PlayStation sigue siendo vital para Sony

PlayStation sigue siendo vital para Sony

La división PlayStation de Sony nunca ha tenido tanta importancia como ahora. La compañía ha compartido sus resultados financieros del final año fiscal que terminó el 31 de marzo, y los videojuegos han vuelto a demostrar que son una cuchitril esencia en la organización de la compañía. Y es que en 12 meses han vendido 20 millones de PlayStation 4, superando la estimación de 17,7 millones que calcularon en 2015. Gracias a esos números la división generó 14.730 millones de dólares, un 6,3% más año tras año. Y lo que es más importante, los beneficios crecieron de los 88.700 millones de yenes a los 135.600 millones de yenes (1.210 millones de dólares).

Sony asegura que ese incremento de los beneficios se debe a una declive en los costes de producción del hardware. Esto, claro, se consigue con la nueva y pequeña PS4 Slim, que se lanzó en septiembre y que, por otra parte de atraer al sabido, rebusca efectivamente someter los costes. Con casi un total de 60 millones de consolas vendidas, Sony retraso que el 2017 sea un poco más calmado, estimando unos 18 millones de consolas.

Lamentablemente las cosas no van igual de aceptablemente en otras ramas. Sony Mobile sigue cayendo en ingresos, siendo ahora la declive de un 32,7% de año a año. La reestructuración de la compañía ayudó a suceder de las pérdidas operativas de 61.400 millones de yenes a un beneficio de 10.200 millones, y eso que el Xperia X Performance no funcionó carencia aceptablemente, con un precio altísimo y unas prestaciones que no tenían carencia que hacer frente a las de la competencia. Veremos qué tal les funciona el XZ Premium con pantalla 4K y cámara súper Slow-mo.

Curiosamente el negocio de sensores ha caído. Los beneficios bajaron 22.100 millones de yenes, poco a lo que el fabricante señala a los cambios de moneda y al sensación del terremoto de 2016 en Kumamoto.

En epítome, podemos ver como los resultados financieros de Sony no son especialmente agradables. La compañía señala unos ingresos de 67.886 millones de dólares, lo que significa una caída del 6,2% respecto al año pasado. Pero en Reuters apuntan a que el próximo año la compañía retraso incrementar los beneficios un 73,2%, gracias en parte a la revés a normalidad del negocio de sensores de imagen, que se encargará de tapar otras ramas que normalmente producen pérdidas.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales