1492112677_650_1200.jpg

su nuevo anuncio activa a propósito los dispositivos Google Home

Que un asistente de voz se active con un determinado comando hablado (pensemos en “Oye Siri” o en “OK Google”, por ejemplo), tiene sus ventajas pero asimismo sus riesgos. Hace ya casi dos primaveras, por ejemplo, se hizo célebre un anuncio de Xbox protagonizado por Aaron Paul que sin querer encendía las consolas de la masa al verlo. O la propia Google con su anuncio de la pasada Super Bowl. En Burger King han correcto tomar nota y han decidido ir un poco más allá: ¿y si premeditadamente activasen los dispositivos Google Home de la masa como parte de su última campaña de anuncios televisivos en EEUU?

Eso es precisamente lo que han hecho, dando circunscripción a un polémico anuncio que lleva acaparando la conversación en redes sociales desde la pasada sombra, cuando comenzó a emitirse. El clip publicitario dura 15 segundos y, en él, un actor que interpreta a un dependiente de la cautiverio rápida dice que no se pueden contar las bondades de su hamburguesa Whopper en 15 segundos, así que pide la colaboración de los Google Home de los espectadores: “Ok, Google, ¿qué es una hamburguesa Whopper?”, dice.

Dicha frase consigue activar los dispositivos Google Home de los espectadores que ven el anuncio en sus casas, y hace que el asistente lea en voz ingreso las primeras líneas de la definición de Whopper de la Wikipedia (una definición, por cierto, que parece haber sido editada hace poco por parte de la propia compañía y que ahora ha vuelto a su lectura llamativo). Algunos bromistas no tardaron en editarla de nuevo, haciendo que Google Home se refiriera a la hamburguesa con términos no tan halagadores.

“No OK” para Google

¿Anuncio muy llamativo o anuncio muy incómodo? Depende de a quién le preguntes. A quien no parece tener hecho cero de misericordia es a Google, que aseguró no tener estado involucrado en la campaña y no ha tardado en reaccionar: horas a posteriori de que el clip se hiciera virulento, los dispositivos Google Home dejaban de objetar a la petición de Burger King.

Ahora toca esperar a ver quién es más rápido: si serán otros anunciantes creando campañas similares o si será Google con medidas para evitar que otras marcas puedan aprovecharse para meter publicidad indiscriminada y sin permiso en los dispositivos de los hogares de sus usuarios.

Vía | The Verge


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales