rendimiento de este SoC en GFXBench, Geekbench y AnTuTu

2018 promete ser un año emocionante. Al menos, en lo que tiene que ver con los smartphones. Con el Mobile World Congress a la revés de la cumbre todos estamos preparados para aceptar con curiosidad lo que los fabricantes pretenden proponernos durante los próximos meses. Algunos de los «buques insignia» de este año estarán «capitaneados» por el chip que protagoniza este artículo, que no es otro que el Snapdragon 845, lo que explica que llevemos varias semanas ansiosos por probarlo a fondo y comprobar si en realidad rebate a lo que Qualcomm nos ha prometido.

A principios del pasado mes de diciembre pudimos asistir a la presentación oficial de este microprocesador en el evento que celebró Qualcomm en Hawái, pero la oportunidad de probarlo a fondo se presentó hace unos días, durante la visita de nuestros compañeros de Xataka México a las oficinas de esta compañía en San Diego. Si quieres conocer si en realidad ha satisfecho las expectativas que se habían depositado sobre él, solo tienes que seguir leyendo.

La microarquitectura del Snapdragon 845

Antes de seguir delante y comprobar cómo se ha portado este SoC en nuestro asiento de pruebas merece la pena que nos detengamos para repasar brevemente las características más interesantes de la microarquitectura de este chip (recordemos que una microarquitectura es una implementación concreta de una obra). Comenzaremos por su impresión. Los nuevos chips Snapdragon están siendo fabricados por Samsung utilizando la tecnología de integración de 10 nm más vanguardia de la marca surcoreana, una técnica conocida como LPP (Low Power Plus) FinFET, que es la misma que esta última firma está usando para fabricar el Exynos 9810, su SoC más potente hasta la plazo.

El nuevo Snapdragon 845 incorpora 4 núcleos Cortex-A75 y otros tantos Cortex-A55 con frecuencias que oscilan entre 1,8 y 2,8 GHz

En gran medida el equilibro entre las altas prestaciones que nos promete el Snapdragon 845 y su estrecho consumo se asienta sobre la combinación de núcleos Kryo 385 por la que se han decantado los ingenieros de Qualcomm, en detrimento de los núcleos Kryo 280 del Snapdragon 835. Y es que cuatro de los ocho núcleos que incorpora el nuevo SoC, los que pretenden afianzar la productividad, son Cortex-A75, mientras que los otros cuatro, los que intentan permanecer bajo control el consumo, son Cortex-A55.

La frecuencia de temporalizador de estos núcleos oscila entre los 2,8 GHz de los Cortex-A75 y el 1,8 GHz de la deducción Cortex-A55. Pero lo en realidad interesante es que los núcleos A75 implementan la obra ARM v8.2, que propone un maniquí de memoria mejorado, extensiones vectoriales escalables (SVE) y el motor DynamIQ, diseñado para incrementar el rendimiento del chip cuando ejecuta algoritmos de inteligencia químico, entre otras mejoras.

En teoría, los núcleos Cortex-A75 deberían ofrecer un incremento del rendimiento en torno al 22% al trabajar a la misma frecuencia de temporalizador que los menos ambiciosos núcleos Cortex-A73, lo que, sobre el papel, no está falta mal. Otra de las claves del rendimiento de los nuevos chips Snapdragon 845 es la memoria personalidad compartida de 3 Mbytes a la que tienen entrada todos los núcleos del SoC, un subsistema de almacenamiento que, según Qualcomm, en algunos entornos de ejecución puede sujetar el número de transacciones hasta en un 75% (una monograma sorprendentemente elevada), lo que debería tener un impacto evidente tanto en el rendimiento como en el consumo.

Por otra parte, la deducción gráfica pasa del motor Adreno 540 del Snapdragon 835 al Adreno 630 en el nuevo Snapdragon 845. Esta crecimiento, sobre el papel y según Qualcomm, nos ofrecerá un incremento del rendimiento dibujo de hasta un 30%, un descenso del consumo además del 30% y una velocidad de transmisión de información al dispositivo de visualización hasta un 250% superior.

Chipsnapdragon845

Como veis, las cifras que manejan en Qualcomm son muy llamativas, pero lo que nos importa a los usuarios es comprobar si en realidad estas especificaciones y estos rendimientos teóricos demuestran ser tan atractivos. Esto es, precisamente, lo que vamos a comprobar a continuación examinando cómo se ha portado el primer prototipo de smartphone equipado con un SoC Snapdragon 845 en nuestro asiento de pruebas.

Geekbench v4.2.1

Las pruebas las hemos llevado a cabo sobre un prototipo que Qualcomm facilitó a nuestros compañeros de Xataka México con pantalla QHD, 6 Gbytes de RAM y Android 8.0. Y, cómo no, en su interior residía el Snapdragon 845 al que estamos dedicando este artículo. En esta primera toma de contacto nos hemos trillado obligados a conformarnos con ejecutar varios tests sintéticos y de cálculo puro, pero, tan pronto como caiga uno de los primeros teléfonos móviles comerciales equipados con este SoC en nuestras manos, os ofreceremos mucha más información acerca de su rendimiento y su consumo en un decorado de uso positivo.

Prototipo

Comenzamos con Geekbench 4.2.1. En las imágenes que tenéis puntual debajo de estas líneas podéis ver que el rendimiento medio calculado a partir de tres iteraciones en este test en el modo de ejecución con un único núcleo es de 2.434 puntos, mientras que en la modalidad multi-core esta monograma asciende hasta alcanzar los 8.121 puntos:

Geekbench 1

Si comparamos estas cifras con las que hemos obtenido en esta misma prueba utilizando un Google Pixel 2 XL equipado con un SoC Snapdragon 835, podemos montar a la conclusión de que, en Geekbench, el Snapdragon 845 aventaja a su predecesor con un incremento de potencia que oscila entre el 21 y el 22%:

Geekbench 2

GFXBench v4.0.13

Vamos ahora con otra de las pruebas más utilizadas para poner en aprietos a los smartphones de última vivientes. En esta ocasión hemos ejecutado cuatro tests diferentes bajo esta útil: Manhattan 1080 3.0, Manhattan 1080 3.1, Car Chase 1080 y T-Rex 1080. Como podéis ver en las capturas que tenéis a continuación, el prototipo equipado con el SoC Snapdragon 845 ha arrojado unos títulos promedio de 83 y 61 FPS en las dos primeras pruebas, y de 151 y 35 FPS en las dos últimas. Lo que cabía esperar a partir de lo que nos había anticipado Qualcomm. Aquí tenéis las capturas de Car Chase 1080 y T-Rex 1080:

Gfxbench 1

Ahora repetimos estas mismas pruebas, pero esta vez utilizando el Google Pixel 2 XL equipado con el chip Snapdragon 835. Esta vez las cadencias de imágenes promedio ascienden a 59 y 41 FPS en las dos primeras pruebas, los tests Manhattan, y a 113 y 25 FPS en Car Chase 1080 y T-Rex 1080, lo que revela que el Snapdragon 845 es entre un 28 y un 32% más rápido en las pruebas Manhattan, y entre un 25 y un 28% más veloz en los tests Car Chase 1080 y T-Rex 1080 que el Snapdragon 835:

Gfxbench 2

AnTuTu v7.0.4

Pasamos ahora a AnTuTu, uno de nuestros tests favoritos para poner a prueba los smartphones de última hornada. No obstante, en esta ocasión no hemos enfrentado el prototipo de Qualcomm con el SoC Snapdragon 845 sólo al Google Pixel 2 XL equipado con el chip Snapdragon 835, sino además al iPhone X gobernado por el poderoso A11 Bionic de Apple, y al de primera Mate 10 de Huawei que incorpora el chip Kirin 970, dos rivales muy serios de los SoC Snapdragon de Qualcomm.

Empezamos echando un vistazo al resultado del prototipo equipado con el Snapdragon 845, que ha arrojado una puntuación promedio en AnTuTu 7.0.4 calculada a partir de tres iteraciones de 265.892 puntos:

Antutu 1

Ahora pasamos al Google Pixel 2 XL gobernado por el Snapdragon 835, que ha atrapado en esta prueba una puntuación promedio de 203.668 puntos, lo que nos indica que, en AnTuTu, el Snapdragon 845 es aproximadamente un 23% más rápido que el Snapdragon 835:

Antutu 2

Vamos ahora con el rendimiento del iPhone X en la traducción 6.3.3 para iOS de esta prueba, que alcanza un valía promedio en tres iteraciones de 214.478 puntos, lo que revela que el smartphone con SoC Snapdragon 845 es aproximadamente un 19% más rápido en AnTuTu que el iPhone X con SoC A11 Bionic:

Antutu 3

Y, por postrero, enfrentamos el smartphone con el Snapdragon 845 al Mate 10 con SoC Kirin 970. Este postrero ha arrojado un valía promedio en las tres iteraciones de AnTuTu de 196.071 puntos, lo que evidencia que en este test el móvil con Snapdragon 845 es aproximadamente un 26% más rápido que el smartphone de Huawei:

Antutu 4

No obstante, debemos tener poco importante en cuenta. El nuevo Snapdragon 845 es la puesta de Qualcomm para administrar los teléfonos tope de escala de 2018, pero los microprocesadores A11 Bionic de Apple y Kirin 970 de Huawei los tenemos en los smartphones de reincorporación escala de 2017, por lo que lo en realidad interesante será comprobar qué tal rinde el Snapdragon 845 con lo próximo que tendrán no solo Apple y Huawei, sino además Samsung y las otras compañías que compiten en este segmento de mercado.

Graficaantutu

Conclusiones preliminares

Como hemos trillado en las pruebas, el rendimiento del prototipo equipado con un semiconductor Snapdragon 845 rebate a lo que nos había prometido Qualcomm en términos de rendimiento total, alcanzando en todas las pruebas un incremento que oscila entre el 21 y el 32% si lo comparamos con la productividad del Pixel 2 XL de Google con SoC Snapdragon 835 en estos mismos tests. En AnTuTu el Snapdragon 845 además consigue imponerse a los teléfonos móviles con chip A11 Bionic de Apple y Kirin 970 de Huawei, pero todavía nos queda comprobar si la reducción del consumo alcanza lo prometido por Qualcomm.

En términos de rendimiento total el Snapdragon 845 cumple lo prometido por Qualcomm, pero aún nos queda comprobar si además alcanza su objetivo en materia de economía energético, y, por consiguiente, de autonomía

Como sabéis, el Mobile World Congress está al caer, por lo que esperamos hacernos con un smartphone final equipado con lo postrero de Qualcomm en breve. Tan pronto como lo consigamos os ofreceremos un asiento de pruebas más extenso y arribista, y, sobre todo, nuestras impresiones acerca de cómo se porta este chip en el día a día. Eso sí, lo puntual será enfrentarlo a los SoC tope de escala de los demás fabricantes que llegarán al mercado durante las próximas semanas. Y lo haremos lo antaño posible. Por supuesto, os mantendremos informados puntualmente.

En Xataka | ¿Qualcomm, Intel o AMD? La batalla en los convertibles promete un gran impacto en consumo y rendimiento
En Xataka México | Probamos el Snapdragon 845: así de potente es el procesador que llevará tu próximo smartphone


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales