Review audífonos Philips Everlite y Ultrlite Wireless [FW Labs]

Apostando por la comodidad y el diseño.

En el pasado CES 2017, Gibson tenía un stand espectacular, donde compartían la carpa audífonos y accesorios de audio Philips con las mejores guitarras (según varios entendidos en el tema).

Ese mismo mágico sitio nos dejó ver y probar cosas que pensamos que estaban destinadas solo a mercados más grandes o que llegarían a una millonada a nuestra región. Entre esas cosas, los audífonos.

Esta serie de nombre “Flite” tiene como punto de traspaso su peso y bajo perfil, todo acompañado de un diseño que no estamos acostumbrados a ver en un rango de precio tan bajo.

La opción con cable

Los Everlite llaman la atención, primero que todo por su diseño. Con modelos en varios colores y un look suficiente elegante, que incluso los hacen advenir por un complementario caro, cuando solo cuestan CLP $20.990 (USD $30).

Tienen cable plano, por lo que no se enredan, micrófono y control de reproducción. Lamentablemente se extrañan los controles de pandeo.

Son muy fáciles de seguir y colapsan en la articulación acordado en lo alto de cada casco. Son extremadamente delgados y eso a veces, en personas de orejas grandes como yo puede ser un poco incómodo porque no hay suficiente colchón y a veces toco el parlante (son over-ear). A otras personas con los que compartí estos audífonos no les pasó de ningún modo.

¿Cómo suenan? Bien, sus drivers de 32 mm son más que suficientes para, probablemente, 9 de cada 10 personas. No, no son audífonos para audiófilos, pero responden perfectamente a, por ejemplo, reproducción de calidad inscripción en Spotify.

La opción inalámbrica

A un precio de CLP $24.990 (USD $38) estaba totalmente preparado para que la lectura sin cables del mismo sonotone apestara, pero sorprendentemente superaron mis expectativas.

Su diseño de extremo bajo perfil, muy elegantes y muy livianos solo ve mermado por el hecho de que solo se doblan alrededor de en el interior y cero más, encima de que sienten poco frágiles, cosa que es solo una sensación, porque a pesar de aceptar suficiente injusticia no sufrieron ningún daño.

Su conectividad y manejo no difiere de otros audífonos Bluetooth que he probado y que cuestan, textualmente ocho veces más. Si hay poco que extrañé fue la posibilidad de conectarlos por cable, en caso de que se me acabe la conjunto.

Respecto a ese extremo punto, bajo mi uso me dieron un promedio de 8 horas de audición antaño de apagarse, cero de mal para el porte. Además, se cargan suficiente rápido.

Con drivers de 32 mm son y colchones on-ear que, fuera de todo pronóstico, aíslan muy correctamente el ruido, se obtiene un sonido muy detallado y fiel, aunque un poco cargados a resaltar los bajos por sobre otras frecuencias, como en la mayoría de los audífonos hoy en día.

Ambas son excelentes opciones ya que tienen un precio muy competitivo, acompañado de un diseño atractivo y en extremo superficial. Igual, al fin del día lo que más importa es como suenan y en ese aspecto sorprenden por su precio. Para la mayoría de las personas sonaran muy por encima de lo que buscan cuando pagan ese precio por un par de audífonos, así que correctamente por Philips.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales