y la otra implosionaría creando dos universos con “tendencias entrópicas” distintas. Su maniquí es pequeño, pero es interesante. En existencia, se proxenetismo de una consecuencia (‘creativa’) de la segunda ley de la termodinámica.

Según explicaba Barbour a Quartz, esta es forma más natural de concebir el problema (una vez que nos abstraemos de nuestra experiencia personal), “como una fuente que discurre en dos direcciones”. El resto de la comunidad científica no piensa que, efectivamente, se trate de la forma más sencilla de conceptualizarlo, pero es una idea que goza de cierta popularidad.

Una idea cada vez más popular

Snip 20170419151650

Tanto es así que están surgiendo más modelos que juegan con la misma idea central. En el caso de los últimos modelos, no se requiere ni la solemnidad: la aparición de dos universos espejo se produce por simple entropía.

Su maniquí explica que parte de las moléculas se expanden dando zona a un universo (éste) y la otra parte convergen hasta tal punto que ‘rompen’ y comienzan “a perder entropía”. Vamos, el resultado es muy parecido al maniquí aludido, pero más sencillo.

La idea de que existe un “universo espejo” es muy atractiva y por eso hablamos de ella. Pero, sinceramente y a nivel teórico, no deja de ser una curiosidad. Como ellos mismos reconocen, sus modelos están usando la física clásica y se desconocen los resultados al aplicar modelos más complejos.

Sin retención, lo que sí está cogiendo fuerza es todo lo relacionado con repensar la naturaleza del tiempo. Durante milenios ha sido poco a lo que hemos estados atados porque nuestra experiencia del mundo lo daba como evidente, pero su esencia verdadero es poco que no empezamos ni a surcar.

Vía | Quartz


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales