Recogen firmas para conceder la medalla de Oro de Cádiz al Monstruo del Espagueti Volador

Y cuando creías haberlo conocido todo, llega a nuestros oídos una solicitud tan particular como esta. En la milenaria ciudad de Cádiz (Andalucía, España), un gran clan de personas anda recolectando firmas para conseguir poco sobrado particular: que el corregidor de la población conceda la medalla de Oro de la ciudad al Monstruo del Espagueti Volador. Como estás leyendo.

Por si no tienes mucha idea sobre quién o qué es exactamente este espantajo, te contamos que el Monstruo del Espagueti Volador es el líder supremo del pastafarismo, un movimiento social que en algunos países está obligado como religión y que básicamente persigue, con una importante secreto de humor, denunciar las preferencias y privilegios de los que gozan en la sociedad otras religiones y sus credos.

La solicitud se ha extenso en la famosa plataforma Change.org, donde en el momento de escribir estas líneas llevan reunidas 3.640 firmas -su meta es venir a las 5.000 personas. La idea de presentar esta petición no es más que una respuesta a la valentía tomada hace unos días por el gobierno de la ciudad de conceder precisamente esta medalla a otra imagen representante en este caso del catolicismo (se tráfico de la Virgen del Rocío), un hecho que ha causado sobrado polémica entre los grupos laicos que votaron al partido actualmente en funciones en la caudal gaditana.

Politician Jose Maria Gonzalez "Kichi" have protested in Madrid for peace and anti terrorism on November 28, 2015SPAIN, Madrid

En el texto de la petición se puede descifrar el posterior fragmento:

Entendemos que si desde unas instituciones públicas se favorece con honores a los símbolos o representaciones sagradas de una religión como la católica se produciría un agravio comparativo y acto discriminatorio alrededor de cualesquiera de las otras miles que existen incluida la nuestra si elevando a la alcaldía una solicitud en idénticos términos que la de los católicos esta fuera rechazada.

Según recoge El Español, la idea es que el regidor entregue la condecoración con un colador de pasta en la capital -palabra-, rindiendo así tributo a otro de los símbolos “sagrados” del pastafarismo (en cierta proximidad con otras vestimentas religiosas como el hiyab musulmán, por ejemplo.) Un concejal de Nueva York ya llegó a decir (misa) en su momento una boda con afín pinta, de hecho.

¿Llegará el corregidor de Cádiz a hacer caso a esta masiva petición?


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales