El Mobile World Congress es mucho más que “el evento en el que Samsung/Huawei/Sony lanza su teléfono de alta gama”. Es una ventana en la que cualquier asistente puede observar qué se cuece en la industria tecnológica, en dirección a dónde caminan las grandes compañías y qué nos depara ese futuro tecnológico que promete revolucionar la sociedad flagrante.

Estas son las principales tendencias que dominarán la feria y que, con total seguridad, marcarán los próximos primaveras en el plano tecnológico.

5G material, cercano y tangible

Shutterstock

Uno de los temas más importantes del Mobile World Congress será, sin punto a dudas, la conectividad 5G. El próximo gran brinco de las telecos lleva varios primaveras en el horno, pero en esta nueva estampado de la feria se demora que la conversación vaya en dirección a un camino mucho más profundo y tangible que en ediciones anteriores. ¿Por qué?

  • La 3GPP congeló parte del unificado de esta nueva conectividad a finales de 2017.
  • Compañías como Qualcomm, AT&T y Telefónica ya están iniciando las primeras pruebas piloto.
  • En España, el Gobierno anunció la inminente subasta del espectro (necesario para el 5G) y la cercana exención de la pandilla de 700 MHz (la más codiciada por las telecos del país).
  • Qualcomm ya está inventario para dar el brinco, y lo dejó proporcionadamente claro durante su Snapdragon Summit en Hawaii. Ellos ven el 5G en 2019, no en 2020.

La conversación en torno a esta nueva conectividad girará, principalmente, en torno a tres pilares principales: casos de uso, monetización de la inversión y regulación. La época en la que el 5G era una nubarrón de humo y promesas deja paso a conversaciones materiales.

Los teléfonos buenos se hacen baratos; y los baratos son cada vez más buenos

El Mobile World Congress estará dominado por Samsung y su prominente Galaxy S9, que se hará oficial el próximo 25 de febrero. No obstante, otras compañías como Nokia o Lenovo probablemente desvelen productos de gamas más económicas y solventes prestaciones.

Productos como el Xiaomi Mi A1 y Moto G5S ya dejaron vislumbrar esta tendencia a lo liberal de 2017. Sin confiscación, se demora que la industria tecnológica de grandes pasos en ese mismo camino a lo liberal de 2018.

El humo (o no) en torno a la inteligencia fabricado

Nadie duda que la inteligencia fabricado será una de las mayores revoluciones de la próxima división. No obstante, las implementaciones y los desarrollos que muchas grandes compañías han hecho hasta ahora son, en su mayoría, humo y falsas promesas.

La conversación en torno a esta nueva tendencia continuará en el Mobile World Congress 2018, aunque el tono en el que lo hará es todavía una clavo. ¿Se mostrarán avances reales y tangibles? ¿Se anunciarán funciones irrelevantes y puramente marketinianas? ¿Cómo se monetizará? Esas son solo algunas de las preguntas que grandes compañías como Telefónica o Samsung tendrán que reponer a lo liberal de la feria.

La revolución de la sinceridad aumentada

Tanto Google como Apple han impulsado el explicación de la sinceridad aumentada durante el posterior semestre de 2017. Para Tim Cook, de hecho, es una de las tendencias más importantes de los próximos primaveras, y considera que puede revolucionar numerosos sectores de la población.

No sería una sorpresa, por lo tanto, que las grandes del sector hablen de este tipo de productos, apoyen nuevas iniciativas y busquen formas de hacerla útil para el consumidor.