Renaul Symbioz con nivel 4 de conducción autónoma ya está en marcha

Cuando el Renault Symbioz apareció en el pasado Salón del Automóvil de Frankfurt 2017 era un cascarón infructifero, unos meses luego ya es un coche que se adelanta al futuro. Además de soportar a sus ocupantes del punto A al punto B, Renault expresó en el Symbioz cómo será el día de mañana en el que los coches nos lleven desde nuestra casa al destino sin requerir de nuestra interacción gracias a un renovador sistema de conducción autónoma de nivel 4.

Para lograrlo y dejar de ser una propuesta de salón de un coche que por otra parte se integraba con el hogar y su domótica, Renault ha puesto en decorado una segunda lectura del Symbioz. Un coche plenamente cómodo que cumple la promesa realizada por la marca francesa de ser el faja de pruebas que comenzaría un software de expansión efectivo a finales de este mismo año.

Pese a seguir manteniendo los rasgos estéticos del maniquí pasmado presentado en Alemania, ya estamos delante un coche que sigue siendo un prototipo pero que se acerca con vehemencia a lo que debería ser un coche de producción a medio plazo.

Renault Symbioz 9

En el apartado de motores, esta transformación del Symbioz conserva lo que anunciaron inicialmente, con dos motores eléctricos capaces de desarrollar 680 caballos de potencia y 660 Nm de par motor, cuyas cifras habituales se quedan en 490 CV y 550 Nm para conservar la autonomía aproximada de unos 500 km gracias a unas baterías de 72 kWh que se ampliarán a 100 kWh.

Aunque a aseverar verdad, esto es lo de menos. Lo más interesante de este coche se encuentra en el cerebro digital que promete el fabricante. Un nuevo paso en la escala de niveles de autonomía.

Adiós conductor, hola autonomía de nivel 4

La segunda lectura del Symbioz ya está en marcha, nunca mejor dicho. Las carreteras de Francia han acogido el estreno de este coche y una tecnología lo suficientemente avanzadilla para sentar las bases de lo que serán las capacidades tecnológicas de los coches de la marca bizarría en un horizonte impresionado para 2023.

Lo que efectivamente es prometedor en el Symbioz es su nivel 4 de conducción autónoma. A través de múltiples cámaras, sensores y radares, este futurista coche que ya cuenta incluso con matrícula puede conducirse de forma totalmente independiente.

Renault Symbioz 6

Sus aptitudes tecnológicas lo pretenden posicionar como un coche en el que la interacción del conductor ya no sea necesaria, dejando al conductor como solo inquilino que marca el punto de origen y el de destino ayer de comenzar el alucinación.

A partir de ahí, este transporte podrá desenvolverse por sí mismo, aunque de momento Renault sólo ha confirmado hacerlo en autopistas, sin revelar sus capacidades en entornos urbanos y de carreteras secundarias.

Aunque prácticamente todas las marcas ya ofrecen un nivel 2 de conducción autónoma en atascos como el AI Traffic Jam Pilot que se ha introducido incluso en una marca reacia a la automatización como Lamborghini con el Urus, la conducción independiente en ciudad supone uno de los dos grandes retos del transporte autónomo.

Renault Symbioz 7

Mantener la circulación autónoma adentro de las ciudades requiere un sistema de procesamiento sumamente desarrollado que sea capaz de absorber la gran cantidad de factores a tener en cuenta más allá del solo tráfico, como las señales verticales, las luminosas, la señalización horizontal, los peatones o las maniobras imprevistas de los conductores humanos que suponen el decano impedimento para un correcto funcionamiento de los sistemas autónomos.

Por otro costado está la conducción autónoma en vías secundarias, donde el examen de la vía es fundamental para perdurar la velocidad y la trayectoria apropiada y en donde hay ocasiones en las que no siempre se cuenta con la delimitación lo suficientemente perfectamente marcada como para ser reconocible por las cámaras del transporte.

La transición del coche: de medio de transporte a extensión del hogar

Renault Symbioz 5

El laboratorio con ruedas de Renault escudriñamiento ser una extensión del domicilio de sus ocupantes, así que está dispuesto a hacerles reparar como en el salón de casa para que disfruten de los tiempos de desplazamiento que hasta ahora invertíamos en conducir y que la conducción autónoma convertirá en tiempo exento.

La conectividad del Symbioz es total y podrá comunicarse con los dispositivos electrónicos de la casa. Por ejemplo, 15 y 5 minutos ayer de los trayectos programados emite avisos sobre el nivel de carga de las baterías o el estado del tráfico en nuestro camino así como la previsión meteorológica.

Renault Symbioz 10

Una vez en marcha y conduciéndose solo, el Renault del futuro intentará crear un entorno minimalista y confortable para cuatro ocupantes, envueltos en luces de cortesía y con un interior modulable con mesa incluida para disponer incluso de una mesa sobre la que trabajar, relacionarse o simplemente distraerse con el completo sistema de infoentretenimiento.

El Symbioz es una propuesta efectivo más allá de las promesas

Renault Symbioz 12

Falta mucho camino aún por toquetear, pero Renault está dando pasos muy firmes adentro del situación de Alliance 2022, el tesina de automatización de funciones de Renault, Nissan y Mitsubishi que engloba a este Symbioz.

Por el momento selecto asociación de periodistas ha podido situarse tras los mandos del Renault Symbioz en entornos reales y comprobar algunas de las funcionalidades de un coche que quiere adelantarse al futuro.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales