Un fallo informático permite que demasiados pilotos de American Airlines se tomen vacaciones al mismo tiempo y se lía parda

Organizar el calendario sindical en una empresa pequeña suele ser asaz problemático; si la empresa es más ancho, el problema se multiplica, pero si es gigantesca y con perfiles esencia para el desempeño del trabajo, el asunto cobra carices ya de pictograma. Imagina lo que tiene que tener sobre su mesa el principal de posibles humanos de una de las más grandes aerolíneas del creación a la hora de asignar los días de asueto en un periodo crítico como son las Navidades…

Menos mal que están los ordenadores para echarnos un cable ¿verdad? Pues lo cierto es que no, y si no, que se lo pregunten a la dirección de American Airlines. La gran aerolínea confiaba la ordenamiento de las asueto de los pilotos -un auténtico quebradero de comienzo, como podrás suponer- a un sistema informático que diligentemente iba cuadrando días y pilotos de guisa que los vuelos no se vieran afectados.

Las Navidades son, por excelencia, el periodo con más afluencia de viajeros de todo el año, y por este motivo, la correcta asignación de días festivos resulta crítica a la hora de afrontar este periodo vacacional. El software no había fallado hasta la vencimiento, pero hace unos días, se volvió excesivamente “generoso” a la hora de dar asueto; “se convirtió en Santa Claus: ¿que quieres vacaciones? las tienes”, explicó Dennis Tejer, portavoz del sindicato de pilotos estadounidense (APA).

Esta esplendidez navideña del sistema provocó un caos completo en la compañía aérea que vio cómo la friolera de 15.000 vuelos estaba en peligro de no solucionar el follón. Los responsables de la hilera aérea se han puesto manos a la obra para convencer a un número no determinado de pilotos para que no se tomen asueto los días que el sistema les había permitido, y ya sabemos que el remedio les va a salir muy caro: incentivos de hasta un 150% del salario por cubrir algunas rutas en esas fechas…


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales