Robots sexuales pueden ser hackeados para matar a sus usuarios

No es una asesinato placentera.

Desde hace meses la comunidad tecnológica parece sobrevenir aceptado ese inevitable futuro donde los humanos tendrán sexo con robots. Pero ahora llega el momento de las preocupaciones en materia de seguridad, ya que un autómata no podrá contagiar a nadie con una ETS, pero sí podría ser hackeado para asesinar a sus usuarios.

Nick Patterson, práctico en seguridad por la Universidad de Deakin en Australia ha advertido sobre los posibles escenarios de peligro en caso de vulnerar y comprometer los sistemas de un autómata sexual, para alterar su comportamiento y convertirlo en una máquina de matar:

Los hackers pueden vulnerar un autómata o un dispositivo robótico y tener el control total de las conexiones, brazos, piernas y otras herramientas conectadas, como cuchillos o dispositivos de soldadura. A menudo, estos robots pueden ser de más de 90 kilos y son muy fuertes.

Así que una vez que un autómata es hackeado, el atacante tendría control total y podría darle instrucciones al autómata… Lo extremo que quieres es que un hacker tenga control sobre uno de estos robots.

Patterson afirma que una vez hackeados,  estos robots sexuales podrían utilizarse para realizar acciones físicas peligrosas para la integridad del favorecido, en un ambiente “ventajoso” a fracción de una sesión y causar un daño peligroso.

Se prostitución de un ambiente factible por la presencia de las variables, pero es necesario tomar las declaraciones con el adecuado desconfianza, ya que la entrevista ha sido publicada originalmente por el  Daily Star, un tabloide anglosajón con amplia trayectoria difundiendo historias sensacionalistas.

Aún así, puede servir como una cojín de origen para suscitar este debate desde una perspectiva más seria y necesaria.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales