nada para los Galaxy S8, pero están en ello y sería un buen empujón para el Note 8

Las filtraciones se sucedían incluso ayer mismo, el día de la presentación de los Samsung Galaxy S8 y s8+, pero eso no quitó que hubiese salida y ganas de verlos por fin materializados (oficialmente). Quizás algunos aún tenían la mínima esperanza de que el mellizo decano sorprendiese en cuanto a cámaras, pero finalmente ni el S8 ni el S8+ integran doble cámara.

Esta tendencia ha ido formándose sobre todo desde que LG y Huawei lo integrasen en sus buques insignia de 2016. No fueron ni mucho menos los primeros, pero sí quizás los que lograron que quedase como aliciente y que seguidamente otros siguieran la vestigio (incluso Apple). Pero Samsung ha puesto una pausa y, en el interior de la desarrollo que han supuesto los S8 en algunos aspectos, no ha entrado la doble cristal, aunque alguna pista sí nos ha transmitido para el futuro.

Que vuelva el Note con fuerza

Los daños económicos quizás cicatricen antaño que los que hubo a nivel de reputación con lo sucedido con el Note 7. De eso se hablo, se deje y se hablará, ayer mismo ya vimos innumerables referencias con el incendio que hubo en una tienda Samsung y bromas acerca de si los S8 explotarán, y la propia Samsung dedicó los pertinentes minutos en la presentación a rememorar la prosperidad en los controles de calidad tal y como hizo con la del Galaxy S3 Tab y el Galaxy Book.

A nivel de marca es vivo recuperar la confianza que hayan podido perder, pero incluso a nivel de tono. Y puede que por otra parte de recordatorios en presentaciones y la habitual arranque de publicidad uno de las tácticas haya sido retardar la inclusión de una doble cámara para el que seguirá siendo la otra centro de los buques insignia de Samsung (si no cambia mínimo).

Samsung nos dijo a su modo que están trabajando en la doble cámara (y que entreambos procesadores de los S8 las soportarían)

Ya hablamos aquí de lo que Samsung publicó desde la cuenta de Twitter de Exynos acerca de la doble cámara y el Exynos 8895 (y la serie Exynos 9), procesador que monta una de las variantes de los S8 (por otra parte del Snapdragon 835). En el tweet mostraban** un doble procesador de imágenes** para una doble cámara en un teléfono genérico, jugando a decirnos al mismo tiempo que ya han estado trabajando en ello pero que no lo íbamos a ver en los S8, como ayer comprobamos.

Teniendo un tope de tono con dos variantes con diverso procesador, pudiendo entreambos dar soporte a una doble cristal, ¿por qué no lo hemos trillado en los S8? De momento no hay una explicación clara y/u oficial para ello, pero quedando irresoluto ese “mejor, más seguro y muy innovador” Note 8 sería un excelente aliciente que fuese éste quien estrenase la doble cámara en los Samsung de primera cadena.

Una prórroga de tanteo

La desarrollo de la doble cámara, hablando de esta segunda grado aparentemente más asentada (y no de los inicios con el LG Optimus 3D, el HTC Evo 3D o incluso el más fresco HTC One M8), está recorriendo un camino atípico si lo vemos en la corta perspectiva que tenemos desde 2016.

Por un banda tenemos la democratización de la doble cámara en gamas inferiores y no sólo en los buque insignia. La tendencia en estos casos es el uso orientado a conseguir un desenfoque decano (bokeh), aquí algunos ejemplos:

  • Energy Sistem puso doble cristal trasera en el Energy Phone Pro 3, un terminal de tono media por 269 euros. En este caso son dos gafas de 13 megapíxeles, una para un primer plano y otra para distintas distancias, con el fin de crear fotografías en 3D y desenfoque selectivo.
  • ZTE es otro ejemplo de fabricante que puesta por democratizar la doble cámara, con ejemplos como el ZTE Blade V8 (para bokeh) o el preliminar ZTE Axon Elite (incluso para desenfocar en las macro).
  • Reenfoque incluso en el caso de Xiaomi con el RedMi Pro, con sensores de 13 y 5 megapíxeles.
Zte

Los fabricantes que sacaron pecho con una doble lente en sus buque insignia y este año han mantenido la puesta se han mostrado poco conservadores en cuanto al uso de la misma. Tenemos un Huawei P10 y P10 Plus con un sensor monocromo como el Huawei P9 y un LG G6 con un gran angular como el LG G5 (y el LG X Cam, de tono inferior), y por otro banda un iPhone 7 Plus que es primero en la casa en incorporar dos cámaras traseras y que ha optado por una segunda cámara con zoom óptico y un bokeh que parece estar teniendo asaz buena acogida.

G6

Todo esto hace que en el caldo de cultivo que Samsung ha puesto con la no inclusión de la doble cámara en los S8 y el advertencia con la capacidad para la misma del Exynos 8895 germine poco más de interés, por ver qué camino toma finalmente la compañía si como junto a pensar incorpora dos cámaras en su(s) terminal(es). Por ahora lo que vemos en la industria es que la inclusión de las dobles cámaras ha tenido escasamente repercusión en el diseño para correctamente (en el caso del G6, de hecho, ha ido a mejor sin sobresalir), así que junto a esperar que aquí Samsung esté a la cima tras el trabajo que ha mostrado con el frontal de los S8.

El futuro de las ¿dobles? cámaras

Al Note 8 (o a los Galaxy S9) los esperamos con doble cristal, pero ya ha habido fabricantes cuya anhelo parece ir más allá. Tras un LG V10 con doble cristal primero está la posibilidad del doble combo y divulgar un smartphone con cuatro cámaras. Se apuntó a que el X10 de LeEco, aunque eso de momento sigue siendo un ocultación sin confirmar.

Más allá de cuatro cámaras ya ha habido otra propuesta y en 2015, aunque haya quedado en un plano más discreto. Light nos mostró su L16 con ni más ni menos que 16 cámaras.

L16

De momento parece que a la tendencia aún le quede tiempo y que los fabricantes estén sacándole partido a lo que permite una combinación de cámaras (y qué tiene más marketing). Tras acontecer dejado a un banda aparentemente aquella carrera por los megapíxeles, parece que la desarrollo de los smartphones en cuanto a cámaras vaya a seguir el camino de los núcleos del procesador, como dijeron en The Verge; tras tocar techo con la velocidad en los de núcleo simple se pasó a multiplicar su número, y ahora parece que toque multiplicar las cámaras. Veremos cómo lo hacen los coreanos y si Apple repite en su aplicación.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales