Robot dirige una orquesta sinfónica y pone a cantar a Andrea Bocelli

Los brazos autómatas YuMi de ABB logran un precedente histórico.

Parece que no existe tajo que los robots no puedan realizar. Desde tener sexo con humanos hasta conducir una fanfarria sinfónica completa. Así lo ha demostrado la firma ABB con su más fresco creación.

Por medio de un comunicado oficial, la compañía ha revelado los pormenores de este singular y divertido tesina que llevó al expansión del autómata YuMi, que acaba de tener su gran inauguración en el Teatro Verdi de Pisa, en Italia.

Ante una audiencia de más de 800 espectadores, y contando con la billete del tenor italiano Andrea Bocelli, el software titulado Un aliento de esperanza: de Stradivarius al autómata (es en serio), presentó algunas piezas de difícil conducción, como La Donna è Mobile, del propio Verdi o todavía O mio babbino caro, de Puccini, sin ningún contratiempo.

La interpretación de la fanfarria y los tenores participantes, guiados totalmente por los movimientos de YuMi y la música generada en razón de su dirección, resultó impecable y demostró que estos autómatas incluso pueden dejar a los directores de filarmónicas sin empleo.

Cabe rememorar que el autómata YuMi no es un desconocido para los amantes (o paranoides) del avance de los robots, ya que anteriormente estos brazos robóticos ya habían demostrado sus dotes artísticas como DJ en una fiesta.

Igual que en aquel caso la función de YuMi requirió de una activa billete humana, con el perito Andrea Colombini sirviendo como maniquí de rastreo durante una serie de ensayos para que el autómata imitara los movimientos de los brazos en el evento final.

Aún así, se prostitución de un logro interesante.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales