¿Pagarías 400 dólares por una bici eléctrica y plegable? Tiene truco, pero Stark Drive quiere romper barreras

El crecimiento en ventas y marcas de bicis eléctricas es exagerado, frecuente, es un producto sencillo de crear y muy interesante para el tipo de desplazamientos que realizamos en ciudad. También desde el punto de paisaje deportivo, ya que podremos obtener a sitios más lejanos, o asociarse a gentío que esté más robusto que nosotros.

El caso que nos ocupa es el primero, el de las bicis creadas para movernos por la gran capital, por esto la gentío de Stark Drive ha pensado que su maniquí además debe ser plegable. No por tener esta característica es pequeña, o cara, ambas situaciones están siendo perfectamente estudiadas para que pocos clientes se resistan a su adquisición. Otra cosa es que consigan poner el producto en el mercado, ya que ahora mismo se está incubando en IndieGoGo.

Rueda sobresaliente, cuadro de aluminio plegable y baterías para hacer 100 km. Los ingredientes no pueden ser mejores por precio

Por ahora la cosa marcha derrota en popa para esta empresa sueca, y es que ofrecer tanto por 400 dólares la convierte en un transporte muy dulcero, pero los gastos de giro no están incluidos.

La principal barrera de este tipo de bicis está claramente en el precio, ya que hay mucha gentío interesada en hacerse con modelos similares, pero claro, acercarse a los 1.000 euros ya es poco que no está en las intenciones de todo el mundo.

Aunque la marca es sueca, la traspaso se realizaría de forma directa desde China a tu casa

¿Por qué no lo había hecho antiguamente otra marca? Es raro de entender esto, que haya que esperar a una pequeña empresa con apoyo crowdfunding para hacer verdad un producto que se vendería masivamente: ahí están, intentando inventar el negocio desde Estocolmo.

Pero no son los únicos con esta premisa, recientemente os presentamos a la marca Sondors, que tiene un maniquí que cuesta 500 dólares – además sin gastos de giro -. Atractiva en sus formas y con buena tecnología como prueban su cuadro de aluminio o la transmisión por correa.

Gyxd06vbvkrztu52qwbd

En un nivel superior de inversión tenemos a Ford, con un esquema que no sabemos si van a obtener a traicionar. Desde el punto de paisaje de bicis pequeñas y plegables tenemos a la omnipresente Xiaomi, con precios de derribo.

El precio de Stark es claramente el más bajo que hemos trillado en una bici de su tamaño, y recordemos, es plegable. La idea de futuro a medio plazo es editar más versiones y opciones, para que haya un maniquí para cada presupuesto, pero creo que es interesante comenzar por poco que verdaderamente reclame la atención y puedan juntar la inversión que encienda la chispa.

¿Y sus especificaciones de depósito/motor? Pues hay una opción original de 250W que nos da para hacer 100 km con una carga, a 35 kilómetros por hora. Luego hay un par de motores superiores con 350 y 500W.

El truco está en los gastos de giro

Bateria

Para el que tuviera dudas, este producto sería creado en China, de hecho el trabajo trabajo más complicado de su creador – Oscar Stark – no ha sido dar forma el maniquí, sino encontrar la industria ideal que les diera la calidad y cantidad que iban a demandar. El otro gran problema además está relacionado con la adquisición de componentes: están trabajando duro en encontrar la cantidad de baterías necesarias, que al final llegan desde Panasonic.

Oscar Stark, el creador, dice que hay mucho interés en países como Portugal, Italia y España, especialmente desde empresas

Entre los puntos que tenemos que destacar está la suspensión completa, que entendemos que no será de un nivel muy stop, pero ahí está. También hay un cambio Shimano de 21 velocidades, ruedas de 26 pulgadas, y frenos de disco. Queremos destacar el tamaño de rueda, ya que la hace una bici rápida y cómoda.

El cuadro de la bici es de aluminio y hace que Stark pese solo 21,4 kilos con las baterías puestas, creo que está conveniente perfectamente. Hay cosas que son standard en esta bici, y necesarias en ciudad, como las luces, el pito y un puerto USB para cargar cosas.

¿Dónde está el truco? Pues en la traspaso desde China, ya que hay que respaldar el giro hasta nuestras casas, y los 200 dólares no nos lo va a quitar nadie. Con los descuentos para los compradores iniciales y el giro, la bici no va a costar más de 600 dólares. Será interesante conocer cuántos euros son eso para Stark Drive, no deben ser más de 550 euros.

Nloihd5wa8ogccazxhcu

Habrá que seguir el devenir de esta empresa y sus bicis, a ver si verdaderamente se convierten en un factor importante en el cambio de mercado, o se diluyen como otras muchas. Por lo pronto están teniendo muy buena acogida en IndieGogo.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales