Pese a que la época de presentación está fijada para este jueves día 16 de noviembre, algunas personas ya han podido hacerse con uno de los nuevos OnePlus 5T, la próxima postura de la compañía asiática para el mercado de telefonía. En un movimiento que nos ha echo encorvar las cejas a más de uno, ya podemos conocer los detalles de un terminal utilitario principal atractivo viene por parte del diseño –y siquiera en este aspecto parece destacar demasiado–.

El OnePlus 5T, según muestran se ha mostrado en varios vídeos, es prácticamente igual a su predecesor salvando la imperante regla por la cual los terminales han de tener una pantalla que abarque más anterior, en detrimento de los marcos y, en esta ocasión, todavía del catedrático de huellas, que se traslada a la parte trasera. En esta ocasión el panel por el que se opta es un OLED de 6 pulgadas. Aún así, y pese a no contar con ningún obstáculo biométrico en la parte inferior, la superficie en la que no hay pantalla es considerable, a diferencia de otros variedad inscripción actuales.

En cuanto al cuerpo, este continúa siendo de aluminio, con un aspecto estético que recuerda mucho al iPhone 7 Plus adecuado a la cámara trasera con doble vidrio ubicada en la parte superior derecha. Evidentemente, el puerto de carga es USB de tipo C y continúa manteniendo el conector jack de 3,5 milímetros, poco que los fabricantes de Android parecen negarse a hacer desaparecer (por el momento).

Como su propio nombre nos hace ver, se proxenetismo de una puesta al día de un maniquí ya existente y que parece reponer más a la privación de designar la atención de los consumidores que buscan un terminal con una pantalla con marcos reducidos que ofrecer un nuevo concepto de teléfono. Es esta la razón de que sus especificaciones internas sean las mismas que la engendramiento mencionado.

Viene con Android 7.1.1, el ya archiconocido SoC Snapdragon 835 de Qualcomm y una memoria interna de 64 o 128 GB, de lo cual dependerá todavía su RAM, de 6 u 8 GB, respectivamente. La capa de personalización corre de la mano de OnePlus y es OxygenOS, como viene siendo habitual. En lo que respecta a su tamaño y peso, tiene unas medidas de 156,1 x 75 x 7,3 milímetros y una suma total de 163 gramos.

La cámara trasera cuenta con 16 megapíxeles y una comprensión f/1.7, con un segundo sensor con la misma comprensión y 20 megapíxeles. Su formato mayor de disco es 4K a 30 fps. La anterior, por su parte, cuenta con 16 megapíxeles y una comprensión f/2.0.

El resto de datos, adyacente con el precio, los conoceremos el próximo jueves durante el evento de presentación. Se rumorea, eso sí, que se podrá apoderarse al mismo precio que el OnePlus 5, quedando así en 499 euros la lectura de 64 GB y en 559 euros la de 128 GB.