Lu Kailin, CEO de Thunderobot

Tiene 34 primaveras y casi nada sabe inglés. Se apasionamiento Lu Kailin y es el CEO de Thunderobot, una empresa que reportó unos beneficios de 186 millones de dólares en 2016.

Seguro que cuando se dedicaba a recorrer en moto las calles de Pingdu (China) para entregar neveras no se imaginaría que acabaría siendo el directivo de una de las empresas con mejores proyecciones en el mundo del hardware gaming de la contemporaneidad.

La máquina de entregar neveras

Consiguió su primer trabajo con 22 primaveras. Su delegación era sencilla: entregar muchos frigoríficos. Decidió utilizar su moto para moverse más rápido y atraer puerta por puerta a los potenciales clientes. Se aprendió todo el catálogo de neveras Haier y empezó a hacer visitas en Pingdu, una ciudad de la provincia de Shandong, al este de China.

Trabajaba unas quince horas al día para tener lugar por tantas casas como fuera posible. De hecho, incluso amplió el ganancia de visitas a los pueblos aledaños a Pingdu. A más masa, más posibilidades de entregar productos.

Recorría pequeños pueblos de China en moto para entregar neveras: duplicó ventas en tan solo seis meses

En seis meses tras iniciar en su empleo había duplicado las ventas de neveras Haier en la provincia, lo que llamó mucho la atención internamente de la empresa y le sirvió para ir escalando posiciones, hasta convertirse pocos primaveras a posteriori en directivo de marketing y producto de Haier en China.

El origen poco glamouroso de Thunderobot

Thunderobot Juguete

Ya con una experiencia de diez primaveras en el mundo de la tecnología, Lu analizó de cerca la caída de ventas en el segmento de PCs que se produjo a partir de 2013. ¿Qué estaba fallando? Tras trabajar cercano a su equipo en una investigación de mercado, afirma que se dio cuenta del gran potencial que había en el hornacina de portátiles gaming.

Tan claro lo vio que decidió apuntarse al software de apoyo a startups de Haier, que tiene un historial de financiación y ayuda a más de 180 proyectos, y fundar su propia empresa para entregar portátiles gaming: Thunderobot.

Analizó 30.000 comentarios uno a uno para enterarse qué buscaban los usuarios en los portátiles

Aunque contaba con el apoyo de Haier, no tenía suficiente presupuesto para contratar a una consultora y analizar más en profundidad tendencias de mercado o evacuación en el segmento de portátiles gaming.

Su osadía, aunque poco glamourosa, le dio una visión más aproximada de lo que la masa buscaba en un portátil: entró en JD.com y Tmall, dos de las principales webs de comercio electrónico de China, recopiló 30.000 comentarios y opiniones de usuarios y los analizó uno por uno, manualmente, en tan solo una semana.

Thunderobot 911

Su conclusión fue un portátil que reuniera 13 requisitos, como “buen sistema operativo” o “memoria DRAM suficiente”. Ese enseñanza es el que usó para crear la campaña de crowdfunding del Thunderobot 911, que acabó consiguiendo 4,4 millones de dólares en octubre de 2015. Las primeras 500 unidades que salieron a la cesión vía online se agotaron en cuestión de segundos. Llevado a tierra: consiguieron entregar 385.000 dólares en productos en menos de diez minutos.

El primer portátil de Thunderobot consiguió financiarse con crowdfunding: recaudó 4,4 millones de dólares

Después del crowdfunding y de varias rondas de financiación, Thunderobot se sitúa en una valoración de más de 80 millones de euros. Tiene más de 140 empleados en todo el mundo y aterrizó recientemente en Europa (Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y España) para expandir su negocio más allá de Asia, donde ellos mismos se catalogan como “la marca líder en portátiles gaming”. De hecho, en China ocupan la primera posición en ventas online de PCs gaming.

Su plan es convertirse en la “Marca número 1 en la industria del gaming interactivo” y para ratificar su aspiración han llegado a acuerdos con marcas como Intel, Nvida, Microsoft o Tencent.

El hardware es el primer paso, pero no el final

Wallpaper Grande

Thunderobot ya tiene tres generaciones de productos. En cuanto a portátiles, destaca el Thunderobot ST-Pro, que por 1.699 euros ofrece un procesador Intel Core i7-7700HQ,
una polímero gráfica NVIDIA GTX 1060, 512GB SSD y 16GB RAM. Pero asimismo tienen el sobremesa Thunderobot Vulcan F701 por 2.399 euros, teclados mecánicos como el Thunderobot K70 Black King Kong, mochilas y próximamente asimismo ratones.

Su organización de diferenciación se podio en cesión monopolio online (“porque es donde están nuestros clientes”, según Carlos Patón, Product Manager de ThunderRobot Europa) con entrega garantizada en 48 horas en cualquier punto de Europa y, adicionalmente, en ofrecer una atención al cliente a distancia 24 horas al día y los siete días a la semana. Y Patón nos matiza: “no se trata de una centralita que lleva otras marcas, sino un equipo especializado en tecnología e informática”.

eSports, software y entretenimiento son otras de las apuestas de Thunderobot

Por otro banda, no basan exclusivamente su negocio en el hardware. Hace poco crearon su propio equipo de eSports para Dota 2, han llegado a un acuerdo para ser en España socios tecnológicos del Valencia CF, tienen varios proyectos en mente con sinceridad imaginario y, adicionalmente, desarrollaron Shenyou.TV, una especie de Twitch que está triufando en China (el propio Twitch está bloqueado en todo el país).

¿Acabará Lu Kailin haciendo que se vendan portátiles gaming Thunderobot como aquellas neveras?

En Xataka | Así son los PCs de sobremesa y portátiles gaming en 2017: jugar en 4K y a 144 Hz es el reto


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales