un año de cárcel para la usuaria que emit

La constitución sobre temas tecnológicos aún tiene un camino por recorrer, pero la señal “Ley Mordaza” tiene su intención en nuestro comportamiento en redes. Tras la petición de la fiscalía hace unos meses, Cassandra ha sido condenada a un año de prisión por imprimir tweets en tono de fraude sobre Carrero Blanco.

La sentencia viene de Sección Cuarta de la Sala de lo Penal, que concluye en su utilitario que las declaraciones de Cassandra “no resultan convincentes” según recogen en El Confidencial. De este modo, lo que para la usuaria era hacer humor para las autoridades es un acto de humillación contra las víctimas de terrorismo.

El pleito por los tweets de la usuaria se producía el pasado 22 de marzo. En ese momento la acusada se defendía explicando que su intención era “simplemente hacer humor”. Pero la sala considera que sus actos constituyeron “desprecio, deshonra, descrédito, burla y afrenta que han sufrido el zarpazo del terrorismo”.

Un total de 13 comentarios entre los que se encontraban frases como “Película: A Tres metros sobre el Cielo; Producción: ETA Films. Director: Argala; Protagonista: Carrero Blanco. Género: Carrera espacial” y que en ocasiones contenían imágenes, las cuales han añadido pesantez al asunto según el organismo, poliedro que enfatizan “aún más su carácter de descrédito, burla y mofa”

No es la primera sentencia por tweets ni por Carrero Blanco

En enero la red se revolucionaba tras este tweet que emitía Cassandra Vera desde su cuenta @kira_95:

Un objetivo de bromas que, como comentaron en su momento nuestros compañeros de Magnet, es sobrado habitual en la red de microblogging. Aunque ésta no era la primera vez que la Audiencia Nacional imponía una condena por alusiones al que fuese un parada cargo de la dictadura franquista durante sus compases finales, en aquel caso de 18 meses, si adecuadamente se trataba de un tono muy dispar y el propio procesado lo reconoció.

Pese a esto, la condena está ocasionando todavía reacciones y éstas se están viendo tras la publicación de la novedad. Por ejemplo las del abogado David Bravo, que allí de estar sorprendido recuerda que es un mito que cuando la pena es beocio de dos abriles finalmente no se entra en prisión y matiza la importancia del asunto.

La de hoy es otra condena por publicaciones electrónicas, pero diferenciándose de la que veíamos ayer y de otras como la de Javier Omaña Casanova poliedro que en éstas se justificaba directamente el terrorismo.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales