No, Europa no va a prohibir los kebabs: es otro bulo de internet

Seguro que has conocedor la aviso en internet. Probablemente hasta lo hayas compartido en tus redes sociales y hayas maldecido en arameo frente a la posibilidad de que puedan quitarte el placer de regocijarse similar manjar. Sí, hablamos de los kebabs y de la supuesta aviso de que la Unión Europea iba a prohibirlos. Según se había destapado este fin de semana, el uso de ciertos fosfatos era incompatible con la norma europea coetáneo, lo que iba a provocar que se prohibiera la saldo de este tipo de comida rápida que, claro está, los empleaba.

La aviso se extendió de una modo tan rápida y alarmista, que el propio Parlamento Europea ha tenido que salir a la palestra y desmentir los numerosos titulares que estos días nos han vendido la idea de que los döner kebabs tenían los días contados.

Según han aclarado desde la cuenta oficial del parlamento, el uso de fosfatos como aditivo en la carne lleva tiempo vetado en Europa, de forma que los kebabs que actualmente se comen no deben (ni pueden) soportar fosfatos. ¿Cómo se origina entonces esta información? Pues a raíz de una propuesta en el parlamento precisamente para establecer esta prohibición.

Ante la descuido de evidencia científica que indique que son un peligro para la salubridad, la CE propuso permitir en el futuro algunos fosfatos (los ácidos fosfóricos, los di y tri fosfatos y los polifosfatos (E 338-452)), sin incautación, los eurodiputados de la Comisión de Medio Ambiente, conscientes de los informes que vinculan los fosfatos y las enfermedades del corazón, se opusieron y bloquearon la propuesta.

Döner Kebab

Semejante respuesta generó un gran debate en Alemania, donde los empresarios saltaron a sostener que los aditivos E 338-452 son imprescindibles para que la carne tenga el sabor que actualmente tiene, dando así a entender que sí que los usan. Es más, en la propia web del Parlamento Europeo se puede adivinar un breve comunicado al respecto, en el que se indica que “oportuno a la acumulación de excepciones” se usan cada vez más en las carnes, ayudando así a proteger el sabor y a retener el agua.

Estos datos, a varias bandas, unido a la aviso de “la prohibición” del Europarlamento -no era más que una revalidación de lo que ya estaba vetado, repetimos- ha provocado que la aviso se tergiversara hasta tal punto que todos creyéramos que pronto desaparecerían los kebabs de Europa.

Como lees, nadie más allá de la existencia. Puedes respirar tranquilo.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales