¿son estas memorias una verdadera revolución en el almacenamiento?

La presentación de la nueva comunidad Optane de unidades de memoria llega tras primaveras de expansión y la promesa de enterrar al disco duro tradicional. De hecho Intel parecía indicar que sus memorias no volátiles 3D XPoint podrían incluso ponérselo difícil a los exitosos SSD.

Las cosas no están tan claras ahora que las primeras unidades han llegado tanto al mercado empresarial como al mercado del usuario final. Al menos en el segundo caso nos encontramos con unidades pequeñas y cuyas ventajas, por mucho que lo diga Intel, no dejan atisbar ninguna revolución en el mercado contemporáneo. Parece más adecuadamente que Intel se quiere inventar una alternativa a un problema que (ya) no existe.

Cacheando que es gerundio

Los propios ingenieros de Intel plantean su alternativa para favorecido final como una alternativa para representar como gusto de un sistema de almacenamiento tradicional más amplio gracias a los controladores Rapid Storage Technology. Eso plantea algunas barreras, como el hecho de estar soportado solo en Windows 10 64 bits y solo para la partición de comienzo.

Intel1

Eso implica que estas memorias Optane de 16 (44 dólares) y 32 GB (77 dólares) para favorecido final —el descripción podría cambiar para las unidades empresariales— están orientadas a servir como “aceleradoras” para que el sistema activo y las aplicaciones más frecuentemente usadas vayan más fluidas.

Aunque como indican en AnandTech los rendimientos en repaso son fantásticos (1.200 MB/s) las cosas empeoran claramente en escrituras (280 MB/s), pero es cierto que esa orientación al cacheo de operaciones frecuentes hacen que ese desequilibrio no sea tan importante.

Bienvenidos a un nuevo término: profundidad de trasero

Para defender la validez de la idea, en Intel nos hablan de un término que se había manejado poco en descomposición técnicos: la profundidad de trasero (Queue Depth, QD), que indica el número de peticiones pendientes de entrada/salida (E/S) que se pueden “encolar” al mismo tiempo en un regulador de almacenamiento.

Qd

Como explican en LegitReviews, Intel proporcionó una serie de estudios en las que se evaluaba en qué tipo de profundidad de trasero estaban distintos tipos de aplicaciones y operaciones, y en esa gráfica se demostraba que las profundidades de trasero bajas eran mucho más importantes que las altas en la mayoría de operaciones de repaso y escritura. A lo espacioso del tiempo, revelaban los estudios de Intel, la mayoría de las operaciones se situan entre las QD1 y las QD4.

Queue Depth Ssd Optane Performance

Ahí es donde está el cierto beneficio de las memorias Optane: se portan fantásticamente en esas QD bajas, frente a un disco duro que sufre en presencia de esas situaciones. Por esa razón Optane tiene sentido para Intel en esos escenarios en los que según Intel se pueden alcanzar hasta 14 veces los rendimientos de unidades tradicionales, y que incluso son superiores a los SSD convencionales e incluso a las atractivas unidades M.2 NVMe. Cuidado: esto son datos de Intel, y hasta que se pueda evaluar el comportamiento positivo de Optane (salen el 24 de abril), tenemos que observar esas conclusiones con sentido crítico.

Casos de uso: si solo tienes un disco tradicional, buena idea (parece)

Si uno se fija en los casos de uso propuestos por Intel (en la imagen) se ve cómo la propuesta de Optane está orientada sobre todo a equipos con un disco duro tradicional en los que esta dispositivo podría mejorar sensiblemente el comportamiento universal del equipo gracias a esos rendimientos en lecturas y a su interfaz PCIe 3.0 x2 NVMe.

Casosuso2

El discurso, de hecho, es muy similar al que se ha realizado durante los últimos años con las unidades SSD. Si no tienes una dispositivo de este tipo en tu equipo, actualizarlo para instalar el sistema activo en ella es una fantástica idea que te permitirá “rejuvenecerlo”. Con Optane la idea es básicamente la misma, pero es como si Intel hubiera llegado tarde a la fiesta. Si ya tenemos SSDs, ¿para qué necesitamos Optane?

Según Intel, se prostitución de una alternativa más baratura que la de un SSD. De este modo, podrías combinar una dispositivo HDD tradicional de 1 TB con una dispositivo Optane de 32 GB y el coste sería inferior al de una dispositivo SSD de 1 TB e incluso que una de 500 GB. Es poco así como una progreso de las unidades de disco duro híbridas que se han hecho famosas en equipos de Apple con sus famosos Fusion Drive, una opción que podría ser curiosa en ciertos escenarios.

El problema con ese planteamiento es que en ingenuidad uno no puede “actualizar” sus equipos con Optane. Este tipo de módulos M.2 solo están disponibles para equipos con ciertos procesadores de séptima reproducción de Intel, y solo con algunos chipsets. No todos los fabricantes de placas saco ofrecerán soluciones compatibles, lo que limita el significación de la alternativa.

De hecho aun en el caso de tener un equipo compatible, ¿para qué queremos Optane? Es muy poco probable que determinado que se importación un equipo con uno de los nuevos chipsets y procesadores de Intel instale como dispositivo principal un disco duro: las unidades SSD M.2 NVMe son una alternativa demasiado atractiva, y los precios no son tan elevados. Es cierto que si quieres librarse un poco de plata puedes optar por combinar un disco duro tradicional con una de estas unidades Optane, pero ¿no prefieres tener una dispositivo SSD para todo?

Ssd

La alternativa que Intel nos propone con Optane abre nuevas posibilidades, desde luego, y eso siempre es bueno. Ahora sois vosotros los que decidís. ¿Creéis que Optane puede ser en realidad interesante ahora que el disco duro está decayendo en equipos de nueva hornada? Puede que simplemente este primer movimiento de Intel sirva para que comencemos a conocer las ventajas de unas unidades de memoria que desde luego son interesantes, pero que lo serían mucho más con capacidades de almacenamiento más amplias. Todo llegará (esperamos).

Más información | Intel
En Xataka | Que los portátiles sigan ofreciendo SSD de 128 y 256 GB a estas alturas tiene fácil explicación


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales