Sony Xperia XZ1, análisis. Review con características, precio y especificaciones

¿Dónde está el firmeza entre proseguir la esencia y ponerse al día? ¿Tiene un parada precio lo verdadero? Puede que Sony se cuestionase esto al idear su última hornada de móviles, pero quien seguro que se lo ha preguntado somos nosotros en el investigación del Sony Xperia XZ1.

El terminal acaba de salir del huevo acompañando al Xperia XZ1 Compact, la serie con una diagonal casi en peligro de terminación, para ser un hermano mediano entre éste y el Xperia XZ Premium. Dice el tópico que el mediano es el hermano que pasa más desapercibido, pero ¿ocurre esto con el nuevo Xperia y su captura 3D? Lo vemos en detalle.

Sony Xperia XZ1, especificaciones técnicas

Sony Xperia XZ1

Pantalla

IPS de 5,2 pulgadas FullHD con Gorilla Glass 5 Resolución 1.920 x 1.080 píxeles (uno 424 pop), HDR

Procesador

Snapdragon 835

Núcleos

4 x 2.35 GHz Kryo y 4 x 1.9 GHz Kryo

RAM

4GB

Almacenamiento

64GB + micro SD de hasta 256GB

Software

Android 8.0 Oreo + capa de personalización

Cámara trasera

Sensor de 19 megapíxeles de 1/2,3 pulgadas enfoque predictivo, vídeo 960 fps, 4K
Cámara anterior: 13MP 1/3.06″

Cámara anterior

Sensor 13 megapíxeles de 1/3,06 pulgadas

Conectividad

Wifi 802.11 a/b/g/n/ac, LTE Cat. 16, Bluetooth 5.0 Sensor de huellas, USB 3.1 tipo-C, NFC

Batería

2.700 mAh, Quick Charge 3.0

Dimensiones y peso

148 x 73 x 7,4 milímetros, 156 gramos

Otros

NanoSIM, microSD, Hi-Res Audio, certificación IP65/68, 3D Creator

Precio

Disponible para reservar por 699 euros y en Amazon (a la liquidación el 18 de septiembre)

Sony Xperia XZ1, review en vídeo

Diseño: lo poco gusta, lo mucho… Xperia

Estoicamente conservadora, Sony no nos deja opción para la sorpresa o para tener un déjà vu porque no ha saliente de lo clásico, de lo verdadero. El XZ1 abandera de nuevo el diseño puramente cuadrilongo, con pantalla y trasera planas, una pantalla que se pierde en el anterior y los bordes en este caso curvos, la parte que puede que sea la que más variabilidad haya experimentado en los teléfonos del hércules japonés.

El terminal es atún, en sombrío es sobrio y elegante, pero es un patrón que hemos manido quizás demasiadas veces.

Con altavoces frontales y el logotipo cabecilla la parte superior adyacente a la cámara subjetiva, el XZ1 guardaspaldas la simetría horizontal y verticalmente en lo que se refiere a anterior y todavía en estos bordes, que en el caso de los laterales dibujan un semicírculo consumado uniendo las dos caras y todavía una ligera curvatura en el del superior y el inferior, siendo éstos dos tapas de plástico.

Sony Xperia Xz1 Diseno

Esta simetría anterior incluye un despilfarro de centímetros bajo una capa de cristal pobremente protagonizado por la pantalla, que ocupa un 68,6% del anterior siendo un tope de gradación en 2017. Viendo tanto éste como otros smartphones de este año del fabricante adyacente con algunos de la competencia, sobran las palabras.

Sony Xperia Xz1, comparación de frontales De izquierda a derecha: Sony Xperia XZ1, Sony Xperia XZ Premium, Sony Xperia XA1, LG V30, Samsung Galaxy S8 y iPhone X. La marcha total de proceso en el “rostro” del nuevo tope de gradación de Sony, o de cómo los japoneses (aún) no se suben (siquiera) a este tren.

Dejando a un flanco el determinismo sonyano, el cual por otra parte no debe siquiera sorprender dadas las convicciones corporativas que recordamos en las primeras impresiones del XZ1 y XZ1 Compact, se alcahuetería de un terminal muy aceptablemente destruido, en un metal que no resbala y que integra logo y bandas de guisa discretísima y elegante en la parte trasera. Discreto todavía el pronto saliente de la cámara principal, no nos da ese miedo que algunas protuberancias o jorobas dan al apoyarlo en una superficie.

Es un terminal muy aceptablemente destruido, en un metal que no resbala y que integra logo y las bandas de guisa discretísima y elegante en la parte trasera

De hecho es un terminal cómodo: no pesa y no resulta demasiado ancho pese a la escasa labranza en compactación, en parte por tener un corpulencia adecuado y por los bordes curvos. Comodidad relativa con el sensor de huellas, regalado que la ubicación depende de gustos y usos, pero en nuestra opinión el colateral es buena opción sobre todo si el profesor actúa tan aceptablemente como éste (con lecturas válidas aunque el dedo pose de guisa colateral o con poca superficie) y tan aceptablemente integrado.

Algo que es relativo al uso pero que todavía afecta al diseño es la resistor al agua. Hablamos de la certificación IP65/68 para polvo y agua, la cual se materializa en las tapas que todavía han sido seña de identidad de la marca (una en este caso). Estéticamente no afecta estando cerrada, pero colocar la SIM y/o la SD sí nos dará ése déjà vu tan indeseado como innecesario, viendo que otros fabricantes dotan a sus terminales de esta característica sin apelar a tapas, efectivas pero cero atractivas y de practicidad cuestionable.

Sony Xperia Xz1 Resistencia al agua

Añadir a este respecto ya que lo mencionamos una consideración en cuanto a la experiencia de legatario y el primer contacto: no tener que resistir el característico pincho para sacar la bandeja SIM está aceptablemente, pero el precio a satisfacer aquí es poco más caro. La SIM tiene una bandeja pequeñísima e independiente de la de la microSD (fusionada a la tapa) poco engorrosa de extraer y harto hacedero que se caiga, quizás no ha sido el mejor diseño para esto sobre todo teniendo en cuenta que en muchos casos los precedentes tienen mejores opciones pariendo de la misma premisa (tapa + bandeja doble).

Sony Xperia Xz1 Aislar en los Xperia es homólogo de tapas. En este caso sólo una para la SIM y la SD.
Sony Xperia Xz1, bandeja SIM Al rasgar la tapa extraemos con ella la bandeja para la SD. La de la nanoSIM está separada, teniendo un pequeño saliente del que tirar regalado que se encuentra introducida en el terminal.

Pantalla: el Full HD es más que suficiente, pero hay un importante dictamen que remediar

Si la cuestión es no subirse a los trenes la resolución siquiera va a ser una excepción, en este caso para aceptablemente (en caso de retinas conformistas y con nivel medio de exigencia). 5,2 pulgadas de pantalla IPS con resolución FullHD y las opciones de personalización de la capa del fabricante dan, a grandes rasgos, una buena experiencia, aunque no le podemos dar un 10.

Sony Xperia Xz1 Uso 02

El nivel de brillo mayor es suficiente para hacer frente a los incisivos rayos del sol de mediodía sin que nos cuesten ver los utensilios de la pantalla, pero el ajuste de brillo obligatorio deja que desear de indeterminación, siendo harto inconsistente y bailando entre un nivel demasiado bajo y el adecuado. Sin problemas en otras situaciones, nits suficientes, buen nivel de contraste y colores que todavía podemos ajustar según la viveza que prefiramos, así como la temperatura del blanco.

Sony Xperia Xz1 Ajustes Pantalla La capa de software de los Xperia siempre viene aceptablemente proveída de personalización para la visualización de la pantalla. Entre los ajustes podemos encontrar la opción de la viveza de los colores, la temperatura de los blancos o un modo para mejorar el vídeo, aunque éste postrer escasamente se percibe.

Buenos ángulo de visión, aunque según qué porción de inclinación tengamos veremos que el blanco se torna verde o sombrío casi como ocurre con las aberraciones de algunos AMOLED. Y lo que no nos ha gustado cero y es una verdadera conmiseración es el sharpening, es proponer, esa especie de pérdida de honradez que aparece claramente con texto claro y fondo sombrío con el brillo a niveles altos (quizás os suene del LG G3, regalado que fue el gran pecado de aquel precoz panel 2K), lo cual podemos ver por ejemplo en la interfaz de Spotify, concretamente en la casilla de reproducción minimizada, o en la cortinilla de notificaciones.

La pantalla es de calidad, con buenos colores, contraste y nivel de brillo, pero es una conmiseración lo del “sharpening”

Por lo demás es un panel a la prestigio, con buena sensibilidad táctil y nivel de detalle más que satisfactorio. Bien aquí ese resignación con un FullHD más que suficiente que siempre será menos chinche a nivel de consumo, y el problema con brillo obligatorio es un asunto de software que aceptablemente podría corregirse con futuras actualizaciones.

Sony Xperia Xz1

Rendimiento: se nota, se siente, un buen SoC está presente

El patronímico Premium sigue conllevando un panel 4K en la casa japonesa y no veremos esto en el hermano mediano del XZ Premium, pero sí su procesador y su RAM. El Xperia XZ1 todavía integra el postrer SoC de Qualcomm, el Snapdragon 835, salpimentándolo con 4 GB de RAM, siendo en esto mellizo del XZ Premium.

Si aceptablemente no se alcahuetería de la combinación más potente (sobre el papel) del mercado y siquiera se han subido de momento al tren de los 6 GB de RAM, la experiencia es pareja a la que tuvimos con el hermano viejo y tanto la tolerancia de apps como su funcionamiento, así como el despliegue de la multitarea, se sucede sin lag, tirones o parones. La gráfica Adreno 540 completa el cupo en lo referente al “motor” del smartphone, y en lo que respecta a juegos pesados como Asphalt 8 o Sniper 3D siquiera apreciamos ningún parón, cerradura o separación.

Sony Xperia Xz1

Eso sí, la temperatura sube sobre harto si tiramos de cámara o juegos, obviamente harto más si gozamos de altas temperaturas ambientales en torno a los 27 – 30 grados centígrados (aunque simplemente estemos con un cliente de Twitter). No llega a ser inaguantable del todo incluso cuando alcanza los máximos de temperatura (lo cual ocurre sobre todo en la parte de debajo de la trasera, a la derecha si ponemos miramos a la pantalla del terminal).

Lo que sí nos ha fallado es la cámara, y probablemente se deba a este aumento de temperatura aunque no siempre nos haya regalado el aviso. Algún separación y algún reinicio puntuales que no se han cliché tras esperar unos minutos a retornar a usar la cámara, o aceptablemente las advertencias que Sony acostumbra a mostrarnos si el terminal alcanza ciertos grados de que algunas funciones no se podrán usar hasta que se enfríe.

Sony Xperia Xz1 Temperatura A la izquierda las temperaturas que registró ajustado antaño de reiniciarse, a la derecha en otro momento de calentamiento en el que no hubo ningún problema de funcionamiento. De ahí que pese al aumento hacedero de temperatura que tiene el ZX1 no creemos que ocasione fallos de software.

Por lo demás ningún otro problema de ejecución o tolerancia, fluidez continua y navegación aceptable en todo momento. Os dejamos los resultados de los benchmarks para quienes los tomáis como remisión en comparación con los de otros terminales de configuración equivalente o cercana.

Prueba

Sony Xperia XZ1
(Snapdragon 835 + 4 GB RAM + Adreno 540)

Sony Xperia XZ Premium
(Snapdragon 835 + 4 GB RAM + Adreno 540)

Samsung Galaxy S8+
(Exynos 8895 + 4 GB RAM + Mali-G71 MP20 )

OnePlus 5
(Snapdragon 835 + GB RAM + Adreno 540)

AnTuTu

140.805

151.304

170.805

178.967

GeekBench (Single / Multi)

1.833 / 5.718

1.892

6.711

1.988

6.616

1.951

6.711

PCMark Work

6.886

6.533

6.011

7.981

3DMark (IceStorm Unlimited)

38.805

40.102

31.519

Software: no sólo de galletas vive el legatario de un Xperia

Sony siempre ha optado por imponer aplicar sus líneas de estilo, su estética y sus apps en sus smartphones, manteniendo algunas interfaces tal cual las tiene Android como la cortinilla de notificaciones, pero personalizando cajón, menú de ajustes y algunos otros aspectos del sistema. En esta ocasión el disfraz lo lleva un Android 8.0 Oreo acabadito de salir del horno, condición de la que no gozan otros fabricantes.

Sony Xperia Xz1, Software Así viene el software del Sony Xperia XZ1 de industria.

En su momento nuestros compañeros de Xataka Android desgranaron todas las novedades que traerá la nueva traducción del sistema activo de Google, algunas de las cuales ya hemos podido verificar en el XZ1 como los puntos de notificación, los canales de notificaciones o el Picture in picture (PiP) de momento arreglado en Chrome.

Sony Xperia Xz1, Novedades Android Algunas de las novedades de Android 8 Oreo en el Xperia XZ1: de izquierda a derecha, los degradados en las notificaciones, el punto de notificación (ver Spotify) y el “Picture in Picture” con Chrome sobre Spotif.

Con capas agresivas siempre solemos suscitar lo futuro: teniendo en cuenta que el maquillaje por parte del fabricante puede exigir más posibles pero en ocasiones complementa las carencias del sistema nativo, ¿en qué punto se encuentra la experiencia con el terminal?

Aquí hablamos de que el motor lleva buenos y abundantes pistones y que un Snapdragon 835 y 4 GB de RAM aguantan por definición bastantes embistes, pero lo cierto es que, como hemos recalcado antaño, lag no hay, así que junto a pensar que adicionalmente del hardware hablamos de un software desinteresado en lo referido a la ejecución y toma de posibles por parte de la capa de Sony.

Sony Xperia Xz1 Algunas de las particularidades de la capa de Sony, como un tutorial para manejar al legatario por la misma o las aplicaciones propias.

¿Qué nos gusta? Parte de ello ya lo hemos mencionado. Sony es de los fabricantes que deja que el legatario ajuste el color y la temperatura de su pantalla a su distinción, y adicionalmente en este caso todavía facilita opciones para configurar la gala de las cuales hablaremos más delante. Una conmiseración que no vitamine la (poco ajustada) información sobre el consumo de depósito que da Android y que en casos como en la capa de ASUS sí vemos poco más ampliada, pero cualquier cosa que signifique dar la posibilidad de designar o ajustar al legatario siempre se agradece.

¿Qué no nos gusta? Lo contrario, es proponer, lo impuesto. Sony sigue insistiendo en que usemos sus propias apps, incluyendo algunas de dudosa utilidad como What’s New, la cual de hecho ni podremos inhabilitar u ocultar como sí ocurre con otras como Boceto. Tampoco estaría cero mal que hubiese una opción similar al Ambient Display de Android y/o un desbloqueo o activación de la pantalla con doble toque, regalado que la posición del profesor de huellas en el colateral es de las más incómodas si usamos el móvil apoyado sobre su superficie trasera y esto mejoraría la experiencia de uso.

Sony Xperia Xz1 Algunas apps propias pueden desinstalarse o inhabilitarse (izquierda), otras no (derecha).

Cámara: seguimos hablando en singular para la trasera, pero se agradece un real modo manual

Muy irónicamente quizás la cámara en los smartphones sea lo que más le haya costado ponerse al día a este fabricante japonés, cuyos sensores mueven cámaras tan potentes como la de los iPhones y cuyas divisiones de cámaras de todo tipo destacan posicionándola como marca puntera desde hace décadas. Al menos si atendemos a los resultados previos o al hecho de que el fabricante de momento haya decidido suceder de la tendencia coetáneo en fotografía móvil, dejando a este nuevo XZ1, que perfectamente se dibuja como un buque insignia para su catálogo de este año, sin doble cámara.

Sony Xperia Xz1 Camara Trasera

Lo que nos encontramos en el Sony Xperia XZ1 es un sensor Exmor RS de 19 megapíxeles con vidrio G de f/2.0 y de gran angular de 25 milímetros para la cámara trasera, y otro de 13 megapíxeles para la anterior con objetivo gran angular de 22 milímetros. Sobre el papel no entra en batallas de aperturas máximas, teleobjetivos con teleobjetivo óptico u otros extras que han utilizado como atractivo otros fabricantes, pero veamos cómo nos plasma la ingenuidad el XZ1.

Comentar que el ZX1 tiene un pulsador específico para la cámara, pero tiene una utilidad cuestionable, sobre todo cuando nos encontramos una interfaz que no obedece a los volteos y que siempre mantendrá el pulsador de disparo en el flanco del USB. Además, teniendo en cuenta que tenemos un entrada rápido desde la pantalla de separación y la posibilidad de configurar otro con la doble pulsación del pulsador de encendido, hemos utilizado el pulsador exclusivo de cámara casi por obligación (por probar) y más veces por percance, regalado que al intentar disparar con la mano izquierda éste queda ajustado donde ponemos el dedo de apoyo, y disparamos sin querer.

Una app sencilla y completa, pero mejorable

La app de fotografía de los Sony ha sido tradicionalmente sencilla, con una interfaz discreta, con los apartados justos y una navegación basada en los deslizamientos o swipes para cambiar de modo. Todo esto se mantiene en la traducción coetáneo, añadiendo en este caso más opciones para el modo manual y la posibilidad de aprender en cámara súper lenta (ambas cosas las veremos en detalle a posteriori).

Sony Xperia Xz1 Interfaz App Camara La interfaz de cámara para los modos obligatorio (hacia lo alto), manual (centro) y vídeo (debajo).

Lo que podría mejorarse es la disposición en la interfaz de disparo de ciertas opciones que conviene tener más a mano y que no vemos en este caso al mantenerse escondidas en el menú de ajustes propio de la app. Hablamos del HDR, sólo arreglado en el disparo manual, o del modo de suavizar piel para el disparo con la anterior, opciones que por lo universal suelen tener su switch o pulsador directo adyacente a los del flash o el cambio de cámara.

Por otra parte está el funcionamiento. La de cámara es la única app que ha mostrado un comportamiento nómada (muy puntualmente, eso sí) y que ha provocado incluso reinicios como decíamos antaño. La temperatura influye, pero regalado que incluso a mayores temperaturas que las registradas durante los reinicios la cámara ha funcionado aceptablemente, parece más cosa de software, quizás al aplicar las actualizaciones (regalado que en otras ocasiones no hemos tenido estos problemas, incluso con móviles más básicos).

La app está a medio camino de la absoluta simplicidad de la app de cámara de Android y otras que son todo lo contrario

En cuanto a opciones, la app está a medio camino de la absoluta simplicidad de la app de cámara de Android y otras que son todo lo contrario, repletas de funciones especiales y añadidos de “belleza” en el caso de la anterior. Para un uso unificado es más que suficiente, regalado que en ocasiones tanta opción al final cae en el olvido si no se alcahuetería de una aplicación que tenga el resultado (o se haga mainstream) de los modos retrato, teniendo en cuenta que el disparo manual da poco más de diversión (por fin), aunque falte la apoteosis de seguir el RAW.

Sony Xperia Xz1, Camara

Cámara trasera: una experiencia con nubes y claros, y las primeras no favorecen cero

Como hemos especificado en la presentación de esta sección partimos de un hardware que sobre el papel queda poco por debajo de sus rivales, teniendo en cuenta que no hay estabilización óptica de imagen y la tolerancia máxima está por debajo de esas f/1,7 y f/1,6 que vemos en Samsung y LG. Por su parte Sony complementa con captura predictiva, ráfagas a 10 fps, la cámara lenta a 960 fps o la creación de modelos 3D entre otros añadidos. Veamos qué tal en la actos.

Sony Xperia Xz1 Camara

Con luz rico la cámara cumple de guisa aceptable, con colores realistas y buen balanceo de blancos. Al rastreo de objetos para el enfoque ya nos tenían acostumbrados y en esto sigue salvando muy aceptablemente la foto incluso cuando la luz escasea un poco. Donde mejor queda es en las macro, sacando buenas instantáneas incluso a condición y en interiores y luz media o contraluces.

Sony Xperia Xz1 Luz Abundante
Sony Xperia Xz1 Panorámica

Las ráfagas se realizan sin parones y mantienen todavía la calidad en las macro, así como en otros encuadres y disparos. El cambio a otros modos todavía se produce sin incidentes, aunque tendremos que tener en cuenta para el enfoque y el ajuste que al suceder de obligatorio a manual el tamaño de la toma cambia (más ancho y alargada en disparo manual) y hay un pronto teleobjetivo (si estamos haciendo una macro nos tocará aumentar la distancia al ítem).

Sony Xperia Xz1 Noche Rafaga Una foto de una ráfaga de más de 10 disparos de indeterminación con buena iluminación. El resultado es más que satisfactorio.

Pero lo que más penaliza la experiencia es una equivocación de detalle harto habitual, que obviamente se acentúa en disparos noctívago y con luz muerto, donde el ruido todavía hace acto de presencia. Esto debe preocuparnos si priorizamos la honradez y no nos conformamos con obtener fotografías para redes sociales o para no ampliar, pues es en el detalle donde se nota más esta carencia.

Sony Xperia Xz1 Foto Detalle

Para sujetar el ruido puede ayudarnos el disparo en modo manual, ya que ahora por fin hablamos de uno como tal en las cámaras de Sony y nos deja ajustar independientemente velocidad de obturación, balanceo de blancos, ISO, exposición y enfoque. Ante una situación de luz media-baja, podemos forzar un disparo con la ISO mínima (ISO 50) y evitar en parte el ruido.

Sony Xperia Xz1 Foto Detalle Media Disparo con luz media-baja en modo obligatorio.
Sony Xperia Xz1 Disparo con luz media-baja en modo manual.
Sony Xperia Xz1 Disparo noctívago en modo obligatorio, con ISO 2000, velocidad de obturación de 1/16 segundos y un tamaño de 5.056 x 3.792 píxeles (por defecto queda así).
Sony Xperia Xz1 Foto Detalle Noche Disparo noctívago en modo manual (sin HDR). Ajustamos la ISO a 640 y la velocidad de obturación a 1/4 segundos. El tamaño que queda es de 5.504 x 3.096 píxeles en este tipo de disparos.
Sony Xperia Xz1 Foto Detalle Noche Manual El mismo disparo de antaño activando el HDR. En este caso la diferencia es poca, resulta más útil con más luz.

En el modo manual todavía tenemos el HDR, modo que al combinar varios disparos suele librar los cielos en determinadas situaciones que de otro modo quedarían en blanco. El HDR queda activado hasta que lo volvamos desactivar nosotros, aunque salgamos de la app (y, por cierto, las resoluciones de vídeo y fotografía no vienen por defecto al mayor).

Sony Xperia Xz1 Comparacion HDR

En la actos la experiencia con este modo manual ha mejorado mucho con la ampliación de opciones y el hecho de que cada uno de los ajustes sea independiente (en ocasiones no podemos ajustar velocidad de obturación y exposición, es o una u otra, por ejemplo), y nos da opción para desafiar con el enfoque y inquirir bokehs, intentar afinar el disparo noctívago jugando con la exposición y el enfoque o probar a sacar el intención de aguas de seda o las estelas de luces (con trípode, claro).

El modo manual ha mejorado mucho y nos da opción para desafiar con el enfoque y inquirir bokehs, intentar afinar el disparo noctívago jugando con la exposición y el enfoque o probar a sacar el intención de aguas de seda o las estelas de luces

No va a evitar las acuarelas y la acusada pérdida de honradez en cuanto el sol se empieza a ir, pero con el HDR y la versatilidad es un plus a tener en cuenta para quienes buscamos exprimir la cámara al mayor. Eso sí, podría destacarse más el ámbito de enfoque en el modo manual porque no se llega a ver del todo aceptablemente.

¿Y la captura predictiva? Buen trabajo aquí de los japoneses, regalado que funciona muy aceptablemente en ambas cámaras, aunque quizás demasiado. Los disparos nos suelen pillar de sorpresa, sobre todo teniendo en cuenta que “se anticipa a la sonrisa” y que sin ni tan siquiera mirar a la cámara (y un sutilísimo movimiento de las comisuras, unos milímetros) la cámara captura la imagen. Después podemos designar la que más nos gusta, eso sí.

¿Y la captura en 3D? Aquí nuestra experiencia ha sido harto desastrosa, regalado que depende muchísimo del entorno y de que podamos proseguir la estabilidad y la distancia con respecto al ítem que escaneamos. Esto no es hacedero, adicionalmente la app no permite el enfoque manual y es harto engorroso que enfoque y que no sub/sobreexponga, con lo que se nos quejará de que no hay suficiente iluminación o hay demasiada. El resultado: mucho 3D, pero monstruoso.

Sony Xperia Xz1, 3d Algunas capturas de la app para creaciones 3D. No resulta demasiado intuitiva, adicionalmente de que nos obliga sí o sí a realizar un escaneado de una persona para “desbloquear” la app y poder escanear lo que sea. No hemos podido realizar ningún escaneo desinteresado.

Cámara anterior: buen resultado sonrías o no

La captura predictiva dará en este caso harto diversión regalado que lo obvio es que haya siempre al menos un rostro en estos disparos. No obstante, el hecho de que sea tan precisa en este caso puede concluir agobiando un poco, al disparar delante la mínima sospecha de sonrisa y obteniendo al final muchos más de los que teníamos intención.

En universal tenemos un resultado aceptable a nivel de balanceo de luz y detalle. No destaca en esto postrer, pero no encontramos una pérdida viejo de la esperada como si nos ocurre con la trasera. Se defiende aceptablemente en interiores y en situaciones donde podríamos ver acuarelas que en este caso se resisten poco más a salir.

Sony Xperia Xz1 Frontal Interiores

El disparo moviendo la mano sí nos puede resultar más útil y funciona harto aceptablemente. Y en cuanto al modo de suavidad de la piel y al HDR no son demasiado agresivos, y de hecho éste segundo no siempre nos salva el bóveda celeste en el fondo como sí suele ocurrir con el de la cámara trasera.

Sony Xperia Xz1 Comparacion El intención piel suave es la habitual pérdida de detalle, de modo que se disimulan imperfecciones, pero en este caso es muy suave y cero agresivo como el de otros fabricantes.

Eso sí, aunque aquí todavía tenemos modo manual, éste no tiene cero que ver con el que tenemos en la cámara principal y no permite cero más que no tenga el disparo obligatorio aparte el ajuste de la exposición y el balanceo de blancos, cuando lo natural aquí sería poder desafiar con el enfoque para exprimir al mayor la tolerancia F/2.0 buscando el desenfoque.

Buen resultado de esta anterior en universal, incluyendo disparos con media y muerto luz. Lo único que equivocación es el enfoque, regalado que aunque detecta muy aceptablemente las caras y podemos ayudar con un tap, no es extraño que “se pierda” y acabe enfocando automáticamente al fondo, quedando poco confuso el rostro.

Sony Xperia Xz1 Frontal El primer plano se nos desenfocó al preparar el disparo, yéndose el enfoque al fondo.

Vídeo: la súper cámara lenta mola mucho, pero las tomas nocturnas no tanto

Otro de los reclamos del apartado de cámara en este terminal (y en su antecesor) es la capacidad de capturar vídeos a cámara lenta a 960 fps (Motion Eye en términos de marketing), o lo que es lo mismo, cámara súper lenta. Esto se traduce en secuencias de 5,9 segundos al reproducir el vídeo, fruto de pulsar el pulsador propio de la función que aparece sobre el de Rec, de modo que la cámara hace una captura de 0,184 segundos a 960 fps.

La verdad es que es una función divertida hasta cierto punto, si aceptablemente la captura a cámara lenta no es ni mucho menos poco nuevo. Pero con la capacidad de hacerlo a 960 fps (en calidad 720p, ojo, no tenemos 4K en estas tomas) aporta poco de frescura a esta clase de tomas y en relación al uso lo han adaptado de una guisa muy clara e intuitiva, aunque limitada en cuanto a las opciones del legatario regalado que obliga a que sean estas capturas cortas sin posibilidad de prolongarlo o de editarlo a posteriori. Os ponemos algunos ejemplos en distintas situaciones.

Por lo demás la captura del vídeo es muy buena de día (con luz rico) tanto en FullHD como en 4K, perdiendo harto detalle si hacemos teleobjetivo (en parte por la imposibilidad de encauzar manualmente y el hecho de que no lo haga de guisa cibernética) y echando mucho de menos un estabilizador que vaya más allá que la función SteadyShot, la estabilización de imagen de 5 ejes que sólo funciona en compacto a FullHD a 30 fps con el modo Inteligente activo.

Aunque el tranquilo problema en estas tomas es una subexposición por defecto inasequible de evitar y que limita mucho la compacto en estas situaciones, tanto en FullHD como en 4K. En cuanto la luz disminuye la calidad decrece de guisa demasiado llamativa, mucho más que la pérdida que se retraso de la cámara de un smartphone que no es un gradación media o muerto, sino todo lo contrario.

Sony Xperia Xz1 Captura Video Arriba el Sony Xperia XZ1 grabando, debajo el iPhone 7. Se puede apreciar como el primero subexpone mucho, tanto en comparación con el fondo como con el otro terminal, y no hay posibilidad de ajustarlo mejor.

El enfoque manual brilla por su marcha tanto antaño como durante la toma del vídeo, si aceptablemente puede activarse el rastreo de objetos que funciona harto aceptablemente. Y un pequeño dictamen de diseño puede poseer sido la ubicación del micrófono, situado en la saco al flanco del USB (se ve un pequeño agujero) ya que se tapa o se toca con facilidad y afectará a la captura de sonido, que es muy buena aunque se trate de una fuente de audio alejada (y esto le quita puntos regalado que el tocar o tapar puntualmente esta entrada afecta a la calidad final del vídeo).

Autonomía: no es mala, pero podría ser mucho mejor

Aunque la autonomía no es cuestión de números siempre está aceptablemente ver qué miliamperaje/hora trae la de cada terminal, así como los tiempos de carga (lo cual sí pesa harto en la experiencia, sobre todo ahora que la carga rápida se va extendiendo). El Xperia XZ1 comparte esta característica con su hermano pequeño el Compact incorporando una depósito de 2.700 mAh, unos 400 menos que el XZ Premium.

En la actos estos miliamperios/hora se traducen en poco más de media recorrido con uso intensivo (mucha cámara, mucha consulta de redes sociales, reproducción multimedia de vídeo y audio, etc.) y conexión de datos, prolongándose hasta las 17-18 horas de vida media (con una media de 8 horas activo) si hacemos un uso más unificado y menos chinche.

Sony Xperia Xz1

Pero para concluir el día o calar al día futuro hemos de suceder el día con wifi y tocando muy poco el terminal. La media de horas de pantalla está entre 3 y 5 horas, según qué perfil de uso sea el nuestro (intensivo o moderado).

No es una depósito sobresaliente y es un punto harto mejorable, sobre todo teniendo en cuenta que con un viejo bulto que el XZ1 Compact tiene la misma y quizás pudiese haberse laborioso poco más el espacio para una viejo, pero para un uso moderado da para casi toda la recorrido, sin siguiera ajustar demasiado en cuanto al consumo de apps. Los modos STAMINA y Ultra STAMINA dan todavía poco de tregua en el consumo, sobre todo el segundo que sí capa ciertas funciones.

Sony Xperia Xz1 Ajustes Podemos configurar algunos aspectos para vencer poco de autonomía.

El tiempo de carga impreciso desde el 0% al 100% con el móvil triste es de unas dos horas y media con el cargador que viene de serie, el cual no soporta Quick Charge 3.0. Con uno que sí la soporta se carga en poco más de dos horas, aunque se nota más en la primera media hora de carga en la cual se llega casi al 50% de la depósito.

Sony Xperia Xz1

Sonido: atiborrado de opciones para los más sibaritas del audio

Si hay una experiencia que el legatario puede ajustarse al detalle con este terminal ésa es la gala. El menú de ajustes de audio del Xperia XZ1 dispone de muchas opciones para adaptar la audición a nuestras preferencias, yendo desde el más tradicional ecualizador (con algunas preconfiguraciones y la posibilidad de seguir dos ajustes personalizados) y a un surtido de funciones bautizadas en cada caso con su pertinente y particular nombre comercial, más o menos justificado.

Sony Xperia Xz1

Quizás la ordenamiento de todas estas opciones podría ser mejor, con dos claros apartados de auriculares y altavoces interiormente de la misma (y especificando ahí ya interiormente de lo necesario si afectará a conexión analógica o inalámbrica) y con algún toggle para la cortinilla de notificaciones, app propia o pulsador flotante que permitiese un entrada más rápido a la configuración. Al menos para el ecualizador o las opciones que solemos variar según el tipo de sonido que estemos escuchando.

Aquí no hay una configuración óptima; dependerá de la sensibilidad de nuestro audición y sobre todo de nuestro distinción. Pero lo que sí es objetivo es más allá de los nombres y promesas la activación de un modo u otro da una experiencia distinta, que ya podrá gustarnos más o menos.

  • DSEE HX: sólo sirve para auriculares con cable y si se activa no es compatible con ninguna otra opción (se desactivan todos los switchs). Se alcahuetería de un sonido de suscripción resolución, dando poco más de calidad (y bajando el bulto en cuanto se aplica).
  • ClearAudio+: al activarlo se inactiva la opción de ajustar el ecualizador, pero probablemente éste cambie a alguna configuración determinada con esta opción. Al activarlo se optimiza el sonido obteniendo más matices, aunque menos claro que con la opción precursor (si estamos en auriculares).
  • Efectos de sonido: incluye el ecualizador, la opción de configurar qué tipo de sonido envolvente queremos (sala ancho, sala pequeña, etc., para auriculares) y el S-Force Front Sorround (fuerza más la salida de audio, haciendo que la música suene más parecida a una compacto acústica -aunque no lo sea-).
  • Normalizador dinámico: para sujetar las diferencias de bulto entre distintas pistas.
Sony Xperia Xz1

Personalmente dejé activados el ClearAudio+ y el normalizador dinámico. Cada opción aporta una experiencia distinta y nos encajará según prefiramos un sonido poco más nítido, con más matices o queramos añadir o quitar bajos. Y pese a que podría estar todo más accesible y/u regular, es harto deductivo y entendible aunque no se sea entendido en audio ni mucho menos.

Cada opción aporta una experiencia distinta y nos encajará según prefiramos un sonido poco más nítido, con más matices o queramos añadir o quitar bajos

Tengamos ya todo esto configurado o lo dejemos como viene de industria, la experiencia con el audio es muy buena. Tenemos una expulsión estereofónico por los dos altavoces frontales que suena con calidad incluso a volúmenes altos (la pérdida empieza en torno al 80-90% del bulto total), con un bulto mayor de unos 106 decibelios según nuestras pruebas (el tope depende todavía de qué opción de las anteriores hayamos activado).

Sony Xperia XZ1, la opinión de Xataka

Gustar no es difícil, convencer sí es un liza. Cuantas más cartas juegues más posibilidades habrá de que aciertes con una, pero la esencia de ampliar un catálogo es que las opciones aporten poco desigual a nivel interno, sin olvidar los reclamos para competir con los rivales, pero Sony no hace concesiones en este sentido y sus buques insignia siguen un camino independiente en sus actualizaciones.

Sony Xperia Xz1

El Sony Xperia XZ1 es un terminal elegante, muy aceptablemente destruido y que da una experiencia de uso buena a nivel de fluidez y opciones. No echamos de menos prácticamente cero y es un buen centro multimedia sin requerir auriculares o limitarnos por el tamaño de la diagonal de pantalla, pero nos equivocación “un algo”: que tiro pecho en cámara(s) y que considere dejar detrás algunas señas de identidad que afectan a la experiencia como el pulsador de cámara o un anterior desaprovechadísimo.

es un terminal elegante, muy aceptablemente destruido y que da una experiencia de uso buena a nivel de fluidez y opciones

La temperatura ha sido otro pecado recurrente en los terminales de la marca y en este caso siquiera es una excepción, si aceptablemente aunque constante el aumento no resulta inaguantable y no compromete las funciones del terminal más allá de una app de cámara aparentemente mejorable y posiblemente un viejo consumo de depósito. Si somos de zonas cálidas no tendremos ni que sacar el terminal de la mochila para encontrarnos una trasera ardiendo.

Sony Xperia Xz1 Uso

El XZ1 es un “sí, pero”. Es una mezcla compensada de mejoras y el resignación de la marca a la que le ha faltado salpimentarse un poco en cuestión de cámara y que podría poseer sido una prueba de que el FullHD es más que suficiente para una buena experiencia si no fuese por ese sharpening (que no tiene por qué tener relación con la resolución, pero empobrece la experiencia).

Sony Xperia Xz1

8.25

Diseño8,5

Pantalla8,5

Rendimiento9

Software8,5

Cámara7,5

Autonomía7,5

A protección

  • Acabados y construcción: material resistente, no resbala, elegante y adicionalmente cómodo.
  • Muy fluido pese a tener capa de personalización, sin “lags”.
  • Buen audio y personalizable a parada nivel para los usuarios más exigentes.

En contra

  • La cámara está por debajo de las expectativas (sin calar a ser mala), sobre todo en muerto luz y de indeterminación (foto y vídeo).
  • El “sharpening” de la pantalla y el ajuste de brillo obligatorio de indeterminación.
  • La autonomía es harto mejorable (y el cargador incluido podría ser el que soportase Quick Charge 3.0).

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Sony Xperia. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

En este artículo han colaborado Pedro Santamaría y Alberto Pájaro con la realización del vídeo.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales