Review Huawei P10 [W Labs]

Cuando presenciamos el tiro de este equipo en el Mobile World Congress nos preguntamos inmediatamente si esto no iba a canibalizar las ventas del Mate 9, recién anunciado en CES.

Con el paso de los días usando el equipo, y habiendo revisado a profundidad el Mate 9, uno se puede dar cuenta que esta es una postura diferente, otro notorio, otro estilo.

El P10, con su variada proposición de colores (al menos en los países más desarrollados) apunta a poco totalmente diferente. Si el Mate es el ejecutante que se ve de día, el P10 es el que se va de fiesta en la tenebrosidad. Es una postura que va apuntada mucho más alrededor de externalidades como el diseño y al ámbito de la fotografía que a la funcionalidad del día, donde, por cierto, cumple suficiente acertadamente.

Comencemos.

Especificaciones técnicas Huawei P10

  • Pantalla de 5,1 pulgadas a 108op
  • Procesador Kirin 960
  • 4 GB de RAM
  • 32 GB de almacenamiento ampliable vía microSD
  • Android 7 con capa EMUI 5.1
  • Cámara dual de 12 megapixeles / 2o megapixeles monocromática
  • Cámara primero de 8 megapixeles
  • Batería de 3200 mAh
  • Carga rápida con USB-C

Continuidad a cambio de desarrollo

(c) Norman Gutiérrez / Wayerless (c) Norman Gutiérrez / Wayerless

Primero lo primero, cambiaron el conferenciante de la parte de a espaldas alrededor de el primero del equipo. En principio me recordó suficiente OnePlus 2 pero posteriormente me daría cuenta que tenía poco que ver. Me llamaba tanto la atención este cambio en el diseño que sentía que traicionaba lo que venía haciendo la marca en esta materia. Tuve la suerte de dialogar con uno de los diseñadores industriales responsables tras este terminal y me explicó que el brote en el posterior tenía sentido en equipos más grandes, pero que en uno con este porte es mejor delante, encima las funcionalidades añadidas pueden enriquecer la experiencia.

Respecto a lo postrer, este brote puede reemplazar a las teclas de navegación en la pantalla, aunque se siente suficiente incómodo y posteriormente de más de una semana obligándome a usarlo de esta forma no me puedo acostumbrar. Con un toque corto haces el “atrás”, con un toque amplio vuelves al home y con un swipe desplegas el menú multitarea. Si quieres invocar Google Now On Tap tienes que hacer un rostro desde el centro alrededor de hacia lo alto, inevitablemente cerrando la aplicación donde estás. No lo siento acertadamente conseguido, pero sé que cuando quiera puedo ir a configuraciones y usarlo de la forma tradicional.

En lo que respecta al diseño militar del equipo, Huawei cortó los ángulos rectos del P9 reemplazándolos por un diseño muy armonioso y ahíto de curvas. En este proceso es obligatorio no rememorar la partidura de HTC o del iPhone 6. De hecho a mucha masa que me ha conocido con el equipo piensa que es un equipo Apple que no conocen. Esto no es necesariamente malo, es un equipo muy atractivo y acertadamente construido, hecho de la combinación ganadora de aluminio y vidrio, con un módulo de cámara doble empotrado en el superior de la espalda que no sobresale, logrando poco muy harmónico, aunque poco resbaloso.

(c) Norman Gutiérrez / Wayerless (c) Norman Gutiérrez / Wayerless

El equipo fue presentado en una variada viso de colores que incluían verde, cerúleo, rosado, blanco, entre otros. En nuestra región lo veremos solo en cabreado, como nuestra dispositivo, plateado y un color más a confirmar, probablemente rosado. En la traducción Plus el rosado se cambiará por el cerúleo.

Cumple de forma más fluida de lo esperado

Tal como vimos en el Mate 9, la capa de personalización EMUI de Huawei ha mejorado suficiente y cada vez me alegra más ver que se acercan de a poco a una experiencia de Android más puro, aunque si lo tuyo era la traducción antigua, siempre puedes designar no tener cajón de aplicaciones y un diseño muy fluorescente. No es mi caso, me gusta el camino que están tomando.

Si ya este procesador nos sorprendía ayer, ahora teniendo que mover muchísima menos pantalla corre como nunca. La experiencia es muy fluida, todo es rápido, las animaciones cortas y en casi dos semanas usándolo de forma intensiva nunca tuve un cuelgue o sospechas de lag. Huawei ha regalado pasos de coloso en este aspecto.

La conjunto, a pesar de ser relativamente vasto para el porte del equipo no me anduvo de forma totalmente satisfactoria. Cabe constatar que soy muy bestia en mi uso diario y hago todo en el celular, obtuve cerca de 5 horas de pantalla encendida. No es malo pero no es como para tirar cohetes. Lo que sí agradezco es que la carga llega a asustar de lo rápida. En menos de media hora puedo aparecer a 55%, una manía.

(c) Norman Gutiérrez / Wayerless (c) Norman Gutiérrez / Wayerless

¿Y qué tal la nueva coexistentes de cámara dual con Leica?

En el P9 nos causaba suspicacia que Leica estuviera involucrado solo a modo de co-ingeniería y no más que eso. Ahora sí se hicieron presentes y tienen un modo retrato con una configuración de colores y cómputo calibrados por ingenieros de la marca alemana.

Gracias a su sensor monocromático es capáz de vislumbrar muchísimo detalle y es incluso más violento que en la coexistentes pasada. Sacarle fotos a la Sagrada Familia de Barcelona fue maravilloso contando con esta tecnología a mano.

(c) Norman Gutiérrez / Wayerless (c) Norman Gutiérrez / Wayerless

En lo que respecta al tratamiento del color y el post procesamiento, es ineludible ver que tiende a saturar poco más de la cuenta los colores, haciendo todo más vivo y penetrante. A muchos les puede parecer una reproducción poco realista, y puede que eso sea verdad. En lo que respecta a mí, me gusta esta ecualización ya que permite, con equipos más chicos que una cámara fotográfica, obtener resultados que sin tener que pasarlos por programas de post producción ya lucen muy acertadamente. De todas formas es un tema de gustos.

En el apartado de las selfies, la cámara primero tiene un nuevo truco suficiente interesante. Parte en un rango de visión ordinario, pero si capta que se une más masa, se convierte en gran angular. Es un pequeño detalle que si funcionara de forma más estable sería increíble. De todas formas se puede arreglar a través de una puesta al día, pero por ahora no pasa por ser más que una característica novedosa. Un buen truco.

Huawei P10 / Wayerless

Sobre la impresión de video, se agradece que esta vez si exista la estabilización óptica de imagen y que el software se haya calibrado lo suficiente como para que se vea material congruente y acertadamente conseguido, incluso en manos torpes como las mías.

Ver en YouTube

Peca de no innovar demasiado, pero rinde muy acertadamente

(c) Norman Gutiérrez / Wayerless (c) Norman Gutiérrez / Wayerless

Es definitivamente una continuación y no una desarrollo, y perdonen que insista en esto, pero los saltos que daba Huawei año a año solían ser más sustanciales. Dicho eso, si tuviera el P9, esperaría al P11 para cambiarme. Aún así es un equipo de rendimiento exquisito, buen diseño, excelente construcción y fotografía muy cumplidora. El paquete completo.

Es poco pequeño para mi estética, soy más de teléfonos gigantes y tal, quizás por eso el Mate 9, que es de la misma marca aparece tanto en este review. Entiendo de todas formas que está dirigido a un notorio más amplio y que prefiere poco más cómodo de usar. Es más para masa “normal” que para “geeks” y el mensaje ese mensaje es muy claro.

Aún no existe un precio oficial del equipo en nuestro región, pero sospechamos que no debería variar mucho de los CLP $449.990 que costó su traducción pasada en su tiro en Chile al menos. En México no creemos que supere los  MEX $12.000. Actualizaremos esta información conforme lleguen datos oficiales.

Lo bueno

  • Rapidísimo
  • Diseño exquisito
  • Cámara a la consideración de las circunstancias
  • Carga muy rápida

Lo malo

  • La conjunto podría ser mejor
  • Extraño uso del brote home para navegar (aunque puedes desactivarlo)
  • Muy parecido a su traducción precursor
  • Lo queríamos en los colores nuevos y no llegarán a nuestros mercados

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.




Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales