No, los anillos de Saturno no son lisos, ni sólidos ni gruesos porque se echa pulsos

Las perspectivas que nos brindan las sondas que se envían al espacio son espectaculares, y en ocasiones son una utensilio de conocer mejor los aspectos de astros lejanos. Si Juno nos mostró un Júpiter “nuevo”, Cassini por su parte se encarga el subsiguiente planeta del Sistema Solar y en esta ocasión sirve para ver el excéntrico relieve que toman los anillos de Saturno, los cuales no son completamente lisos ni mucho menos.

De Cassini hemos recibido ya una buena dosis de imágenes, tanto del planeta de los anillos como de sus satélites, viendo en detalle la superficie de todos ellos y algunos medios como grandes huracanes. A unos meses de que finalice su trabajo (el próximo mes de septiembre), aún nos envía fotografías preciosas y nos recuerda que las apariencias engañan para acertadamente, y que los astros aún pueden ser más bonitos de lo que creemos.

Un tira y afloja gravitacional que estruja a los anillos

Cassini lleva mucho en el espacio y concretamente de tarea, de hecho sus imágenes están desvelando el aspecto “real” de Saturno desde hace más de diez abriles (en 2004 llegó al planeta). David G. Simpson, del Centro Espacial Goddard de la NASA (en Greenbelt, Maryland), ya publicó un trabajo en el archivo de la agencia hablando de lo que la sonda les estaba permitiendo ver del planeta y de sus anillos.

Pese a su apariencia gruesa y sólida en efectividad se manejo de anillos “finos” proporcionalmente con el planeta

Ahí recordaba que estos anillos (que aunque los tienen más planetas sí es cierto que destacan más los de éste) están formados por montones de trozos de hielo y rocas cubiertas de hielo de un tamaño medio entre una pulgada o un coche. Y que pese a su apariencia gruesa y sólida en efectividad se manejo de anillos “finos” proporcionalmente con el planeta, haciendo la comparación de que si Saturno fuese una pelota de baloncesto los anillos serían tan gruesos como un pelo humano.

Imagen tomada por Cassini en 2004 con el espectógrafo de ultravioletas, mostrando que hay más hielo en los anillos más alejados (más turquesa) de Saturno que en los más cercanos. (Crédito: NASA/JPL/University of Colorado)

Pero lo que no son es planos o lisos. Los anillos tienen esas ondulaciones que tan acertadamente ha sabido capturar Cassini en esta última instantánea conveniente a una especie de tira y afloja gravitatorio entre el propio Saturno y sus lunas, si acertadamente en efectividad no son ondas, sino espirales, llamadas spiral density waves (ondas espirales de densidad), que es concretamente lo que vemos en dicha foto.

Anillo Detalle Cassini nos acercó así de acertadamente la sinuosa forma de los anillos de Saturno. (Crédito: NASA/JPL/SSI)

Explica la NASA que las pequeñas lunas (recordemos que a Saturno no se le han detectado 69 lunas como a Júpiter pero de momento se le conocen 62, que no está siquiera ausencia mal) perturban de modo sistemática estos fragmentos que componen los anillos causando estas ondas de densidad. Más o menos es como si las lunas y Saturno jugasen a hacer un pulso (gravitacional), cuyo resultado son esas bandas que se observan, y a medida que las ondas se alejan de Saturno su distancia de onda desciende y las bandas se estrujan poco más.

Por qué te vas, Cassini

La sonda que nos ha regalado estas vistas privilegiadas de Saturno es toda una veterana desde hace tiempo, ya que este año se cumplen 20 abriles de su tiro, que fue el 15 de octubre de 1997. Estrictamente hablando en efectividad “morirá” ayer de cumplir la veintena, legado que el plan es que el próximo 15 de septiembre la sonda se adentre en la ámbito de Saturno para desintegrarse en ésta.

¿Por qué no vuelve? Ojalá alucinar no dependiese del combustible aquí o en el espacio, pero la efectividad es que esto es central y es asimismo el principal motivo por el que Cassini, que ya lleva un tiempo con poco, tenga que afirmar adiós de esa modo y no retornar, poco que la NASA de hecho determinó ya en 2010.

De este modo la despedida será poco controlado y la sonda no quedará a la deriva, de modo que no pueda chocar con las lunas y éstas no se contaminen. Lunas cuyo animación es importante preservar (por otra parte de porque “son casa ajena”) legado que parte de los hallazgos de la propia Cassini fueron acerca de la composición de éste, el cual tiene los ingredientes para poder crear o abrigar vida.

La sonda pues está rematando su tarea en los últimos días de ese ‘Grand Finale’, el cual constaba de 21 trayectos en el espacio entre Saturno y los anillos, de hecho fue el primero objeto fabricado por el ser humano que lograba hacerlo.

Continuará recogiendo y enviando datos hasta que deje de funcionar y de existir, así que aún nos quedará alguna bella imagen que ver, y quizás más información valiosa. Mientras, podéis ver tanto las imágenes de esa tarea como muchas otras en el banco de imágenes del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, os ponemos una selección de las de Cassini (Saturno y sus lunas).

En Xataka | La majestuosa foto de la Tierra vista desde los anillos de Saturno es el adiós perfecto de Cassini


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales