¿Recuerdan las águilas caza drones? Pues la policía holandesa ha decidido retirarlas porque no obedecen

Pues parece que la policía holandesa se precipitó un poco y hoy lo están admitiendo: entrenar águilas para derribar drones es costoso, inútil y no resultó como se esperaba. Por lo aludido han decidido cerrar el software que fue anunciado con bombo y platillo a inicios de 2016.

Después de un año de operación y la adquisición de cuatro águilas marinas, la policía holandesa trasladará a la aves a un refugio en lo que encuentran un nuevo hogar, ya que al final el entrenamiento resultó ser extremadamente complicado, tanto así que las águilas no obedecían las órdenes y encima, no había tantos drones para cazar.

Al final nadie pensó que fuera una buena idea

Desde que se dio a conocer el tesina, la mayoría de las voces estaban en contra al tratarse de un aventura para el ave, encima de que no había pruebas de que el entrenamiento propuesto funcionara de forma correcta. Hoy nos damos cuenta que los detractores tenían razón.

Los principales problemas a los que se enfrentó la policía holandesa, encima de la desobediencia, fueron los elevados costes de crianza y entrenamiento, lo cual representaba casi el 40% del total del presupuesto anual del área de policía.

Desde un inicio se sabía que los costes serían elevados, ya que se necesitaba contratar clan especializada para el cuidado de las águilas y una zona donde pudieran morar, encima de los entrenadores y las pruebas en campo. A pesar de esto, Holanda creyó que sería un costo beocio frente a la amenaza que significaba tener drones terroristas o espías, poco que al final siquiera terminó de popularizarse para ser considerada una amenaza.

Lo maniático de esto es que Holanda no fue el único país en colocar por las águilas caza drones, ya que asimismo Reino Unido, Australia y Estados Unidos contrataron entrenadores para combatir la “creciente amenaza de los drones”. A día de hoy se desconoce el status de cada uno de estos programas, fuera de ahora mismo el caso de Holanda.

Pero las águilas no eran el único animal entrenado para tareas policiacas, ya que hoy asimismo se está dando a conocer que la misma policía holandesa estaba entrenando ratas para olfatear cigarrillos falsos, restos humanos y fuegos artificiales ilegales. Pues este software siquiera funcionó y por ello han decidido cerrarlo ayer de hacerlo manifiesto.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales