Tres cosas que puedes (y tres que no puedes) hacer en Latinoamérica con un Google Home [FW Labs]

Google Home fue anunciado en mayo de 2016 y emprendedor con destino a finales de ese año en los Estados Unidos y en buena parte del mundo, sin requisa a Latinoamérica aún no ha llegado de modo oficial. En Google I/O tuvimos el honor de admitir uno de estos aparatos, y como somos curiosos, decidimos realizar un pequeño review (muy superficial) sobre qué es lo que podríamos hacer con esta pequeña máquina.

Según las especificaciones oficiales, podríamos hacer miles de cosas con nuestro nuevo asistente personal; no obstante, las limitaciones territoriales son un autor que está tremendamente presente en este dispositivo. Teniendo esto en mente, vamos con un pequeño relación de tres cosas que puedes hacer con un Google Home y tres cosas que no podrás hacer con él en esta parte del mundo.

google_home_3

Sí puedes: hacerle todas las preguntas que quieras

Si quieres enterarse qué distancia hay entre la Tierra y la Luna, o aceptablemente cuántos kilogramos son 50 libras, el asistente responderá todas las curiosidades que quieras o necesites enterarse. En serio, todas las preguntas.

Lo más entretenido de todo, es que Google Assistant es muy buena para departir, por lo que siempre nos dará uno que otro documento extra, e incluso es probable que nos diga algún chiste entre medio. Por ejemplo, al preguntarle qué es el acto sexual, su respuesta es “aquello que te hace mover el estómago cuando piensas en alguien… A menos que tengas indigestión”. Bien jugado.

Sí puedes: envidiar con él

El artilugio tiene una cinta interesante de juegos en su estructura interna, adicionalmente de otros easter eggs, como beatbox, departir como Yoda, o aceptablemente imitar a Hodor de Game Of Thrones. En la oficina pasamos un rato harto agradable viendo cómo nuestro compañero Norman Gutiérrez era sencillamente humillado por las preguntas de trivia que le realizó.

Por otra parte, existe un listado de preguntas que puedes hacerle para ocurrir un buen rato contiguo a tus amigos o colegas, como si le gusta Star Wars o Star Trek. La respuesta no tiene que ver con Ewoks, tristemente para nosotros.

Sí puedes: organizar tu día

Google Home tiene la particularidad de servir como un asistente personal, pero asimismo como una dietario casera en caso de que no tengas papel y lapicero a mano, gracias a su integración con la app oficial para iOS y Android, la cual te muestra las distintas utilidades que este servicio tiene.

Lamentablemente es acá cuando empiezan los puntos negros, ya que la dependencia entre la aplicación y el hub (porque finalmente eso es) es absoluta. Por mucho que elimines el software de tu teléfono luego de configurar el Home, sin importar el sistema eficaz que tenga tu terminal, inevitablemente poco tendrás que realizar en ese espacio en el futuro, a medida que Assistant vaya aprendiendo más sobre ti, ya sea mostrando contenido en alguna sección del software, o aceptablemente controlando alguna que otra función del artilugio.

null

Ahora aceptablemente, eso es -de modo muy somera- lo que puedes hacer. Hablemos ahora de tres cosas que no puedes hacer en Latinoamérica con esta máquina.

No puedes: controlar aspectos de tu casa

Google Home tiene una buena integración con servicios caseros -de hecho, el principal argumento de saldo es este-, como por ejemplo Philips Hub, producto con el cual puedes controlar las luces de tu hogar, o incluso prender la cafetera, según la empresa. En Estados Unidos, este tipo de cosas es una función medianamente habitual para aquellos que cuentan con un sistema automatizado en sus casas, sin requisa, tal como dijimos antaño, Home aún no ha aparecido de modo oficial con destino a el resto del mundo.

Todo lo inicial se puede resumir en la afirmación de que, si queremos ser como Tony Stark con J.A.R.V.I.S., pues no en Latinoamérica, por lo menos hasta el momento.

No puedes: poner música en él…

(O poco así)

En teoría puedes, pero debes tener un servicio premium en Spotify, o aceptablemente en YouTube Red, ya que no utiliza las funciones de su utilidad gratuita. De todas formas, esto es harto entendible, ya que, por lo menos en teoría, YouTube no tiene música registrada con copyright en su plataforma. En teoría…

También puede funcionar con el servicio de Google Play Music, lo cual apoya el punto más importante de este asistente personal: está especialmente diseñado para funcionar en un ecosistema Android. Por obvios motivos, en la oficina no utilizamos todos los productos de Google, sin requisa para aquellos que tengan un teléfono Android, un Chromecast (individual o integrado en sus televisores) y uno de estos aparatos, las posibilidades son infinitas.

No podemos: departir en castellano

Esto es lo más importante para los usuarios latinos, ya que Google Assistant no está apto en castellano por el momento, significando lo inicial que tendremos que mejorar nuestra dicción en inglés de modo inmediata. Eso sí, en Google I/O nos contaron que el asistente será emprendedor en nuestro idioma con destino a finales de este año. Por mientras, a ensayar nuestro acento.

google_home_4

En conclusión, el artilugio por ahora es de harto utilidad para realizar tareas básicas y muy acotadas a lo corriente, siempre y cuando hables inglés de buena modo. No obstante, si es que tienes planes de comprar uno de estos gadgets de modo impulsiva por estos días, pues te recomendamos esperar a que llegue a tu país con soporte oficial y que el software esté apto en castellano.

De todas maneras, nosotros nos pasamos un buen rato jugando y aprendiendo todas las funciones que la máquina ofrece en la hogaño. La audacia de adquirirlo o no recae siempre en tus manos, pero es muy necesario tener en consideración todo lo que te contamos con anticipación.




Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales