¡Sorpresa! Un estudio demuestra que trabajar menos te hace más feliz (y ser más productivo)

Woman listening to music through headphones

¿Eres de los que se quedan hasta que se hace de tinieblas en el trabajo? ¡Mec! malas noticiero: ese tiempo extra no es solo improductivo sino que por otra parte te hace poco a poco más infeliz. Lo segundo lo podemos entender en buena método, pero lo primero sorprende más; todo ello se deduce de un detallado estudio llevado a extremo en Suecia entre trabajadores sometidos a un elevado nivel de estrés y con las conclusiones que te adelantamos.

En concreto, se analizó durante 23 meses el rendimiento y actividad de las enfermeras de primer nivel de un centro geriátrico (el puesto con un anciano nivel de estrés) a las que se les redujo la marcha sindical a 6 horas entre los meses de febrero de 2015 y diciembre del año pasado. La reducción no tuvo impacto en las nóminas y las empleadas cobraron lo mismo que si trabajaran la marcha habitual. ¿Qué artículos tuvo entre las participantes del estudio este cambio? La primera conclusion es que la productividad de las participantes se incrementó, disminuyendo al mismo tiempo las bajas.

En concreto, las faltas al trabajo por motivos de vigor se redujeron en un 4,7% que trabajando las 8 horas diarias reglamentarias. Las participantes afirmaron sentirse mucho menos cansadas al terminal el día y con esta energía extra aumentaba la posibilidad de resistir a extremo actividades físicas (las empleadas con 8 horas de trabajo diarias tendían más a tumbarse en el sofá y ver la tele). Esta actividad extra redunda a su vez en la vigor de los empleados a generoso plazo y esto tiene claras consecuencias económicas si el cambio de hábitos se mira con perspectiva.

Los detractores de la reducción sostienen que una disminución de bajas del 4,7% es irrisoria en comparación del sobre coste de la reducción horaria, pero los defensores afirman que a medio plazo la marcha de 6 horas sale rentable porque no es necesario contratar personal extra de sustitución. El estudio llevado a extremo en Goteburgo sostiene por otra parte que las participantes ofrecieron una mejor atención a los pacientes al no contar con un nivel de estrés tan elevado.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales