Microsoft deja oficialmente de dar soporte a Windows Phone

Quizás no has querido reconocerlo pero la que desde hace tiempo ha sido una verdad palpable, hoy es un hecho oficial: la era de Windows Phone ha llegado definitivamente a su fin. Microsoft ha anunciado que finaliza su soporte para Windows Phone 8.1, tres primaveras luego de su presentación (que ocurrió en abril del 2014), lo que significa que, de ahora en delante, tu teléfono con dicho SO no recibirá más actualizaciones de software ni ningún tipo de ayuda técnica en caso de necesitarla. Esta despedida no significa que las ambiciones telefónicas de Microsoft estén por los suelos (te recordamos que Windows 10 Mobile sigue operante), pero sin duda muestra el camino de la firma a seguir y cuáles son sus prioridades.

Windows Phone 7

Windows Phone 7 fue valiente en 2010 como clara respuesta al iPhone y Android. Este extensión estaba llamado a probar que Microsoft podía hacer una plataforma móvil verdaderamente centrada en el consumidor y dejar más de banda el mundo empresarial. Su pantalla de inicio con esos “tiles” o baldosas así como otros medios de la interfaz fueron sin duda un soplo de tonada fresco interiormente del sector, sin bloqueo, la descuido de un hardware más atractivo, el retraso en ciertas prestaciones y el poco apoyo de la comunidad de desarrolladores hicieron que nunca lograra hacer sombra al SO móvil de Apple o al gran robot verde.

Llegó Windows Phone 8 y con este una aggiornamento que daba un gran paso cerca de delante pero que sin bloqueo no todos los dispositivos podían disfrutar. Tras este varapalo, se presentó el sólido Windows Phone 8.1, una propuesta que seguía suponiendo un avance respecto a su sistema, pero que al mismo tiempo continuaba siendo poco progresista respecto a sus competidores. No había mínimo nuevo -y los desarrolladores cada vez le daban más la espalda. A todo esto hay que sumar la malograda asociación entre Microsoft y Nokia, con la importación del negocio de hardware de la marca y una comercialización de teléfonos que acabó por hundir la que en su día parecía una buena idea.

Microsoft ha dejado Windows Phone a confianza de Windows 10 Mobile y ha centrado su enfoque en aplicaciones y servicios, olvidándose claramente de ser un iPhone-killer y convirtiéndose mejor en una extensión de la experiencia de PC de escritorio -le guste a quien le guste. La compañía de Satya Nadella hace tiempo que optó por no obtener el primero en la loca carrera que existe en la industria de telefonía y de momento parece que la cosas le van mejor. Despedirse de Windows Phone era cuestión de tiempo. Y ese acaba de terminar hoy.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales