Uber no quiere problemas y despide a Anthony Levandowski, el ex empleado de Google que robó información confidencial

Tremenda proyectil que acaba de soltar Uber con respecto a la demanda que enfrenta por parte de Waymo, propiedad de Alphabet, mejor conocida como la dispositivo de coches autónomos de Google. Ya que luego de varias pruebas y acusaciones, lo que resultó en que Uber fuera declarada culpable de robar información confidencial para el expansión de coches autónomos, Uber está confirmando el despido de Anthony Levandowski, quien es la persona que inició todo esto.

Levandowski, que incluso había sido suspendido de forma indefinida para trabajar en temas relacionados con sistemas de conducción autónoma, hasta este momento no ha ofrecido declaraciones, incluso se ha inútil a colaborar con Uber, su flagrante compañía, para mostrar pruebas que demuestren su inocencia. Debido a esto, Uber ha decidido terminar la relación aplicarse con el ingeniero con el fin de concluir con la demanda por parte de Google.

Uber tiene mucho que perder y lo mejor es deshacerse de los problemas

Para quien no lo recuerde, el pasado 23 de febrero Waymo presentaba una demanda en contra de Uber al encontrar que su ex empleado Anthony Levandowski había robado 14.000 documentos secretos, los cuales estaban relacionados con la tecnología que había desarrollado Google en sistemas de conducción autónoma. Estos documentos habrían servido para que Levandowski fundara Otto, la compañía de camiones autónomos que más delante fue adquirida por Uber, donde Levandowski pasó a formar parte de la compañía como director de la dispositivo de tecnologías avanzadas, donde actualmente se desarrolla el coche autónomo de Uber.

Google presentó pruebas irrefutables de la culpabilidad de Levandowski e incluso buscaban bloquear las operaciones de Uber en coches autónomos. En una primera respuesta Uber retiró a Levandowski de su puesto en lo que terminaba el desahogo de pruebas, y hace unos días el árbitro responsable del caso inhabilitó al ingeniero para trabajar en cualquier tema relacionado con sensores LIDAR. Incluso se llegó a proponer que Levandowski podría ser encarcelado por incumplimiento de cláusulas de secretos industriales en Google.

En esa primera orden, el árbitro incluso pidió que se devolvieran todos los documentos robados a Google antiguamente del 31 de mayo, y aquí Uber pidió la colaboración de Levandowski para terminar esto lo antiguamente posible. La mala mensaje es que Levandowski se ha inútil a determinar y colaborar con Uber, esto amparándose en la Quinta Enmienda de los Estados Unidos con el objetivo de ampararse contra la auto-incriminación, incluso ha contratado sus propios abogados y hasta este momento no ha puesto un pie en Uber.

Uber Waymo

Por lo precedente, Uber le dio un ultimátum donde en caso de no colaborar habría consecuencias. Y al final así fue, ya que el pasado viernes se le entregó una carta de notificación donde se le informaba que Uber terminaba la relación sindical con él oportuno a sus desliz de colaboración en el caso, carta que hoy se ha hecho pública a través de un correo electrónico a todos los empleados de Uber.

Levandowski solo y tratando de defender lo indefendible

Angela Padilla, abogada caudillo de Uber, mencionó lo venidero interiormente del cuerpo del correo donde se incluye la información del despido de Levandowski:

“En los últimos meses, Uber ha aportado pruebas significativas a la corte para demostrar que nuestra tecnología de autoconducción ha sido construida de forma independiente. Durante ese mismo período, Uber ha instado a Anthony a cooperar plenamente para ayudar a la corte a conocer los hechos y, en última instancia, ayudar a probar nuestro caso. Hasta el momento, no hemos tenido respuesta”.

Con esto, Uber demora terminar este enfrentamiento justo y seguir delante con sus desarrollos, pero se desconoce la respuesta y la táctica que vaya a adoptar Levandowski, quien sigue sin ofrecer declaraciones. Lo que es un hecho es que el que era considerado “el ingeniero estrella” ahora está solo y enfrenta severas acusaciones que podrían ponerlos detrás de las rejas, por otra parte de que todo su trabajo ha perdido credibilidad, lo que hace que resulte casi inverosímil que pueda recuperarse.

Ahora mismo Uber tiene que devolver los documentos a Waymo antiguamente de que termine mayo, es proponer, ya. Además de que incluso tienen la orden de que antiguamente de que termine junio deberán entregar al árbitro un registro detallado de todas las conferencias, reuniones, llamadas telefónicas, conversaciones personales, textos, correos electrónicos, cartas, memorándums y mensajes de voz en la que Anthony Levandowski mencionó LiDAR a cualquier funcionario, director, empleado, agente, proveedor o asesor. Algo que deberán hacer sin la ayuda de Levandowski y que hasta este momento se ve complicado.

Vía | New York Times


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales