1491593547_450_1000.jpg

Sin un Note ni un Galaxy S8 disponibles en el primer trimestre, Samsung va a conseguir sus mejores beneficios

Como cada año sobre estas fechas, empresas gordas como Samsung tienen que ocurrir por el examen de las cuentas e inversores. Lo que tenemos por delante es la previsión del resultado trimestral que acaba en marzo de este año, el primero para la firma coreana.

¿Cómo son esos números? Pues sobrado buenos, de hecho parece mentira que la empresa haya estado pasando problemas tan importantes en los últimos meses: hemos vivido el arresto y madurez del vicepresidente – heredero – de Samsung, implicado en un escándalo de soborno. También la recuperación del fiasco Note 7, con el constante aumento de inversión en la salida del Galaxy S8.

Si hablamos de cifras esperadas, Samsung dice que va a conseguir unos beneficios de 8.700 millones en el trimestre, salidos de unos ingresos de 44.000 millones. Esto no es ninguna broma, los beneficios marcan un récord en la compañía, anteriormente establecido en el ‘Q3’ de 2013.

A pesar de centrarnos en los teléfonos, que pesan mucho en sus cuentas, estos son datos de Samsung Electronics, la compañía completa

heredero El “heredero” está en la prisión desde comienzos de año

Sin un Note en el mercado y todavía esperando al S8, Samsung ha conseguido sus mejores números

Si la comparación la hacemos con el mismo periodo del año pasado, vemos que esos beneficios son un 50% superiores. Los ingresos generales, sin incautación, se mantienen sobrado planos de un año para otro, lo que quiere afirmar que han aprendido a superar más.

Más bonito todavía es ver que los beneficios son mayores a los conseguidos en el cuarto trimestre de 2016: 7.800 millones de dólares. Es la época navideña y se suelen conseguir mejores ventas.

El segundo trimestre pinta muy adecuadamente

Lo positivo que va a sacar Samsung de estos números de cara a sus inversores, y la industria, es que tiene un trimestre por delante muy ilusionador, con la salida mundial de las dos versiones del Galaxy S8.

Seguro que Samsung está gastando una cantidad enorme en publicitar al S8, pero los números le respaldan

El año pasado el Galaxy S7 sí contó en ese primer trimestre, y en este periodo no han podido contar con ningún Note que les mejore los números iniciales del año, así que la comparativa con el ‘periodo 2016’ tiene todavía más valencia.

¿Cómo se consiguen mejores cifras con estos ingredientes? Analistas como Bloomberg apuntan a que en China la demanda de teléfonos que usan sus componentes ha mejorado de forma importante el rendimiento de la división correspondiente de Samsung.

Para tener una confirmación de estos datos, encima de una visión estructurada – por divisiones – de las cuentas, todavía tendremos que esperar algunas semanas.

note 7 No junto a duda que con un Note 7 – sin problemas – las cuentas hubieran sido todavía más potentes

Más información | Samsung | Yonhap News


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales