Parece que los planetas de TRAPPIST-1 tampoco serán nuestra segunda casa

TRAPPIST-1

Si el otro día ya nos quedamos un chasco antiguamente el desalentador futuro que se nos presentaba en Marte, la cosa no ha mejorado con las últimas informaciones que nos llegan desde TRAPPIST-1. Si mal no recuerdas, tras ese horrible nombre se esconde el nuevo sistema solar (y su sino) hallado por la NASA con siete planetas “parecidos a la Tierra”. Semejante manifiesto nos puso a todos en alerta: ¿significaba que habíamos descubierto al fin nuestra anhelada segunda casa?

Ahora estas esperanzas son mucho más pequeñas. Dos equipos de trabajo distintos, pertenecientes al Centro de astrofísica de Harvard-Smithsonian (en la Universidad en Cambridge, Massachusetts, EEUU), han registrado que el comportamiento de la sino TRAPPIST-1, una enana roja mucho más débil y fría que nuestro Sol, hace que las posibilidades de vida sean menores de las pensadas.

NASA Telescope Reveals Seven Earth-sized Planets Around Single Star

Y es que, aunque es cierto que los planetas potencialmente habitables se encuentran más cerca de su sol de lo que nosotros estamos del nuestro, esto no garantiza unas mejores condiciones, conveniente a cómo inciden los rayos ultravioletas (UV) en su superficie. “Debido a la embestida de la radiación, nuestros resultados sugieren que la atmósfera de los planetas en el sistema TRAPPIST-1 sería en gran parte destruida”, apunta Avi Loeb, coautor del artículo publicado en el International Journal of Astrobiology. La probabilidad luego de que la vida pudiera existir se estima en solo 1% respecto a los números manejados en la Tierra.

No es el único impedimento opuesto. El otro estudio separado, publicado en The Astrophysical Journal Letters, se encargó de examinar el rumbo solar de TRAPPIST-1, con resultados igualmente poco halagüeños. Mientras que en la Tierra estamos protegidos de la corriente de partículas solares del Sol por nuestro campo seductor, los planetas de TRAPPIST-1 podrían presentar problemas conveniente a que al estar tan cerca de su sol, el campo seductor de esta sino podría unirse con el de los planetas. Esto haría que dicho campo no actuara como la barrera que sí tenemos en la Tierra, poniendo en peligro poco tan esencial como su medio.

Ojo, es importante rememorar una cosa: “zona habitable” sólo significa que un planeta está lo suficientemente cerca de su sino para contar con la temperatura óptima para que haya agua líquida. Esto luego no significa que definitivamente no vaya a deber vida en TRAPPIST-1, ni que no seamos capaces de encontrar vida en otros sistemas. Simplemente implica que es menos probable de lo que antiguamente pensábamos… y que no nos queda otra que seguir buscando.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales