Review Asus ROG Strix GL702VM [FW Labs]

Cada vez es más la masa que prefiere un notebook para jugar. Y las compañías lo saben, no por carencia los principales fabricantes de computadores han creado marcas para este segmento específico. Dell tiene a Alienware, HP tiene a Omen y Asus tiene su Republic of Gamers, a la cual pertenece el Strix GL702VM, un portátil de 17 pulgadas al cual le saqué el miga durante una semana haciendo aquello para lo que este computador está hecho: juguetear.

Pero ayer que carencia, contexto y para eso carencia como las especificaciones principales del equipo.

Especificaciones Asus ROG Strix GL702VM

  • Procesador: Intel Core i7-7700HQ de cuatro núcleos a 2.8 GHz
  • Pantalla: 17.3 pulgadas, resolución máxima de 1920 x 1080 pixeles
  • Tarjeta de video: NVIDIA GTX 1060 con 6 GB de VRAM
  • RAM: 16 GB DDR4
  • Almacenamiento: SSD de 128 GB / Disco Duro de 1 TB
  • Puertos: 3 USB 3.0, 1 USB-C, salida HDMI, ranura tarjetas SD, Thunderbolt, LAN

Lo primero: 3D Mark

Antes de entrar a las pruebas “del mundo real”, lo primero es ocurrir por las pruebas sintéticas que ofrece 3D Mark. Bajar la lectura coetáneo de 3D Mark nos recuerda otras eras cuando los benchmarks eran gratuitos; hoy, se tráfico de un software muy nuclear en su lectura de balde pero al menos se pueden realizar las pruebas suficientes para comprobar en que coalición juega este equipo.

Los pantallazos a continuación (la lectura de balde no permite cuidar un documento de registro) muestran lo que rinde el equipo en Fire Strike (9304), Sky Diver (22515) y Time Spy (3568).

En común los tres resultados son suficiente decentes y obviamente se debe considerar que se tráfico de pruebas relativamente controladas que recargan el equipo al mayor con condiciones muchas veces irreales en un entorno de “videojuego de verdad”.

Jugando de verdad

Llegado el momento de sacarle el miga a la GTX 1060 (no por carencia, la tarjeta más popular de Steam), elegí cuatro juegos relativamente nuevos que hoy en día son proporcionadamente populares y con entornos proporcionadamente diferentes entre sí: Grand Theft Auto V, Forza 6 Apex, Gears of War 4 y Battlefield 1.

Con sus particularidades, en común los cuatro hacen una fila de pruebas suficiente completa y todos corren proporcionadamente a calidad muy entrada o máxima. Por lo que el enfoque es principalmente enterarse hasta cuanto se puede forzar la calidad de detalle manteniendo un framerate lo más stop posible.

Grand Theft Auto V

Con GTA V no hay mucho problemas para alcanzar un framerate suficiente stop, cercano a los 60fps en común y con calidad máxima (Ultra) en casi todas las opciones de configuración.

Jugando con las características uno se da cuenta que hay cosas que penalizan más la tasa de cuadros por segundo y otras que menos (el filtrado anisotrópico y la obliteración ambiental, por ejemplo) por lo que a la larga termina siendo un tema de preferencias.

Yo al menos, no tengo problema en juguetear como lo muestra el video de hacia lo alto más allá de algunos pequeños saltos de framerate en ciertos momentos de maduro carga gráfica.

Battlefield 1

El más flamante serie de la serie Battlefield siquiera tiene problemas para lograr a los 1080p y 60 cuadros por segundo ni en el multijugador ni en la campaña que nadie juega.

Con las opciones gráficas al mayor y solo gestionando la cantidad de filtro antialiasing, el serie se mueve en el rango de los 60-70 cuadros por segundo en casi todo momento y sólo en ciertos casos herido de los 60 cuadros por segundo, principalmente cuando hay muchas explosiones en pantalla.

Gears of War 4

Una de las gracias del Unreal Engine es que el motor está super proporcionadamente optimizado y Gears of War 4 es prueba de ello. Lo interesante en este caso es que se tráfico de una aplicación UWP y si proporcionadamente mucha masa tiende a tenerle tirria a estas aplicaciones, Gears 4 corre de lo más proporcionadamente y bajando en muy contadas ocasiones de los 60 cuadros por segundo.

Además, el frametime (tiempo en que la GPU dilación en “dibujar” un cuadro) está casi siempre por debajo de los 16.6 milisegundos, por lo que no existe el incómodo huella de “tropezones” que a veces se da incluso cuando el framerate es de 60 cuadros por segundo o superior. ¿Y la configuración? Casi todo al mayor, incluyendo los artículos de iluminación que requieren suficiente trabajo extra de la GPU.

Forza Motorsport 6 Apex

La lectura “gratuita” de Forza 6, en este equipo, no tiene siquiera ningún problema para lograr a 60 cuadros por segundo con el nivel de detalle en lo más stop casi todo el tiempo.

En este caso particular es interesante que el serie da muchas opciones de ajuste dinámico, lo que implica que el serie va modificando algunos aspectos al revoloteo dependiendo de que tan sobrecargada está la GPU en un momento transmitido. Pero no fue necesario ya que más allá de bajones puntuales, el serie se movió a 60 cuadros por segundo aunque por ahí aparece a veces un pequeño stutter evidenciado por el frametime.

En extracto, este equipo está perfectamente preparado para pasar los juegos modernos a tasas de cuadros por segundo de 60 o superior y en calidad entrada o cercana a la más entrada. Obviamente, cada serie es un mundo por separado y la optimización (o descuido de ella) es un punto siempre a considerar, pero los resultados prueban que un computador ya sea de escritorio o portátil con esta maleable de video tiene la potencia suficiente para rendir sin problemas a 1080p.

La prueba de fuego: 4K

Pero la pregunta cae de cajón, sobre todo hoy en día cuando el 4K nos bombardea por todos lados: ¿Llega este equipo con este hardware a 4K o no? Y si lo hace, ¿con cuántas concesiones? Para salir de la duda, solo hacía descuido un cable HDMI 2.0 y un televisor a resolución 4K; por fortuna, tenía ambas cosas en mi poder por lo que solo era cuestión de probar.

Primero, Grand Theft Auto V. Con los ajustes ya seteados para 1080p60 arranqué el serie a unos coquetos 17 cuadros por segundo. Obviamente eso es injugable pero manoseando los ajustes, logré dar con una tasa de entre 45 y 55 cuadros por segundo manteniendo una calidad visual suficiente aceptable.

De muestra, una imagen a 4K sacada directamente de la maleable de video. En la parte superior se indica la temperatura de GPU, el porcentaje de uso, framerate, frametime y cantidad de RAM utilizada en el momento.

Click sobre las imágenes para ver el archivo flamante:

Un detalle interesante sobre el rendimiento de GTA V en particular es que hay un brinco importante en la tasa de cuadros por segundo con solo desactivar el V-Sync (sincronización erecto). También desactivé el antialiasing porque a maduro resolución hay menos bordes con serruchos y por ende menos “necesidad” de ese filtro. Y el rendimiento obtenido es suficiente bueno en común, siempre teniendo en cuenta que se tráfico de 4K nativo (4096 x 2160 pixeles).

El sucesivo serie de Forza Motorsport 6 Apex, que siquiera tiene problemas para lograr a 4K y un rendimiento cercano a los 60 cuadros por segundo bajando la calidad de prácticamente todo, pero sin perder demasiada calidad visual. En Forza 6 Apex existe la chance de configuración dinámica, que ajusta los parámetros dependiendo de lo que necesite en pos de un framerate target, 60 en este caso.

A continuación, una captura directa y puntualizando que la resolución en sinceridad es de 3840 x 2160 pixeles (QHD), sutilmente inferior al “verdadero 4K” (4096 x 2160). He ahí la razón de las barras negras verticales:

Los Forza en común siempre han sido juegos muy proporcionadamente optimizados por lo que podrían ganarse incluso unos cuadros extra sacrificando uno que otro detalle adicional. A mi distinción a esta configuración le descuido demasiada obliteración ambiental (y por ello los autos parecen flotar sobre la pista), pero estos resultados me dejaron más que conforme.

Y a continuación, los pesos pesados. Intuía que tanto Gears of War 4 como Battlefield 1 iban a ser mucho más complicados de manejar y así fue; con el primero hubo que hacer muchos sacrificios visuales para ganar un framerate que permitiera jugarlo sin problemas (entre 28 y 35 en promedio), aún cuando las capturas de debajo muestra que el serie verdaderamente no se ve mal.

Nótese que las imágenes de Gears of War a 4K en sinceridad está a 4096 x 2013; tuve que ejecutar el serie en modo ventana para poder hacer la captura. Supongo que se tráfico de una incompatibilidad con las aplicaciones UWP (Gears 4 lo es) aunque lo raro es que con Forza 6 Apex (además UWP) no hubo problema alguno.

Battlefield 1 es una situación similar, ya que hay que dominar la calidad de prácticamente todo para que el serie corra a un framerate aceptable (más o menos de 30 cuadros por segundo). Y sí, a 4K el serie se ve suficiente proporcionadamente de todas formas y muy nítido, pero siento que de todos los probados es el que más fidelidad gráfica pierde.

Juzguen ustedes:

¿Se puede juguetear a 4K con este computador y particularmente con una GTX 1060 (y un Core i7)? A decidir por los resultados, claramente sí. Pero como todo en la vida, hay que considerar ventajas y desventajas; por un banda, el evidente brinco de resolución que implica el 4K no se puede desconocer, sin confiscación vale preguntarse hasta donde se está dispuesto a hacer sacrificios.

Bajo mi punto de olfato, la osadía es sencilla: si el equipo fuera mío propio, no jugaría en 4K. Los juegos se ve proporcionadamente aún a detalle medio-alto, pero si la maleable puede pasar a 1080p (o 1440p) con mejor framerate y una mejor calidad visual, usarla a 4K pero llegando casi nada a 30fps y con menos detalles es para mi no la mejor forma de sacarle provecho.

Por supuesto, esa es mi opinión. Pero la impresión final es que este equipo, si proporcionadamente puede hacer poco a 4K, está diseñado específicamente para juguetear a 1080p.

Más allá de los juegos

No hay que darse muchas vueltas para escudriñar que Asus tiene en este maniquí Strix un equipo muy proporcionadamente diseñado, tanto por las especificaciones que contiene por el envoltorio y las terminaciones. Aún cuando es un equipo noble de 17 pulgadas, es suficiente delgado y esbelto en común y pese a que no es tan etéreo (2.73 kilogramos) no tuve problemas para transportarlo en la mochila a diario.

Por su parte, la distribución del teclado es muy cómoda y en común poner las manos encima no termina siendo incómodo luego de varias horas de serie. La iluminación de las teclas es la típica de estos notebooks para juguetear y adicionalmente se resaltan las teclas WASD en otro color.

Un detalle a destacar es que pese a que las temperaturas internas fueron altas, el equipo nunca se sobrecalentó demasiado en la parte superior, lo que acento de un buen sistema de ventilación y disipación. Y esto es importante porque se tráfico de un notebook orientado a tareas pesadas, ya sea con los mismos juegos o proporcionadamente editando video.

Y respecto a ese detalle, con el software Handbrake reduje un archivo de video h.265 de 1.8 GB a un MP4 “tradicional” en h.264 en casi nada 10 minutos (200 MB de tamaño final). ¿Sorpresa? No verdaderamente, ya que su procesador es de nueva vivientes (Kaby Lake) y se entiende de forma competente con estas tareas.

Lo final ayer que me olvide: la fila. Tres horas y media (aproximadamente) haciendo lo que todos hacen -navegar, ver YouTube, etcétera- parece un tiempo suficiente aunque carencia para tirar cohetes y si la idea es juguetear con la fila, habría que estar preparado con un enchufe cercano a aventura de juguetear poco tiempo y con prestaciones reducidas. Yo no lo recomendaría.

En extracto: Un buen equipo para 1080p

Antes de cualquier cosa, se debe tener claro que el ROG Strix rinde muy proporcionadamente sin derramarse de su final natural de 1080p en los juegos. La maleable de video no es exactamente una de variedad entrada sino de variedad media y se entenderá de muy buena modo con los juegos actuales a esa resolución y a un buen framerate; más importante aún y tomando en cuenta lo longevas que han sido sus antecesoras de inicial(es) generacion(es), cualquiera que lo compre ahora sabe que tiene un equipo más que limpio para un buen rato.

Ahora proporcionadamente, el equipo tiene en Chile un precio de CLP $1.400.000 (USD $2155) y sí, es caro. Claro, además hay que considerar que se tráfico de un portátil y la portabilidad es cara, pero no hablamos de un equipo tope de linea sino de uno con buen rendimiento, buen diseño y buenas terminaciones, pero no el más liberal del mercado.

¿Me lo compraría yo? Si tuviera ese parné para ajar en un portátil, igual revisaría opciones ayer de hacer carencia, pero si algún cambiar tamaña cantidad siquiera me parecería un mal negocio.

Definitivamente, con este ROG Strix de Asus se juega mejor (mucho mejor) que en cualquier consola. por ahí además se podrá entrar en la Realidad Virtual sin mayores problemas y sí, se puede forzar el 4K a costa de ofrendar calidad visual.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales