Protectores de pantalla para móvil | Tipos y cómo colocarlos

Los protectores de pantalla para móvil son una cuchitril cuya función es la de proteger nuestro dispositivo electrónico. De este modo, evitaremos esos comunes arañazos que con tanta facilidad aparecen en nuestra pantalla.

Existen en el merado diferentes tipos de protectores para móvil pero, ¿cuál es el mejor y cómo se colocan? En este artículo vamos a conocer los distintos protectores que podemos encontrar, sus características y cómo ponerlos.

Qué son los protectores de pantalla para móvil

Los móviles son objetos muy delicados que se arañan con mucha facilidad. Tenemos tendencia a llevarlo en la mano yuxtapuesto con otras cosas o a meterlo en el saquillo o nuestro bolsa sin más. Cualquier objeto que podamos tener yuxtapuesto a él y que lo roce puede ser suficiente para dejarle una indeseable marca.

El protector de pantalla evita que esto suceda al proteger la pantalla de nuestro móvil. Su colocación puede ser levemente costosa, por lo que más delante te explicaremos cómo se pone. Una pequeña defecto de polvo puede hacer que no se adhiera acertadamente, así que debes tener cuidado con eso.

Hace abriles, muchos fabricantes incluían con sus productos una protecciones especiales para las pantallas. Hoy en día, con el incremento del tamaño de las pantallas de nuestros smartphones, han aumentado además los accidentes.

Los arañazos que aparecían antiguamente ya no son tan frecuentes. Lo que ahora nos encontramos son pantallas totalmente destrozadas porque el móvil ha caído al suelo. Al ser tan grandes y delicadas, un impresión puede hacer que toda la pantalla se haga trizas. Algo similar a lo que sucede con las lunas del coche.

La protección que viene de taller puede servirnos para evitar arañazos, sin secuestro, no es efectiva frente a las roturas. Como es mejor avisar que deplorar, desde aquí te recomendamos que utilices siempre un b uen protector de pantalla.

Su precio no es demasiado elevado y, sin duda, alargará considerablemente la vida de tu dispositivo móvil. Esto a la larga se traduce en reducción, ya que los precios de los móviles sí siguen creciendo de forma irracional.

En el apartado venidero vamos a conocer los distintos tipos de protectores de pantallas de móviles que podemos encontrar. Así, conocerás tus opciones y podrás decantarte por el que consideres que se adapta mejor a tus micción.

Tipos de protectores de pantalla para móvil

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de protectores de pantalla que se adaptan a todos los teléfonos y micción de sus usuarios. Las principales diferencias entre unos y otros las encontramos, cómo no, en el precio y en otros aspectos. Estos son la dureza, el tacto o su colocación.

Los tres tipos de protectores de móviles que encontramos en el mercado son de plástico, de gel o de cristal templado. El más tradicional es la rodaja de plástico fina. Esta, aunque puede no resultar agradable al tacto, es muy efectiva para evitar arañazos.

Sin secuestro, no tiene ningún tipo de efectividad frente a las roturas de la pantalla. Además, su colocación es un tanto compleja, puesto que cualquier defecto de polvo o distinción que entre, hará que la pantalla quede llena de burbujas.

La duración de estos protectores es adicionalmente muy corta; se levantan con mucha facilidad. Tampoco facilitan el deslizamiento de los dedos sobre la pantalla. Por otra parte son muy baratos, pero al final, lo despreciado puede salirnos más caro a la larga.

El venidero tipo que encontramos son los protectores de gel. Estos permiten proteger la pantalla de arañazos y además contra las roturas de pantalla. Tienen una textura similar a la condón, por lo que a algunas personas no les resultan agradables.

Son más caros que el resto y suelen venir con muchos colores y diseños. No son demasiado conocidos aunque podemos encontrarlos en multitud de puestos.

Por zaguero encontramos los protectores de cristal templado, que son los que más se utilizan en la hogaño. Ofrecen una buena protección frente a los arañazos y adicionalmente son los suficientemente resistentes como para proteger la pantalla de roturas.

Aunque no son infalibles, sí nos dan un buen resultado. Otro punto a cortesía de estos protectores es que no afectan al tacto de la pantalla. Así, podemos seguir deslizando nuestro dedo sobre ella con total comodidad.

Su precio suele ser intermedio entre los protectores de plástico y los de gel. No obstante, todo dependerá de la calidad de los mismos.

Cómo colocar los protectores de pantalla para móvil paso a paso

Para colocar un protector de pantalla debemos seguir una serie de pasos si queremos que quede acertadamente instalado. Esto se aplica a los protectores de plástico, pues los demás no tienen decano complejidad que encajar el móvil en ellos.

Antes de poner nuestro protector de plástico debemos tener a mano cinta adhesiva, un paño de microbifra para eliminar el polvo, unas tijeras y el protector de pantalla que queramos poner.

En primer extensión, debemos averiguar un extensión que esté desocupado de polvo, pues cualquier defecto que haya en el círculo puede llegar para que no nos quede acertadamente. Los sitios más recomendados son una terraza o un ventanal.

A continuación procederemos a higienizar la pantalla del smartphone con el paño de microfibra. No es necesario frotar musculoso; simplemente debemos pasarlo con suavidad por la pantalla para eliminar las motas de polvo.

En muchas ocasiones sucede que el protector tiene un tamaño más magnate que nuestra pantalla. En estos casos tendremos que comprobar. Si es demasiado magnate, vamos a tener que utilizar las tijeras para cortarlo.

Posteriormente añadimos cinta adhesiva al protector para poder colocarlo en su sitio. Así evitaremos además manchar con los dedos la pantalla. El protector suele traer un adhesivo pequeño que nos indica la posición en la que va.

Para colocar el protector empezaremos por la saco de la pantalla y poco a poco lo dejaremos caer suavemente hasta que cubra toda la pantalla. Si no nos salen burbujas querrá opinar que lo hemos colocado acertadamente.

Por zaguero, volveremos a ocurrir el paño de microfibra para apoyar que quede acertadamente pegado por toda la superficie de la pantalla. Así, con estos sencillos pasos, tu dispositivo móvil estará, al menos, a omitido de arañazos.

Fuentes de imágenes:


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales