¿Por qué los circuitos impresos son normalmente de color verde?

La inmensa mayoría de placas con circuitos impresos que vemos en el mercado suelen tener ese característico color verde de todos conocido: lo hemos gastado en las Raspberry Pi por ejemplo, pero además en muchas otras soluciones.

¿Por qué ese color verde y no otro? En existencia es posible encontrar placas con circuitos impresos en otros muchos colores, pero ese verde se ha convertido en un estereotipado de facto sin que nadie parezca tener clara la razón. Hay algunas teorías al respecto, no obstante.

Verde que te quiero verde

Ese color es el de la capa de soldadura que se sitúa en la parte más superior del ensamblaje de esas placas con circuitos integrados, y la idea es la de avisar cortocircuitos y errores de soldadura.

Green2

Esa capa está compuesta de resinas y pigmentos que permiten proteger al circuito impreso del polvo, la humedad o la oxidación, pero lo que sigue sin estar claro es por qué el color más frecuente entre los fabricantes es el verde y no otro. Entre las posibles explicaciones están las siguientes:

  1. Aplicaciones militares: los primeros circuitos en Estados Unidos probablemente estuvieron destinados a aplicaciones militares, y puede que uno de los requisitos del ejército de los EE.UU. fuera que ese color extranjero fuera verde.
  2. Bajo coste, practicable comunicación: puede que la razón fuera tan simple como que este tipo de material en color verde acabó siendo el que tuvo maduro disponibilidad y pequeño coste, lo que ayudó a su proliferación y a que se convirtiese en el estereotipado sin que nadie lo eligiese como tal.
  3. El color verde reduce la molestia visual: algunos creen que la inspección manual de los circuitos imponía a los trabajadores una bordadura difícil y que acababa cansando mucho los fanales, poco que podría acontecer motivado esa intrepidez de usar el verde para aliviar esa molestia.

En una de las primeras patentes en las que se deje de circuitos impresos en 1980 se menciona el uso de fotopolímeros sensibles a la luz UV para las capas de soldadura, y aunque en ella se indica que se utilizaban 3 g de tinte o colorante, no se revela el color del mismo.

Otras teorías explican cómo las máscaras de soldadura originales hacían uso de una resina saco con un color amarillo-marrón que al mezclarse con el material que la endurecía adquiría un color pardo miel que no era demasiado atractivo. Eso acabó haciendo que se tratasen de aplicar distintos pigmentos de colorante hasta que dieron con ese color verde que era mucho más aceptable visualmente.

Vía | Seed Studio
En Xataka | Esta tecnología busca que los gadgets rotos sean capaces de repararse a sí mismos


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales