Toma de contacto. Vídeo y fotos

Samsung ha presentado de forma oficial su nuevo Galaxy Note 8, un terminal esperado que combina rudimentos claves de ésta icónica comunidad con la esencia del diseño de las últimas propuestas del fabricante y en Xataka hemos podido tener una toma de contacto sustanciosa. Ahora estamos en condiciones de confirmar todas sus características técnicas, analizarlas a fondo y incluso de daros unas primeras impresiones acerca de todo lo que tiene el Note 8 para ofrecer tras haberlo probado.

¿Será suficiente para dejar a espaldas la dura experiencia vivida con el Note 7 de forma definitiva? ¿sigue teniendo un hueco la idea de una tendencia “phablet” con lapicero en el mercado coetáneo? Veámoslo con detalle.

Galaxy Note 8, primeras impresiones en vídeo

Galaxy Note 8, características técnicas

Características Samsung Galaxy Note 8
Procesador Exynos 64 Bits y 10nm (Qualcomm Snapdragon según mercados)
Memoria 6GB de RAM
Almacenamiento 64GB ampliables vía microSD
Pantalla Super AMOLED de 6,3″ con resolución QHD+
Batería 3.300 mAh
Sonido AKG
Cámara delantero Sensor 8MP AF y tolerancia f1.7
Cámara principal Sistema dual. 12MP AF, 52mm y F2.4 + 12MP Dual Pixel, 26mm y F1.7. Ambos sensores con OIS (estabilización óptica)
Sistema operatio Android 7.1.1
Conectividad Wifi ac MIMO, BT 5.0, LTE Cat16
Extras Carga rápida, carga rápida inalámbrica, conector USB C, Sistemas de seguridad biométricos (escáner de iris, maestro de huellas y examen facial)
Dimesiones y peso 162,5 x 74,8 x 8,6 mm y 195gr

La primera impresión: pocas sorpresas respecto a lo rumoreado. Todo lo que creíamos conocer del nuevo Galaxy Note 8 se confirmó como cierto en el evento de presentación. El resultado es un terminal que a simple instinto y por su hoja técnica está más que capacitado para competir en lo más detención del sector, con todos los rudimentos que constituyen un gradación suscripción de 2017.

El equipo llega con dos opciones de procesador según mercados, el extremo Exynos o Snapdragon de Qualcomm. En uno y otro casos son procesadores de 64 bits, fabricados en 10nm y con dos objetivos claros: ofrecer mayor rendimiento y un último consumo energético. En el primer aspecto la impresión auténtico es que cumplirán objetivos de forma sobrada; en el de la autonomía hay mucho que valorar en el exploración completo pero debemos originarse tomando nota de la resolución y tamaño de la pantalla, que apunta a devora baterías. En todo caso tenéis más datos e información sobre los procesadores usados en los artículos a fondo publicados en Xataka (Todo sobre el Exynos 9 y Snapdragon 835). Como colofón, un aspecto importante de estos Socs es que añaden el soporte para sistemas de cámaras duales o carga más rápida, que son importantes sobre todo en el caso de Samsung, que era uno de los grandes fabricantes que se había quedado fuera de la doble cámara hasta ahora.

Junto a estos SoC de gradación suscripción sumamos una ampliación de la memoria RAM que ahora pasa a ser 6GB. Es cierto que hay terminales con más memoria, como el OnePlus 5 y sus 8GB, pero incluso otros que con 4GB se desenvuelven estupendamente. Como el caso del LG G6 o los propios S8 y S8+. Aquí tenemos una opción que, por paradójico que parezca, puede consumir el año siendo intermedia. Con los 6GB en el Note 8 tenemos un extra para apoyar más todavía el poder ofrecer una buena experiencia en cualquier situación que pensemos, desde juegos hasta aplicaciones exigentes, verdad potencial o multitarea. Y especialmente cuando usemos DeX, uno de los aspectos en los que Samsung ha conseguido ser diferencial este 2017. Para los más escépticos, Xataka Android realizó un análisis de para qué queremos tanta RAM en los smartphones.

Para finalizar, próximo a toda la conectividad mínima que se le exige a un gradación suscripción, como Wifi ac, LTE Cat 16, BT 5.0 o NFC, sumamos en el nuevo Note la pantalla Infinity Display más magnate del fabricante hasta la momento y una condensador de 3.300 mAh.

El tema de la condensador es importante a causa de lo acontecido con el Note 7. Esta ofrece 3.300 mAh de capacidad. Sí, menos que el Galaxy S8+ a pesar de tener dimensiones similares. Pero hay que tener en cuenta que en el nuevo Note 8 había que hacer hueco para el S Pen. De todos modos, lo importante es que cumple con los 8 puntos de control que la compañía ha establecido para apoyar la integridad del dispositivo y seguridad de los usuarios. Dudamos de que en toda la historia de la telefonía haya habido un terminal que pasara una supervisión similar a la que seguro ha sido sometido el nuevo móvil de Samsung.

Samsung Galaxy Note 8 doble cámara

Podéis sacar vuestras propias conclusiones pero estamos frente a una hoja técnica irreprochable, en los que a especificaciones se refiere no creemos que vaya a desilusionar a nadie.

Un diseño con mucho futuro

Diseño del Samsung Galaxy Note 8

El diseño del nuevo Note 8 bebe de lo ya conocido en otras propuestas recientes. Ofrece un cuerpo elegante, con un situación fabricado en metal y donde el cristal es material protagonista tanto en delantero como trasera.

Con unas dimensiones de 162,5 x 74,8 x 8,6 mm y 195gr el aspecto es más cuadrado pero la curvatura del panel y las esquinas tenuemente redondeadas hacen que se sienta muy aceptablemente en mano. El agarre es trascendental y, a pesar de tener que acogerse a ambas manos para su uso, resulta cómodo. Como ha sido siempre en su trayectoria, la gradación Note viene a replicar a los que buscan una de las pantallas más grandes del momento y eso define mucho la experiencia en mano del dispositivo. Como esperábamos está muy aceptablemente construido, con un ensamblado que demuestra que estamos frente a un terminal de gradación suscripción de un fabricante en estado de disposición en lo que a diseño se refiere. Si poco podemos reprochar es que con tanto cristal sí es cierto que tenemos una ligera sensación de miedo frente a posibles caídas: nadie que no suceda con otros móviles basados en cristal o con pantalla tan protagonista (y que una manguita oportuna no solucione)

Pantalla Samsung Galaxy Note 8

A nivel estético pocas cosas se les puede imputar, aunque aquí los gustos personales de cada uno influirán. Apuntábamos a que Samsung lleva un par de abriles en un gran momento de diseño: cuando parecía difícil diferenciarse se sacaron la curvatura de la manga y han llegado asaz a tiempo a la tendencia de marcos mínimos en el móvil con S8 y S8+ siguiendo la castro de Sharp, Xiaomi y LG. En lo que sí creemos que volverá a sobrevenir debate es que la posición del maestro de huellas sigue siendo la menos óptima.

Nuevamente el maestro de huellas está próximo a la cámara principal. Una ubicación que por las dimensiones del terminal hace que resulte incómodo de usar. Por sus dimensiones nos obliga a recolocar el terminal en la mano o “estirar” en exceso el dedo para poder conmover a él mientras lo sujetamos. Sin contar las veces que acabaremos tocando la telescopio de la cámara con el consiguiente perjuicio de mancillar la telescopio para cuando vayamos a realizar una foto.

Con los S8 y S8+ nos sucedió: puedes adaptarte pero creemos que no es la mejor opción. Así que tienes que osar, si asimilarlo o saltar a las otras opciones de desbloqueo que permite: examen facial y escáner de iris. Algo menos seguros en el caso del fácil y cómodos en el de Iris, al menos anticipadamente.

Sistema doble cámara Note 8

Del delantero aseverar que el conveniencia del mismo sigue siendo una maravilla. Con un panel de 6,3 pulgadas y una relación de aspecto de 18,5:9, consumir todo tipo de contenidos resulta una gustazo con el Note 8: la pantalla Super AMOLED que juega a un gran nivel incluso como viene siendo marca de la casa. Y un detalle adicional sobre el que teníamos dudas, una último curvatura en sus laterales respecto a lo conocido en s8 nos ha convencido definitivamente como una prosperidad en usabilidad.

Debido al uso y evacuación del S Pen -demanda veterano superficie plana- el radiodifusión de curvatura de la pantalla se ha estrecho y eso da como resultado un terminal más cuadrilongo pero muy agradable de usar. Creemos que resulta acertado, perdemos cierta espectacularidad en el Note 8 pero evitamos esas ligeras distorsiones de la imagen que aparecen cuando la curvatura es veterano. Además, incluso resulta ser menos resbaladizo que S8 y S8+.

Samsung Galaxy Note 8 trasera

Para finalizar con el apartado de diseño, la trasera de cristal es un imán de huellas, especialmente en el maniquí irritado. Habrá que ver si es problema de la capa oleófuga que a veces no aplican a las unidades de pruebas como la que hemos usado o no. De todos modos es bueno tenerlo en cuenta a la hora de designar entre los diferentes colores disponibles (Midnight Black, Orchid Grey, Deepse Blue y Gold, aunque no todas las opciones llegarán a todos los mercados) porque en los “no negros” va mejor.

Pocas pantallas como esta Infinity Display en el Note 8

Samsung Galaxy Note 8 Infinity Display

La destreza de Samsung a la hora de realizar pantallas es poco que pocos dudan ya. Podrán seguir no siendo la preferida de los amantes de paneles IPS, normalmente por calibración, pero la calidad de estos Super AMOLED no debería discutirse: es sencillamente espectacular.

6,3 pulgadas para la pantalla Infinity Display más magnate de fabricante en la ahora

La pantalla del Note 8 es la Infinity Display, como ellos denominan, más magnate del fabricante hasta la momento. Un panel de 6,3″ con una resolución QHD+ (2960×1440 píxeles) que ofrece una calidad muy suscripción en cuanto a detalle, nivel de negros, contraste, brillo y fidelidad de color, aunque tal vez poco más vivos de lo común en la configuración por defecto (el modo “adaptative display” en los Samsung suele saturar en la búsqueda de espectacularizar un poco, solemos preferir el modo foto)

Samsung Galaxy Note 8 rendimiento

Durante el exploración del Note 8 a fondo os contaremos más detalles pero por ahora estamos frente a una de las mejores pantallas que podemos encontrar en un smartphone. Un panel con el que consumir contenido de todo tipo de forma satisfactoria y que facilita la creación de un dispositivo casi sin bordes.

Rendimiento sobresaliente y prosperidad con DeX

Samsung Galaxy Note 8 S Pen

El rendimiento del Galaxy Note 8 va a estar a la valor de la demanda de usuarios exigentes. Gracias a ese aumento de RAM, ahora tenemos un total de 6GB, y próximo al resto de componentes la experiencia en nuestras primeras pruebas ha sido magnífica.

Es cierto que habrá que probar más a fondo y con uso diario cuál es su comportamiento pero en las demos realizadas, aplicaciones como Lightroom en su modo DeX, el encaje Vainglory, etc. todo se ejecutó sin problemas, sin lag por supuesto. Sumado a tiempos de tolerancia asaz rápidos, transiciones fluidas, etc. hacen que el Note 8 transmita buenas sensaciones de uso.

Procesador potente y 6GB de RAM para dar al legatario todo lo que necesita en su día a día

Samsung Galaxy Note 8 y DeX

En el uso conjunto con DeX, accesorios que ya conoceréis y que nos permite convertir el terminal en un equipo de escritorio con soporte de teclado y ratón, el Note 8 da un paso al frente. En primer puesto por unas mejoras a nivel de integración que gracias al uso de ciertas APIs facilita adaptar al modo de pantalla completa juegos y aplicaciones. En segundo porque parece más capacitado para ese futuro convergente que nos pintan. Y eso se demostró con Lightroom para Android. La aplicación con una interfaz más adaptada al modo escritorio se ejecuta de forma fluida y hace olvidar la condición de tener un PC para dichas tareas.

Samsung Galaxy Note 8 uso del S Pen

A todo esto hay que sumar las opciones que ofrece el lapicero S-Pen. Un ambiente diferenciador de la gradación Note que en esta nueva procreación sigue demostrando que aporta valía. Es verdad que pantallas de veterano diagonal son más adecuadas para usos como dibujar pero aún así se le puede sacar mucho partido.

La respuesta de la pantalla al lapicero en el Note 8 es muy pero que muy precisa, no se aprecia un retardo significativo entre el trazo y lo que aparece en pantalla, ni siquiera problema alguno a la hora de exprimir sus 4096 niveles de presión.

Gracias a las aplicaciones propias e integración que ofrece Samsung, con el S Pen podremos realizar diferentes acciones como tomar notas con la pantalla bloqueada, recortar textos o partes de una imagen, decantarse, dibujar, etc. Si hay un gran porcentaje de usuarios que apuestan por la comunidad Note adecuado al S Pen con el Note 8 lo seguirán haciendo.

El S-Pen vuelve a ser uno de los rudimentos diferenciados y motivos para emplazar por el Galaxy Note 8

Durante la review veremos todo el apartado de rendimiento con calma pero lo que hemos probado a nivel de rendimiento y software nos gustó.

El Note 8 muestra el futuro de la fotografía para Samsung

Samsung Galaxy Note 8 Live Focus

Junto a pantalla y S Pen el otro ambiente esencia de este Note 8 es sin duda su cámara principal. Por fin Samsung da el brinco y desafío por un sistema de cámara dual.

Samsung introduce su sistema de doble cámara, el futuro de sus apuestas a nivel fotográfico

La configuración elegida por Samsung para el Note 8 es la ulterior: Tenemos dos sensores de 12MP, uno y otro a color y con OIS (Estabilización de imagen óptico). Las diferencias están en la distancia focal -52 y 28 mm- así como tolerancia máxima y sistemas de enfoque.

Por un costado tenemos un sensor de 12MP, Autofocus, distancia focal de 52mm (equivalente en película de 35mm) y tolerancia F2.4, es el que se usa para esa opción de teleobjetivo 2X (teleobjetivo óptico); por otro, un sensor de 12MP, Dual Pixel, distancia focal de 26mm (equivalente en película de 35mm) y tolerancia F1.7.

Samsung Galaxy Note 8 Zoom 2X

El uso conjunto de uno y otro sensores incluso será laborioso por la fotografía computacional, característica que permite fusionar diferentes imágenes para lograr mejores resultados a nivel de detalle, color así como una de esas novedades tan demandadas actualmente: desenfoque de fondo o impacto bokeh.

Live Focus es cómo han decidido golpear desde Samsung a la opción que permite ocasionar el clásico desenfoque de fondo que logramos normalmente con cámaras réflex. Su implementación es similar a la de Huawei, tendremos un selector que podremos deslizar para aplicar un veterano o último nivel desenfoque.

La forma en que permite aplicar el desenfoque es interesante y atractiva para usuarios avanzados pero pensamos que igual no tanto para los menos expertos. Dar la opción puede conmover a ser contraproducente con género demasiado exagerados resultando fotografías poco naturales. Por suerte, el desenfoque se puede aplicar tanto antiguamente de realizar la foto como posteriormente de haberlo hecho.

Foto de ejemplo del Note 8
Foto Note 8 1
Foto Note 8 2
Foto Note 8 3
Foto Note 8 4

Con cuatro o cinco fotos no se pueden sacar muchas conclusiones pero la cámara no pinta nadie mal. Es cierto que el modo bokeh habrá que probarlo a fondo, que habrá situaciones donde delimitar los bordes de forma exacta seguirá siendo complicado, pero si mantiene el nivel de las cámaras de sus otros gradación suscripción el sistema de doble cámara aportará más atractivo a una muy buena cámara.

Las tres claves del Note 8: Pantalla, cámara y S-Pen

Samsung Galaxy Note 8 29

Tras esta primera toma de contacto queda claro que el Samsung Galaxy Note 8 se postula como uno de los grandes terminales del 2017. Si es o no el mejor lo veremos con calma en nuestra review y posteriores comparativas.

Pantalla infinita, S-Pen y sistema de doble cámara, las tres claves del nuevo Galaxy Note 8

Por ahora nos quedamos con sus claves: pantalla infinita casi sin marcos, S Pen y sistema de doble cámara. Junto a todo esto el buen hacer del fabricante en temas de diseño, novedades que ofrece Android 7.1.1 próximo a TouchWiz (como App Pair, característica que permite crear un acercamiento directo para editar dos apps a la vez en modo pantalla dividida) o las mejoras del modo DeX.

Samsung Galaxy Note 8 28

Tiene argumentos para atraer a todo tipo de usuarios aunque incluso es verdad que la propia comunidad Note siempre ha sido poco de hornacina: aquellos usuarios amantes de un terminal de grandes dimensiones dispuestos a abonar un extra por el lapicero. Ahora parece poco último ese punto de diferenciación por la cantidad de teléfonos de gran pantalla por lo que puede que algunos se pregunten si ¿merece la pena abonar por el extra del lapicero y las novedades que incorpora frente al S8+?

Saldremos de dudas rápido, tan pronto como realicemos el exploración del Note 8, pero si eres un aficionado del S Pen, buscas veterano pantalla y una doble cámara diríamos que este smartphone está pensado para ti. Y esas ligeras diferencias en diseño incluso podrían ser un punto a su valenza.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales