A escasos días de resistir a las tiendas el Galaxy Note 8 de Samsung, el sistema de agradecimiento facial que incorpora este teléfono se ha convertido en sujeto de polémica.

Supuestamente, una simple fotografía del propietario puede ser suficiente para engañar al sistema, desbloquear del teléfono y, por consiguiente, conseguir a toda la información almacenada en su interior. La anuncio no es una sorpresa: ya en 2011, cuando el Galaxy Nexus introdujo el agradecimiento facial en Android, se levantó una polémica similar que acabó condenando a este sistema a la irrelevancia —incluso con las posteriores mejoras—. Pero en los Galaxy S8 y Note 8, Samsung ha querido darle un protagonismo similar al de los lectores de huella dactiloscópico e iris —y reavivando la correspondiente polémica—.

Para comprobar si lo que ocurre en estos vídeos es cierto, hemos hecho la prueba con diferentes rostros, pantallas, iluminaciones y medios. El resultado podéis verlo en el próximo vídeo:

Efectivamente, el Galaxy Note 8 no se desbloquea con una simple imagen. Es muy factible que los terminales empleados en los vídeos previos estuvieran en modo demostración, que desactiva cualquier clase de operación de agradecimiento y cuyo único fin es mostrar a los posibles compradores las funciones del teléfono. También es posible que dichos terminales no contaran con versiones finales de software.

No es el método más seguro, pero siquiera es tan pasivo como los vídeos reflejabanNo obstante, Samsung ofrece en la sección de ajustes una opción que aumenta el tiempo de comprobación del rostro y alcahuetería de evitar posibles engaños con fotografías o vídeos. En otras palabras: Samsung reconoce abiertamente que este sistema es menos seguro que cualquier método biométrico (iris o huella dactiloscópico). Eso sí: según las pruebas que hemos podido realizar, no es, en definitivo, tan inseguro como los vídeos publicados en redes sociales pretendían hacernos creer.

La conclusión, por consiguiente, es simple: el agradecimiento facial del Galaxy Note 8 es funciona correctamente, aunque es más pasivo que los métodos biométricos. Si la seguridad es esencial para ti, utiliza el conferenciante de huellas dactilares —terriblemente situado, por cierto— o el escáner de iris. De lo contrario, el agradecimiento facial podría ser suficiente.

Actualización 6 de Septiembre, 20:02:Nuevos usuarios están consiguiendo desbloquear el Note 8 con una simple imagen. En *Hipertextual* realizamos diversas pruebas (alternando rostros, escenas, pantallas de diferentes tamaños, imágenes distintas, cambios de iluminación, etc.) y no surtió objeto en ningún de los casos. Esta variedad de resultados demuestra que el sistema tiene cierta cariño —como ya indicamos anteriormente y la propia Samsung reconoce—, pero parece ser menos pasivo de lo que inicialmente se sospechaba.