Un impulsivo que investigaba para una clase de historia se encuentra un avión de la Segunda Guerra Mundial con los restos del piloto

Daniel Kristiansen y su increíble hallazgo. Getty

Se fogosidad Daniel Kristiansen y se encontraba próximo a su padre de ruta en las inmediaciones de Birkelse (meta de Dinamarca). Ambos buscaban poco que pudiera conllevar para las clases de historia de Daniel. Acabaron encontrando los restos de un avión de la Segunda Guerra Mundial (y su piloto).

Daniel ha contado a la CNN como fue la historia. Él y su padre llevaban consigo un detector de metales con el que esperaban encontrar alguna caducidad que pudiera enseñar en la escuela para un trabajo de historia. Lo sorprendente es que en circunscripción de basura, el novicio encontró fragmentos de un avión.

Cuando se dieron cuenta de los restos le pidieron a un vecino que vivía cerca su excavadora. Horas posteriormente y tras cavar 7 u 8 metros de profundidad, dieron con el sorprendente hallazgo. Así lo explicaba Daniel:

Al principio estábamos excavando un montón de tierra con fragmentos de metal, y de repente nos encontramos con huesos y piezas de ropa. Fue como rasgar un vademécum del pasado.

Parte de los restos encontrados. Getty

El novicio explica que en aquel instante se acordaron de una historia que solía contar su anciano. El hombre había vivido durante la Segunda Guerra Mundial en la cortijo en la que ahora vivían Daniel y sus padres. Él les había dicho que un avión germano se había estrellado muy cerca durante el conflicto:

Creemos que fue en torno a de noviembre o diciembre de 1944. Mi anciano me dijo que cuando el avión se estrelló estaba haciendo galletas con mi abuela.

Poco posteriormente aparecieron varios grupos de arqueólogos, quienes acabaron encontrando varios papeles que parecen indicar el nombre auténtico del piloto. Según Torben Sarauw, uno de los investigadores que se ha desplazado hasta el circunscripción:

Pensamos que el piloto caldo de la saco de entrenamiento para pilotos alemanes en Aalborg, una ciudad cercana.

Junto con el traje del piloto, un sombrero y tres preservativos sin usar, los investigadores encontraron su billetera, la cual contenía dos monedas danesas y algunos cupones de alimentos para la cantina en la saco de Aalborg.

Una historia fascinante, ya que adicionalmente se cree que se proxenetismo del primer avión germano enfrentado enterrado en Dinamarca. Daniel, el novicio que un buen día se levantó con la idea de despabilarse en el campo poco para sus clases de historia, ha terminado formando parte de ella con el increíble hallazgo. [CNN]


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales