La historia se repite. Si hace tan solo unos días Apple retiraba sin previo aviso tanto la aplicación típico de Telegram como la nueva Telegram X del App Store, ahora la desaparición se ha producido en la tienda de aplicaciones Google Play, de la que hacen uso todos los teléfonos Android. Desde hace unas horas, cualquiera que se haya dirigido a ella para descargar Telegram X, una traducción mejorada de la susodicho y con un decano número de opciones, se habrá enemigo con que esta se ha desvanecido.

Ante el suceso ocurrido en la tienda de Apple, la compañía se pronunció de modo oficial al respecto, comunicando que la aplicación se había retirado por ocurrir experimentado un tráfico inusual de contenido inapropiado interiormente de la aplicación. Concretamente, el tipo del contenido del que se habló en esta ocasión fue pornografía de niño, lo cual provocó la matanza inmediata de estas aplicaciones del servicio de la compañía que facilitaba su descarga.

Tras esto, se conoció que en realidad el problema radicaba en un plugin o punto de terceros que hacía uso de la aplicación para la distribución de este contenido. La propagación de este malware a través de una técnica que, aparentemente, no reviste nadie que la haga exclusivo, pone en duda el límite de seguridad extremadamente suspensión con el que Telegram ha estado promocionando su aplicación desde la creación de la misma.

Cero explicaciones

La nueva retirada de la app, esta vez en Google Play, vuelve a reabrir el debate de qué es lo que en realidad ocurre con Telegram y qué se está haciendo para ponerle remedio. En el periodo transcurrido entre la desaparición de las aplicaciones en la tienda de Apple y su dorso a esta no se produjo ninguna explicación oficial por parte de Telegram a modo de comunicado que pudiera arrojar poco de luz sobre la situación concreta que estaba teniendo zona, sino que todo lo que se supo por parte de la compañía fue un insulso tuit de su fundador y CEO, Pavel Durov, a través de su perfil personal en Twitter.

Ahora que vuelve a suceder lo mismo, pero cambiando la fuente de origen, el proceso está siendo exactamente el mismo y nadie se conoce acerca de las causas que han podido originar la retirada de esta aplicación (recordamos, en este caso solo se manejo de Telegram X, no ambas) en una tienda que, históricamente, ha sido más laxa en exigencias que la de Apple. Ni Google ni Durov han realizado comentarios al respecto.

Es inasequible conocer durante cuánto tiempo más se prolongará esta situación, aunque si hacemos caso a la experiencia es probable que no sean más que unas horas. Mientras tanto, los usuarios seguirán sin poder descargar Telegram X, la traducción de la aplicación a la que más tambor está dando la compañía de modo nuevo.