¿Por qué los eSports aún siguen pasando del móvil?

Los eSports viven un periodo dorado. Pese a las muchas aristas que quedan por perfilar, podemos sentenciar que en realidad ya tenemos una industria sólida y auténtico, con ligas oficiales, torneos muy jugosos y, cómo no, las estrellas, los miles de chicos y chicas que intentan cada día hacer historia en su muestrario privilegiado.

Pero no todos participan en esta gran fiesta. Mientras el mercado del PC domina como plataforma de muestrario, seguido por las consolas de sobremesa, que poco a poco abren nuevas opciones, una pregunta nos ronda por la individuo, ¿dónde están los eSports para móvil? ¿No hay sitio para ellos?

Una interesante contradicción

Ingresos

Datos de ingresos generados en las distintas plataformas. Fuente: SuperData

Si ponemos los datos sobre la mesa, el juego móvil genera seis veces los ingresos del muestrario en consolas. Casi 41.000 millones de dólares en 2016 frente a unos «escasos» 6.600. Y aún deberíamos destacar que el muestrario en consola ha mostrado un crecimiento estable gracias a nuevas estrategias, como los pases por temporada anuales y otros posibles del muestrario digital.

El muestrario en móviles genera seis veces más ingresos que el muestrario en consolas

¿Y el PC? Ocupa la segunda posición, con 35.800 millones de dólares, guarismo que habríamos de estrechar gravemente si no considerásemos todos los free to play y juegos sociales con compras ingame.

¿Qué nos dicen estas cifras? Que el muestrario en el móvil es importante. Muchísimo. ¿Cómo puede ser que un pequeño utensilio como Clash Royale o Pokemon GO genere más beneficios que todos esos grandes lanzamientos, hinchados de publicidad, con un precio de salida al mercado de 69,99 euros?

Los eSports en tu móvil

Hearth

Los eSports en el móvil existen, claro está. Aunque aquí incluso tendríamos que meter a las tablets. Tenemos Vainglory, un magnífico MOBA de corte tradicional.

En el vídeo que sigue puedes ver el enfrentamiento entre SK Prometheus y G2.Kinguin en las finales europeas del pasado invierno. Pero sólo hay que atender a los números: mientras que una gran final de Vainglory puede ser seguida por 60.000 personas, una final cualquiera de LoL puede deslizar a un millón y medio de espectadores.

Al otro flanco de la romana tenemos Clash of Clans y Clash Royale, el epítome del éxito a partir de una idea sencilla, el «defender la torre» de toda la vida mezclado con muestrario de cartas muy aceptablemente balanceado. El primer torneo de gran calado tuvo puesto durante abril del pasado año, se cerró en Helsinki con una bolsa de 15.000 dólares. Las audiencias, en algunos momentos, sobrepasaron los 100.000 espectadores.

El posterior gran torneo, el King’s Cup, se saldó con más de 73.000 dólares en premios. ¿Puede un muestrario más pausado que DOTAII o LoL alcanzar la victoria de estos?

El deportista casual

Se asocia, vulgarmente, el muestrario en el móvil al muestrario casual. Ofrece más disponibilidad, inmediatez, conectividad. Jugar en el móvil es recrearse deprisa, marcar récords para luego mezclar en la subsiguiente parada de medida, recrearse en sabido.

Tal vez nadie se toma en serio, al nivel de competición, un muestrario que ha descargado de la Play Store para ocurrir el rato

Es sostener, que la creencia generalizada asume que nadie se tomará en serio al nivel de competición un muestrario que ha descargado de la Play Store para matar el rato. Pero sólo hay que prestar atención al empeño que está poniendo Blizzard Entertainment en potenciar su Hearthstone, llevándose sus héroes de Overwatch al popular muestrario de cartas. Y es que en realidad aquí existe un engendro auténtico.

Entonces, ¿qué es lo que desatiendo? Quizá una mejor proposición por parte de promotores. Porque jugadores ansiosos por pelear ya hay, solo que tan pronto como se oye dialogar de las grandes estrellas, y eso que en España contamos con un nivel altísimo: TMD YaoYao, los estadounidenses ColtonW83, CHIEFPAT o TOPNOCH y españoles como Esteban ‘AKAWonder’ Serrano, que se hizo el pasado marzo con la Legendary Series en Katowice, o a Sergio ‘Termisfa’ Fernández, vencedor en el Callao Arena, entre otros galardones.

Clash Clans

¿Una cuestión espacial?

Tal vez la razón de este despegue paulatino no sea a causa de los juegos, que los hay y muy buenos, con el apoyo de compañías como Skillz —promotores de eSports que operan con compañías como Zynga o GLU—. Tal vez siquiera sea una cuestión industrial: figuras como Aaron Rubenson, director de Amazon Appstore, inciden en su valor creciente. Y tal vez siquiera sea desatiendo de atractivo, viendo el enorme lore que ha construido empresas como Supercell con sus “Clash”.

De hecho, estos juegos lo tienen todo para triunfar: partidas muy ágiles, de entre dos y seis minutos, el clásico defender la pulvínulo propia y destruir la del oponente, y el “pique” de ir desbloqueando cartas cada vez más poderosas. Ah, y los requisitos nunca han sido tan bajos: puedes practicar en cualquier momento y apuntarte ahora mismo, con un simple registro de agraciado podrás ingresar a torneos de Clash Royale o Hearhstone en tan pronto como tres clicks.

Vainglory

Tal vez la razón esté, entonces, en el formato. No es tan cómodo recrearse en el móvil que recrearse con teclado y ratón. La inmediatez que se logra por un flanco, se sacrifica por otro. Y ya no sólo en el formato, sino en la forma de recrearse: en un MOBA de PC juegas sentado, con tus muñecas flexionadas para pulsar 100 clicks por minuto. En un móvil juegas sobre una pantalla táctil.

El muestrario táctil requiere una lenta ajuste. En términos lúdicos es muy satisfactorio y en términos de sanidad mejora la calidad de vida de un jugador profesional, pero requiere un cambio de percepción en los hábitos. Y, por otro flanco, está la potencia bruta: tomar una salida de vídeo para proyectar el muestrario en pantalla magnate requiere músculo.

El núcleo de muestrario

Zenfone Png

Y músculo es lo que quiere ofrecer el ZenFone 3 Deluxe de ASUS. Monta un procesador Snapdragon 821 no con la intención de dirigir gifs por WhatsApp, sino para que puedas recrearse con él. La CPU acento por sí sola: cuatro núcleos divididos en 2 Kyro a 2,40 GHz y otros 2 a 2 GHz.

¿Por qué Riot no se ha atrevido aún con su propia interpretación LoL de móvil?

Esta capacidad de procesamiento es el equivalente a la de algunos PC’s donde puedes pasar League of Legends sin problemas. De hecho, existiendo ya alternativas como The Witcher Battle Arena, Final Fantasy: Record Keeper y o el divertidísimo Marvel Mighty Heroes, ¿por qué Riot no ha atrevido aún su propia interpretación LoL en móvil?

Tal vez necesite un poco más de espacio para mostrar tantos utensilios en pantalla. Y la pantalla del Zenfone 3 Deluxe incluso quiere que puedas recrearse: el teléfono cuenta con un escaso filo de 1,3 mm para estrechar la relación pantalla/carcasa en un 79%. De esta forma ofrece, sin un incremento de tamaño respecto a otros terminales, valer una pantalla Super AMOLED de 5,7 pulgadas. Y protección Gorilla Glass 4, por si las moscas, que nunca se sabe de qué somos capaces cuando vamos perdiendo.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales