sin colas, con robots y un posible futuro

Los dominios de Amazon ya alcanzan dimensiones de infarto si hablamos de su comercio electrónico. Pero eso era sólo el punto de partida y desde hace un par de primaveras la compañía de Jeff Bezos ha entrado en contorno físico y parece que Amazon está preparando nuevas líneas de tiendas físicas con un ingrediente diferencial: la interacción con sinceridad aumentada y potencial para la adquisición.

La compañía ya introdujo el trabajo con algoritmos de estudios industrial (deep learning) combinado con sensores en cuanto a facilitar de la adquisición con Amazon Go. Pero según las fuentes del New York Times en los planes de Bezos y su multitud hay poco más que supermercados, siendo la interacción y el proceso de adquisición distintos de lo convencional. Repasamos el camino que está recorriendo Amazon en el comercio físico y los planes que parecen tener.

Primera parada: libros para deletrear y tocar

En noviembre de 2015 Amazon abría su primera librería física, Amazon Books, en Seattle (Estados Unidos). Explicaba Jennifer Cast, vicepresidenta de Amazon books, que el movimiento venía motivado por los datos de consumo de los que disponían.

Libreria

Algo más de un año a posteriori las declaraciones de Sandeep Mathrani, CEO de General Growth Properties Inc. (un gran cirujano de centros comerciales), indicaban que la compañía planeaba abrir entre 300 y 400 de estas librerías tan sólo en los Estados Unidos. Una operación que implicaría que las librerías pudiesen tener una maduro presencia en más centros comerciales, reduciendo costes de comprensión y construcción al no tener que comprar o arrendar terrenos.

No obstante, esto tal cual no se llegó a confirmar. Lo más flamante con respecto a las librerías físicas Amazon Book es la confirmación de que habrá una décima de nuevo en Seattle, en el centro comercial Bellevue Square. Pero la transición a la conquista de la saldo física no hizo más que iniciar con los libros.

Segunda parada: la adquisición de la semana (o la del momento)

El pasado mes de diciembre la compañía de Bezos nos sorprendía con un concepto harto renovador de supermercado. Como decíamos al inicio, Amazon Go nos mostraba una adquisición rápida sin colas ni cajas, que pagábamos automáticamente al completar el pedido y salir de la tienda. Aquí ya vimos (aunque en un vídeo de presentación, no una demo per se) la autos de sistemas de visión industrial, sensores y estudios maquinal.

Este esquema se ha materializado (de nuevo, en Seattle) aunque se encuentra en grado beta hasta nuevo aviso, poco que se esperaba para principios de este 2017 y que de momento no ha ocurrido. Pero eso no significa que la compañía esté de brazos cruzados mientras los tests finalizan, ya que encajado ayer mismo nos presentaban otro servicio relacionado con facilitar la adquisición: AmazonFresh Pickup (además en grado beta).

Pese al gran número de robots, la compañía no parece estar recortando puestos de trabajo

De este modo Amazon cubre dos tipos distintos de adquisición física (y por consiguiente de cliente diana): la adquisición presencial, la de ver los productos o la “flash” (de entrar, designar y valer), y por otro costado la de índice de la adquisición y maletero. También, intencionadamente o no, se cubre un poco las espaldas por el asunto de reducir la oportunidad de empleo a seres humanos con la automatización, aunque como ya comentamos al dialogar del rumoreado supermercado de 4000 m² la compañía no parece estar recortando puestos de trabajo pese a la gran plantilla de robots que maneja (de hecho según anunciaron planeaban contratar a 100.000 personas en Estados Unidos hasta mediados de 2018).

Con todo esto, la adquisición de supermercado que desde hace tiempo funciona electrónicamente con Prime Now y los Dash Buttons se irá complementando con las opciones de adquisición física, manteniendo aparentemente los reclamos de la comodidad y la ligereza. Pero no, siquiera aquí parece detener la conquista del comercio por parte de Bezos.

Próxima parada: sinceridad potencial y aumentada para… ¿Electrodomésticos?

Tras la publicación del New York Post sobre el supermercado (que no pareció gustar demasiado al propio Bezos), esta vez han sido las fuentes del New York Times las que han tirado de fuentes internas para anticipar los planes de la compañía.

Electrodomesticos

Tanto de éstas como de unos documentos internos de la empresa, al parecer Amazon planea la creación de tiendas de electrodomésticos. Lavadoras, frigoríficos y otros productos que puede que se resistan más al comercio on-line por el hecho de querer verlos y examinarlos, de modo que las tiendas serían expositores desde los cuales se elegiría el producto para ser enviado a casa.

¿Y ya está? Esto nos puede sonar a muy conocido, con cadenas como Media Markt, Worten o las grandes superficies como El Corte Inglés que tienen electrodomésticos expuestos para que puedan tocarse y probarse, pero el pájaro diferenciador es que la multitud pueda ver cómo quedarán los productos en su casa recurriendo a sinceridad potencial y aumentada. Además, al parecer las tiendas serían un centro de productos propios como Amazon Echo, al estilo de las Apple Stores, según comentan esas fuentes anónimas que dice tener el NYT de la empresa.

Realidad Virtual

A la demora de ver una arrebato nuclear de tiendas, ¿o no?

¿Hasta dónde llega la deseo de Bezos por la conquista del comercio físico? La idea de 2.000 supermercados no parece ser un objetivo actual según de nuevo las fuentes del NYT, pero lo que sí es posible es lo que éstas apuntan sobre la expansión de AmazonFresh Pickup en cinco puestos más a lo amplio de 2018 o la de Amazon Go a otras ciudades estadounidenses y a Reino Unido. Según las fuentes de Bloomberg, la meta de Amazon es cero más y cero menos que obtener a estar en el top 5 de supermercados en 2025.

Parece que Amazon Fresh está experimentando problemas como empleados poco preparados o una calidad desaparecido de los productos

Esto requeriría una inversión importante de fondos y esfuerzo, pero puede ser además una salida más exitosa que la del supermercado online, en el que parecen estar experimentando problemas como empleados poco preparados o una calidad desaparecido de los productos. Eso apuntaba el artículo de Bloomberg y el estudio realizado por Vrajesh Modi (de Boston Consulting Group), encima de una ladera de la adquisición de supermercado online según Kurt Jetta, CEO de la firma de estudio TABS Analytics

Amazon Fresh 02

Pero pese a esto la expansión no se queda sólo en estos continentes y el mercado oriental además suena en los planes de Amazon en cuanto a comercio físico. Hace casi nada un mes The Economic Times reportaba que la compañía habría invertido una sustanciosa suma para la comprensión de tiendas de comida en la India, tras aceptar la aprobación de su gobierno.

A colación de esto, sobre Asia y las inversiones de la compañía ayer supimos que Amazon habría adquirido Souq.com, una compañía de comercio on-line de Dubai, por 800 millones de dólares. Si proporcionadamente esto no es comercio físico, sería otra inversión importante de la compañía para su expansión en este continente, de hecho según Bloomberg Souq.com tiene unos 23 millones de visitas al mes y suele llamarse el “Amazon de Oriente Medio”.

Amazon App

El hecho de que pese a las inversiones y proyectos el crecimiento de las tiendas físicas parezca ir a un ritmo relativamente pausado da que pensar que aún queda por hacer y pensar y que aqueel Get Big Fast de Bezos no se aplicaría en el caso de este campo. En el NYT recogían los comentarios de Scott Galloway, profesor de marketing en la Escuela de Negocios Leonard N. Stern (de la Universidad de Nueva York), que hacía relato encajado a esto, comentando que Amazon es una compañía que “en el momento que detecta que algo funciona, pone energía nuclear en ello”.

Veremos si se cumplen plazos con Amazon Go y si finalmente se confirman los planes de tiendas de electrodomésticos con sinceridad aumentada y expansiones a otras localizaciones de los establecimientos físicos. De un hombre que aparece dentro de un gran robot cuando le apetece podemos esperarlo todo.

Imagen | Ian Kennedy


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales