Por qué una chapa de Coca-Cola light flota en el agua y una de Coca-Cola habitual no

¿Has hecho alguna vez la prueba? Si echas una chapa de Coca-Cola a un recipiente con agua automáticamente se hunde hasta el fondo. Suena racional. Sin incautación, si haces lo mismo con una chapa de Coca-Cola Light está se quedará flotando. La razón es acordado la que estás pensando: el azúcar.

Aunque ambas latas tienen exactamente el mismo tamaño y el mismo contenido en prominencia, hay un delegado que las diferencia. Una chapa de Coca-Cola habitual tiene en torno a de 39 gramos de azúcar que en algunos países como Estados Unidos se añade en forma de jarabe de maíz alto en fructosa (un azúcar limpio concentrado).

Tenga la forma que tenga, el azúcar de la Coca-Cola habitual incrementa la densidad del limpio y esto afecta a su flotabilidad como ya demostró Arquímedes en su día (aunque no con latas de refresco precisamente). La Coca-Cola Light, sin incautación, casi nada tiene un gramo de endulzante y su densidad es prácticamente idéntica a la del agua, por eso se queda cerca de la supercicie. [Today I Found Out vía Mental Floss


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales