1480373864_450_1000.jpg

Un iPhone fabricado en EE.UU. podría a lograr a costar el triple del precio coetáneo

El presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, afirmó en enero de 2016 que iba a someter a Apple “a fabricar sus malditos ordenadores en EE.UU.”. Los comentarios respecto a la empresa se han ido repitiendo, como incluso los intentos de Tim Cook para tratar de frenar al candidato durante la campaña electoral. Al final tuvo que rendirse a la evidencia.

Trasladar la fabricación de un producto como el iPhone a Estados Unidos supondría un esfuerzo titánico que tendría por otra parte un impacto directo en el precio de estos smartphones. Diversos estudios ya han estudiado esa opción, y los más pesimistas revelan que un iPhone pasaría de costar 600 dólares a cerca de 2.000.

La complejidad de un iPhone “Made in California”

Es lo que señala un estudio de Marketplace de hace dos primaveras que tenía en cuenta factores como el incremento del coste gremial, que es entre dos o tres veces más que el de China según Carl Howe, uno de los directivos de la consultora Yankee Group.

Iphone

El anciano problema, no obstante, no sería ese, sino el hecho de que habría una pesadilla provisión: con la cantidad de componentes que necesita este dispositivo, diversos fabricantes chinos trabajan en una singular acuerdo para alcanzar que en el ensamblado final todo vaya sin problemas. Si unimos eso al coste añadido de los componentes que forman parte de los iPhone, el precio se podría disparar “a unos 2.000 dólares en tiendas”.

Hay previsiones menos tremendistas. Si el iPhone fuera ensamblado en Estados Unidos, pero los componentes siguieran llegando de los actuales proveedores el precio se incrementaría unos 40 dólares. Según el estudio del MIT Technology Review un iPhone 6s Plus, por ejemplo, costaría 789 dólares en circunstancia de los 749 dólares que costaba en su dispersión. Si los ocmponentes incluso proviniesen de Estados Unidos el incremento sería anciano, y ese mismo iPhone podría hurgar entre los 809 y los 849 dólares.

Sin incautación todas estas estimaciones no tienen en cuenta otro aspecto fundamental en esa hipótesis: la de que producir el iPhone en Estados Unidos haría necesaria trasladar incluso las deposición de personal. En China hay unas 150.000 personas dedicadas a todo el ciclo de producción, y ya solo contar con instalaciones para dar trabajo a tal cantidad de profesionales sería un esquema muy difícil de chocar.

Vía | Business Insider
En Xataka | Apple y Trump: ¿qué pasaría si la fabricación de la compañía se trasladara a EEUU?


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales